• La cirugía de glaucoma evita que una mujer permanezca en la oscuridad por el resto de su vida

    Peggy Wellman laughs with Dr. Chasidy Singleton, who saved Peggy's remaining vision from glaucoma.
    Peggy Wellman sonríe con la doctora Chasidy Singleton, quien la salvó de quedar ciega por glaucoma.

    Escrito por Susanne Medeiros
    Jan. 27, 2018

    Cuando Peggy Wellman se dio cuenta de que tenía problemas para ver, fue al Hospital General de Nashville pensando que necesitaba cambiar de anteojos. Sin embargo, su oftalmóloga, la doctora Chasidy Singleton, le diagnosticó una grave enfermedad oftalmológica que no se puede resolver con anteojos. La señora Wellman estaba perdiendo poco a poco su visión debido al glaucoma. Para cuando la doctora Singleton la examinó, ya había perdido el 90 por ciento de su visión periférica en un ojo y 80 por ciento en el otro ojo.

    El glaucoma es una de las principales causas de ceguera y afecta a cerca de 2,2 millones de personas en Estados Unidos. Para el año 2020, se espera que esa cifra se haya disparado en 50 por ciento para alcanzar 3,4 millones.

    Debido a que al comienzo no hay síntomas, cerca de la mitad de quienes tienen glaucoma no lo saben. La señora Wellman quedó devastada. Tiene 62 años y acaba de pensionarse. Abrumada con el diagnóstico, la señora Wellman no pudo contener el llanto durante su primera cita con la doctora Singleton. “Simplemente no parecía que fuera algo real”, dijo.

    Con pocas excepciones, quienes tienen glaucoma suelen sentirse muy bien. No tienen dolor. No tienen los ojos rojos ni irritados. Esto se debe a que la enfermedad progresa lentamente. Comienza por destruir poco a poco la visión periférica. Debido a por lo general nadie nota la pérdida de visión periférica, un paciente puede perder casi toda la visión periférica antes de darse cuenta de que tiene glaucoma. La visión central, la que se utiliza para leer, conducir o ver televisión, sólo comienza a afectarse cuando la enfermedad está ya muy avanzada. Cuando se pierde la visión por glaucoma, no se puede recuperar.

    "No puedo devolverle la visión que ya ha perdido, pero puedo ayudarle a que no pierda la visión que le queda” – doctora Chasidy Singleton

    Si se detecta temprano, el glaucoma puede tratarse con gotas oftálmicas o con un tratamiento de láser que se practica en el consultorio. Sin embargo, en casos avanzados, puede requerirse cirugía para retardar la pérdida de la visión y evitar daño adicional. Una de las familiares de la señora Wellman está ciega debido a esa enfermedad. Ella se sentía muy bien y no quería aceptar la gravedad de su enfermedad, por lo que se negó a someterse a cirugía.

    Al igual que su pariente, la señora Wellman dudó mucho acerca de someterse a la cirugía, pero la doctora Singleton logró ganarse su confianza al ser muy sincera y tratarla con respeto. “Le dije que no le podía devolver su visión”, dice la doctora Singleton. “Pero sí puedo ayudarle a que mantenga la visión que aún le queda para que pueda vivir normalmente su vida como todos los demás”.

    La doctora Singleton cumplió su palabra. Ahora la visión de la señora Wellman está estabilizada después de la cirugía de glaucoma. La doctora Singleton también le operó las cataratas, lo que mejoró la visión central de la señora Wellman dejándola con una visión de 20/40. Aunque sigue abrumada por su diagnóstico, ha tomado el control de su salud y espera pensionarse.

    Peggy Wellman, whose remaining vision was saved from glaucoma by Chasidy Singleton, MD.
    Peggy Wellman después de su tratamiento para el glaucoma.

