• El Diagnóstico Oportuno del Glaucoma Evita que una Mujer se Quede Ciega

    Dr. Song and Christine look at a diagram in the doctor's office.
    Dra. Julia Song utiliza un póster educativo para explicar a Christine Chapman su afección oftalmológica.
    Foto cortesía de Jenny Sherman: Jenny Sherman Photography

    Escrito por Susanne Medeiros y Beatrice Shelton
    Jul. 10, 2017

    Historia Familiar Conocida Ofrece Señales de Advertencia

    Christine Chapman sabía que estaba en riesgo de desarrollar glaucoma. Su madre había perdido gran parte de su visión por esta enfermedad ocular. Cuando su propia visión comenzó a fallar, comenzó a entrar en pánico e inmediatamente llamó a su aseguradora de salud. La espera para ser atendida por un oftalmólogo — un doctor especializado en el cuidado médico y quirúrgico del ojo — fue un sorprendente período de seis meses. Sin embargo, ella era consciente del tipo de glaucoma que tenía su madre y sabía que podía convertirse en una emergencia médica.

    Tenía que haber una mejor opción. La encontró en el Programa EyeCare America® de la Academia Americana de Oftalmología.

    “Busqué por todas partes para ver si podía obtener ayuda. Necesitaba un examen de inmediato. Algo estaba mal y simplemente no podía esperar”, dijo Christine. “Así fue como me enteré de EyeCare America”.

    Christine sits with her grandson.
    Christine con su nieto.

    EyeCare America ofrece exámenes médicos oftalmológicos, por lo general gratuitos, a pacientes elegibles, a través de una red de cerca de 6.000 oftalmólogos voluntarios. Cerca de 2 millones de personas han recibido ayuda a través de los dos programas de EyeCare America. El programa para personas mayores conecta a personas de 65 años o más con un oftalmólogo voluntario para un examen oftalmológico gratuito por un período de hasta un año, mientras que el programa de Glaucoma ofrece un examen oftalmológico para el glaucoma a personas elegibles en mayor riesgo de presentar glaucoma, con base en su edad, raza e historia familiar.

    Christine llenó un simple cuestionario en línea y supo de inmediato que calificaba para detección gratuita de glaucoma a través de EyeCare America. Pronto recibió una carta por correo informándole que tenía una cita con un especialista en glaucoma, la Dra. Julia Song, en Long Beach, California.

    Los temores de Christine estaban justificados. La Dra. Song le diagnosticó glaucoma de ángulo estrecho. El glaucoma de ángulo estrecho incluye una forma de glaucoma que puede presentarse de forma súbita y dolorosa, como el que experimentó la mamá de Christine o puede progresar en forma lenta y producir daño ocular sin ningún síntoma ni dolor evidente en las etapas iniciales.

    El glaucoma de ángulo estrecho se presenta cuando el iris, la porción coloreada del ojo, es presionada o traccionada hacia adelante. Esto bloquea el sistema de drenaje normal del ojo. Cuando se bloquean las estructuras internas del ojo, la presión intraocular o PIO puede aumentar súbitamente, lo que puede dañar el nervio óptico que trasmite las imágenes del ojo al cerebro.

    Cualquiera que experimente este tipo de inicio súbito de glaucoma de ángulo estrecho debe consultar de inmediato a un oftalmólogo o ir directamente a la sala de urgencias. Con cada ataque, parte de la visión periférica, o visión lateral, podría perderse. Normalmente, se requiere cirugía para detener el ataque súbito y, como resultado, reducir la presión del ojo.

    Navegación por un Sistema Complejo de Atención de Salud

    La Dra. Song quería practicarle cirugía a Christine el mismo día que hizo el diagnóstico. Sin embargo, a diferencia del programa de EyeCare America para personas mayores, el programa de Glaucoma sólo cubre el costo del examen; no el de la cirugía.

