Some areas of AAO.org are temporarily unavailable. We apologize for the inconvenience and are working to restore access.

  • ¿La Preeclampsia Durante el Embarazo Aumenta el Riesgo para la Salud Ocular de la Madre?

    Escrito por Reena Mukamal
    Revisado por Rebecca J Taylor MD
    Apr. 12, 2017

    Un estudio publicado en Obstetrics and Gynecology sugiere que la preeclampsia puede estar asociada con enfermedad de la retina en la madre, más adelante en la vida. La preeclampsia es una complicación del embarazo caracterizada por hipertensión y grandes cantidades de proteína en la orina. Según este estudio, entre más severa sea la preeclampsia y más temprano su inicio, es más posible su asociación con un riesgo aún mayor.

    La Academia Americana de Oftalmología se preocupa por la forma como se realizó este estudio y por sus conclusiones. Por el momento, no hay razón para sugerir ningún cambio en el cuidado de los ojos para las mujeres embarazadas ni en el seguimiento de las mujeres que hayan tenido preeclampsia en el pasado.

    El embarazo puede producir cambios transitorios en la visión de las madres, incluyendo ojo seco y una leve miopía. La preeclampsia, que se presenta en 3 a 5 por ciento de las embarazadas, puede resultar en significativos cambios en los ojos, como enfermedad de la retina e incluso desprendimiento de retina.

    Las recomendaciones de la Academia Americana de Oftalmología no han cambiado: Las madres embarazadas o aquellas con historia de preeclampsia deben ser conscientes de los cambios en su visión y comunicarse con su médico si les preocupan. La enfermedad de la retina puede manifestarse con síntomas que incluyen:

    • Visión borrosa
    • Puntos en la visión o áreas que se perciben como blancas o grises
    • Destellos de luz
    • Pérdida de la visión del color
    • Pérdida de la visión central o periférica
    • Cortina o sombras en el campo visual
    • Pérdida total de la visión

    Todas las mujeres deberán hacerse un examen oftalmológico para definir una línea de base de su visión para cuando tengan 40 años. Las diabéticas deben hacerse exámenes anuales para enfermedades de la retina y otras enfermedades oculares, cualquiera que sea su edad. Su oftalmólogo también puede recomendarle un programa de exámenes basado en los datos específicos de su caso.