• Un estudio encuentra que el ejercicio puede evitar enfermedades oculares

    Escrito por Reena Mukamal
    Mar. 04, 2021

    El ejercicio regular puede adelgazar su cintura y mejorar su estado de ánimo. Ahora, un nuevo estudio sugiere que el ejercicio también lo puede proteger contra el daño ocular. Esto podría ayudar a prevenir la degeneración macular relacionada con la edad (DMRE), una de las principales causas de pérdida de la visión entre las personas de 50 años o más.

    Los hallazgos respaldan afirmaciones anteriores de que el ejercicio previene enfermedades oculares graves como la DMRE, el glaucoma y la retinopatía diabética. Pero a diferencia de estudios anteriores que examinaron el riesgo de enfermedad entre las personas que informaron sobre su ejercicio, el nuevo estudio analiza directamente los efectos de la actividad física en los ojos.

    Según el Dr. J. Kevin McKinney, MPH, oftalmólogo y portavoz de la Academia, "El nuevo estudio es emocionante, porque respalda hallazgos anteriores con evidencia de laboratorio, que sugiere un vínculo entre el ejercicio y la prevención de la DMRE".

    El ejercicio promueve la salud de los vasos sanguíneos del ojo

    Los investigadores estudiaron dos grupos de ratones: un grupo tenía acceso a una rueda de ejercicio, mientras que el otro grupo no. Después de cuatro semanas, los investigadores trataron el ojo del ratón con láseres para simular los cambios que ocurren en humanos con pérdida de visión relacionada con la edad. Después de este tratamiento, los ratones físicamente activos tenían hasta un 45% menos de daño ocular que los ratones no activos.

    El estudio sugiere que el ejercicio aumenta la capacidad de recuperación del ojo. El ejercicio puede protegerlo contra el crecimiento excesivo de los vasos sanguíneos, que ocurre en afecciones oculares como el glaucoma neovascular, la DMRE y la retinopatía diabética.

    La actividad física regular promueve la salud ocular

    Los científicos todavía están trabajando para comprender cómo el ejercicio protege el ojo humano. Sus descubrimientos podrían desbloquear tratamientos para una serie de afecciones oculares.

    Pero por ahora, está claro que el ejercicio puede evitar algunas afecciones oculares. Y si ya tiene una enfermedad, el ejercicio puede ayudarlo a controlarla mejor. Un estudio encontró que las personas que realizaban ejercicio físico moderado tenían un 25% menos probabilidades que las personas inactivas, de desarrollar glaucoma. En las personas que ya tienen glaucoma, el ejercicio regular puede reducir la presión intraocular y mejorar el flujo sanguíneo a la retina y al nervio óptico. La actividad física también puede ayudar a las personas con diabetes a mantener su enfermedad bajo control. Eso reduce el riesgo de complicaciones, incluida la retinopatía diabética, la principal causa de pérdida de la visión entre los adultos en edad laboral.

    ¿Cuánto ejercicio debe practicar?

    El nuevo estudio refuerza la recomendación de que el ejercicio moderado y regular es bueno para la salud. El CDC, la OMS y la Asociación Americana del Corazón recomiendan 150 minutos de ejercicio aeróbico moderado por semana. Eso equivale a unos 30 minutos al día, 5 días a la semana. Esto puede incluir caminar, montar en bicicleta, nadar, bailar e incluso hacer jardinería activa. La actividad física constante puede ayudarlo a usted y a sus ojos a mantenerse saludables.