• Nueva Tecnología Ayuda a Quienes Son Legalmente Ciegos a Ser Más Independientes

    Escrito por Celia Vimont
    Revisado por Elad Moisseiev, MD
    Mar. 20, 2017

    Un nuevo dispositivo portátil que se adapta a los anteojos puede reconocer letra impresa, dinero, productos y rostros y puede ayudar a quienes tienen baja visión, según lo sugiere un nuevo estudio. El dispositivo, conocido como OrCam, utiliza una cámara miniatura que descifra texto y “lo lee” a la persona a través de un audífono.

    La OrCam puede programarse para reconocer texto, dinero y productos específicos, según informes de los investigadores a JAMA Ophthalmology.

    La baja visión es una pérdida de visión que puede ser producida por enfermedades oculares como degeneración macular, glaucoma, retinopatía diabética y retinitis pigmentosa. También puede ser producida por lesiones oculares. Según el National Eye Institute, cerca del 45 por ciento de todos los casos de baja visión son producidos por degeneración macular relacionada con la edad. La baja visión hace que sea difícil realizar las actividades diarias como leer, escribir, reconocer rostros, ver televisión, hacer compras y conducir.

    El Dr. Elad Moisseiev, de la Universidad de California en Davis, coautor del estudio, señaló que las personas con baja visión suelen utilizar lupas electrónicas manuales que pueden ser incómodas. “Es importante que el público conozca los esfuerzos que se llevan a cabo para ayudar a los pacientes cuya baja visión no puede mejorarse por intervenciones médicas y que sepan que este novedoso tipo de tecnología es una de dichas opciones”, informó el Dr. Moisseiev.

    El estudio incluyó 12 personas legalmente ciegas. Ensayaron la OrCam, un dispositivo óptico de reconocimiento de caracteres, que el usuario activa presionando un botón o golpeando sobre el dispositivo. Un cable conecta la OrCam a un pequeño paquete que contiene la batería y la computadora del dispositivo, que el usuario puede llevar en el bolsillo o enganchado a un cinturón.

    OrCam device: camera mounted on glasses, with mini computer connected by a cable.
    El dispositivo OrCam.

    Los participantes utilizaron el dispositivo mientras realizaban una prueba de 10 puntos que incluía leer un periódico, un e-mail, un menú, una carta y un libro. Utilizaron también la OrCam para ayudarles a reconocer las denominaciones del dinero y distintas marcas de cereales.

    Sin el uso de la OrCam, ninguno de los participantes podía leer un mensaje en un teléfono inteligente o una tableta. Tampoco podían leer un artículo del periódico, un menú, una carta o la página de un libro. Once podían reconocer las denominaciones del dinero. Ocho podían ubicar una habitación en un corredor utilizando señales colocadas en la pared. Siete podían diferenciar cajas de cereal de tamaño y forma similar.

    Con el uso de la OrCam, todos los participantes pudieron realizar nueve de las 10 tareas de la prueba. Todos los participantes utilizaron también el dispositivo por una semana durante sus actividades diarias. Sólo una personas tuvo un problema técnico y ese incidente se resolvió fácilmente. Los participantes dijeron que la OrCam era fácil de entender y de usar.

    En una segunda parte del estudio, los investigadores evaluaron a siete de los participantes que utilizaban otras ayudas para baja visión. Su desempeño de las tareas fue mejor cuando utilizaron la OrCam comparado con el que lograban con las otras ayudas.

    El Dr. Moisseiev señaló que los dispositivos para baja visión antes probados eran más incómodos o no eran portátiles. “Este dispositivo representa un nuevo avance en la evolución de dispositivos de asistencia para pacientes con baja visión”, informó a la Academia. Los hallazgos pueden ayudar a los oftalmólogos a “asesorar a los pacientes con baja visión que no pueden ser tratados con medios médicos o quirúrgicos, ofreciéndoles así, algo que podría mejorar su funcionalidad y su calidad de vida”.

    La OrCam está comercialmente disponible en los Estados Unidos. Tiene un costo que varía entre los $2.500 y $3.000.

    Hay varios recursos y dispositivos para ayudar a quienes tienen baja visión a disfrutar de un amplio rango de actividades y pasatiempos, incluyendo ayudas para baja visión que pueden hacer que las cosas se vean más claras y más grandes. Para hablar con un médico acerca de su visión, encuentre un oftalmólogo cerca de usted.