    “Quedé aterrada cuando la Dra. Song me hizo el diagnóstico. Siempre había sabido que era posible que tuviera glaucoma, pero jamás pensé que me iba a suceder. No quería perder la vista esperando que mi seguro cubriera una cirugía. Fue algo aterrador, pero la Dra. Song me ayudó en el proceso”. – Christine Chapman

    Como voluntaria de EyeCare America durante más de 10 años, la Dra. Song tiene experiencia en tratar pacientes con poco o ningún acceso a la atención de salud. Es una guía indispensable para navegar con los pacientes a través del sistema de salud. Comenzó a trabajar de inmediato remitiendo a Christine a otros recursos.

    “Considero que es confuso, para mí y para mis pacientes, saber cómo manejar los trámites con las compañías de seguros y la cobertura de los servicios médicos, así como la cobertura de Medicare”, señala la Dra. Song. “Si puedo ayudarles dándoles información, lo hago”.

    Christine comenzó con su médico de atención primaria y de nuevo se le dijo que tenía que esperar seis meses para una cita. Consideró otras opciones e incluso se inscribió para seguro de salud bajo la Ley de Atención Médica Accesible. Por último, utilizó el diagnóstico que le hiciera la Dra. Song y su recomendación de que fuera sometida a cirugía ese mismo día para lograr que la compañía de seguros aprobara una fecha más temprana para su cirugía. Sería operada seis semanas después en el Martin Luther King, Jr. Community Hospital de Los Angeles.

    “Quedé aterrada cuando la Dra. Song me hizo el diagnóstico. Siempre había sabido que era posible que tuviera glaucoma, pero jamás pensé que me iba a suceder”, dice Christine. “No quería perder la vista esperando que mi seguro cubriera una cirugía. Fue algo aterrador, pero la Dra. Song me ayudó en el proceso”.

    “Estoy muy agradecida con EyeCare America. Sólo saber que podía recibir un examen gratuito significaba que avanzaría en el proceso de tratar la enfermedad”. – Christine Chapman

    Agradecida con EyeCare America

    La cirugía fue exitosa. Ahora Christine tiene buena visión y una perspectiva positiva. Pero no puede contener las lágrimas cuando piensa en la experiencia que tuvo que pasar su madre. En un momento dado, la mamá de Christine quedó ciega. La cirugía le ayudó a recuperar parte de su visión pero siempre tuvo visión limitada.

    “Cuando mamá quedó ciega, la llevé a su primera cirugía, recuerdo lo asustada que estaba”, dice Christine. “No veía en absoluto. Es difícil ver así a la mamá”.

    Dra. Julia Song en su consultorio.

    Christine tendrá que seguir consultando a un oftalmólogo cada seis meses durante toda su vida. La Dra. Song dice que un examen oftalmológico periódico puede evitar que se presenten otros problemas.

    Dr. Song stands with her diplomas in her office.
    Dr. Julia Song in her office.

    Christine tendrá que seguir consultando a un oftalmólogo cada seis meses durante toda su vida. La Dra. Song dice que un examen oftalmológico periódico puede evitar que se presenten otros problemas.

    “EyeCare America es un buen programa”, dice la Dra. Song, quien también ha sido voluntaria de programas de atención de salud en otros países. “Considero que los Estados Unidos ofrecen un buen programa de cubertura en comparación con la atención disponible en otros países que he visitado en los últimos años. Hay muchos programas que son difíciles de manejar. Sin embargo, EyeCare America puede ayudar a las personas que no saben qué hacer”.

    Sin la guía de la Dra. Song, Christine dice que probablemente no hubiera logrado la cirugía lo suficientemente pronto como para salvar su vista.

    “Quedé muy agradecida sólo de saber que podía obtener un examen gratuito. Si uno tiene un ataque de glaucoma y no logra la cirugía, no habrá probabilidad de salvar la visión”, sostiene Christine. “El glaucoma no tiene síntomas de advertencia. Es aterrador pensarlo pero es importante tenerlo en cuenta”.