• Los Niños Pequeños Corren Más Riesgo de Sufrir Quemaduras Químicas en los Ojos

    Escrito por Celia Vimont
    Nov. 22, 2016

    Los niños pequeños están en mayor riesgo de sufrir daño ocular por quemaduras clínicas que los adultos que trabajan, según un nuevo estudio. Los productos de limpieza para el hogar son los mayores culpables de las lesiones oculares en niños de 1 y 2 años.

    Los investigadores pensaban que los adultos jóvenes en edad laboral estaban en mayor riesgo de sufrir quemaduras químicas en los ojos. Era algo que se creía comúnmente en la comunidad oftalmológica debido a los peligros que enfrentan los ojos de los adultos en situaciones laborales. El nuevo estudio determinó que los niños de 1 año tienen un riesgo dos veces mayor de sufrir quemaduras oculares que las personas de 24 años. Los niños pequeños tienen un riesgo 13 veces mayor que los de 7 años de sufrir quemaduras químicas en los ojos.

    Los investigadores analizaron datos de cuatro años de más de 900 servicios de urgencia en los Estados Unidos. Se presentaron más de 144.000 casos de urgencia relacionados con quemaduras químicas en los ojos en todo el país entre el 2010 y el 2013, según datos de ese estudio. Las lesiones más frecuentes se produjeron en el hogar.

    Las sustancias químicas son especialmente peligrosas para los ojos porque siguen quemando el ojo después de entrar en contacto con él. Puede producir daño permanente a las estructuras internas del ojo.

    Según el director del estudio, el oftalmólogo, Dr. R. Sterling Haring, DO, MPH, del Colegio de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins, quien, en un comunicado de prensa indicó que, "Estos niños no manejan sustancias químicas de las que se encuentran en el campo laboral. Sus lesiones se deben en su mayoría a que tienen sustancias químicas como limpiadores domésticos mal almacenados, al alcance de sus manos".

    A fin de evitar las quemaduras químicas en los ojos de los pequeños, los padres deben mantener los limpiadores domésticos y otros productos químicos fuera del alcance de los niños, sostiene el Dr. Haring. Deben mantenerse con llave en la alacena de los limpiadores o de lo contrario, deben guardarse en estantes altos. "Son lesiones que se pueden presentar en un instante”, sostiene. "Mantener las sustancias químicas y los limpiadores que se utilizan en el hogar fuera del alcance de los niños es la mejor forma de poner fin a este problema".

    Los frascos atomizadores son especialmente atractivos para los pequeños, son fáciles de accionar, y son uno de los principales problemas cuando de quemaduras en los ojos se trata, según un informe de la revista Time.

    Si cae alguna sustancia química en el ojo de un niño o un adulto, es necesario lavarlo con abundante agua. Un oftalmólogo debe examinar el ojo a la mayor brevedad.

    La Academia Americana de Oftalmología tiene los siguientes consejos de primeros auxilios que deben tenerse en cuenta mientras se busca atención médica para cualquier tipo de lesión ocular:

    • NO toque, frote ni haga presión en el ojo.
    • NO intente sacar ningún objeto que haya entrado al ojo. Para residuos pequeños, levante el párpado superior y pídale al niño que parpadee rápidamente para ver si las lágrimas logran expulsar la partícula. De no ser así, el ojo debe mantenerse cerrado mientras se busca tratamiento.
    • No aplique ungüentos ni medicamentos en el ojo.
    • Una herida cortante o punzante debe cubrirse suavemente.

    La Academia ofrece además consejos de seguridad para evitar lesiones oculares en el hogar.