    El Glaucoma Ataca más Temprano a los Afroamericanos y Su Progreso es más Rápido

    El glaucoma afecta con mucha más frecuencia a los afroamericanos. Es de seis a ocho veces más común entre este grupo étnico que entre los blancos. Además, el glaucoma comienza en ellos unos 10 años más temprano y su avance es más rápido, lo que hace que la detección temprana y el tratamiento del glaucoma sea mucho más importante en los miembros de este grupo étnico, la pérdida de la visión por glaucoma es unas seis veces más común. A qué se debe esta diferencia? La investigación demuestra que, genéticamente, los afroamericanos son más propensos de sufrir glaucoma, por lo que, en ellos, es aún mas importante detectar y tratar el glaucoma de forma temprana.

    También es más alto el riesgo en los hispanos, al igual que en las personas de más de 60 años, en los diabéticos y en los que tienen historia familiar de glaucoma. Quienes tienen alto riesgo de glaucoma deben someterse a un examen ocular completo con dilatación de pupila al menos cada dos años.

    Para la doctora Singleton no es raro ver pacientes como Peggy Wellman en el Hospital General de Nashville, un hospital comunitario que atiende a personas de bajos recursos sin cobertura adecuada de servicios de salud. Es frecuente que los pacientes lleguen al consultorio del oftalmólogo ignorando que tienen una enfermedad que puede dejarlos ciegos. Quedan, entonces, abrumados al enterarse de lo avanzada que está ya la enfermedad y saber que han perdido gran parte de su visión, habiendo podido evitarlo.

    “Simplemente no parecía que fuera algo real” - Peggy Wellman

    La doctora Singleton atendió recientemente a una de las primas de la señora Wellman que llegó para un examen oftalmológico completo porque es diabética, lo que también puede deteriorar su visión. La doctora Singleton tuvo que darle la misma noticia que le dio a la señora Wellman. Decirle que tiene un nivel avanzado de glaucoma y que ha sufrido una significativa pérdida de la visión. Ella ni siquiera lo sospechaba.

    Chasidy Singleton, MD, takes notes in Nashville General Hospital, after treating Peggy Wellman for glaucoma.
    La doctora Singleton en el Hospital General de Nashville

    Mejora el Acceso a la Atención Médica

    Los genes no son la única razón por la cual algunas minorías raciales y étnicas son más propensas a quedar ciegas por causa del glaucoma. La dificultad para acceder a servicios de salud es también un factor importante. Un estudio publicado este año muestra que inclusive cuando un paciente tiene cobertura de servicios de salud a través de Medicare, muchos americanos y personas de color de bajos recursos, con glaucoma, reciben menos atención que otros. Muchos de ellos nunca se han sometido a exámenes vitales de detección de glaucoma en sus etapas iniciales, cuando se puede preservar la visión. Es un problema complejo debido a múltiples causas, entre ellas, la falta de confianza en la comunidad médica y la falta de conciencia de la gravedad de la enfermedad.

    La doctora Singleton aborda el problema yendo a las iglesias y a las ferias de salud para crear conciencia sobre la importancia de los exámenes oftalmológicos periódicos. “Tenemos que ser activos en la comunidad”, sostiene la doctora Singleton. “Eso es difícil para nosotros como médicos porque no tenemos mucho tiempo. Pero tenemos que sacar el tiempo si nos preocupa lo que les puede estar pasando a quienes nos rodean”.

    La doctora Singleton no solo se preocupa de los pacientes, establece relaciones con ellos. “Para mí es un privilegio trabajar con estas personas e informarles sobre este tema”, dice la doctora Singleton. “Les doy las gracias por permitirme cuidarlos y por confiar en mí. No es algo que estén obligados a hacer y eso ayuda a relacionarnos con los pacientes”.

    El Glaucoma es una Enfermedad que se da en Algunas Familias, y Eso Debe Saberse

    Ahora que la señora Wellman ya sabe más acerca del glaucoma, ha ayudado a educar a su familia sobre la enfermedad. Su hijo de 35 años ya se está haciendo exámenes regulares para detectar glaucoma. Sabe que aunque no tiene dolor, eso no significa que no tenga la enfermedad.

    Las personas de 65 años o más que se preocupen que por el riesgo de desarrollar glaucoma pueden ser elegibles para un examen médico y hasta un año de atención gratuita a través de EyeCare America, un programa de servicio público de la Academia Americana de Oftalmología que pone en contacto a oftalmólogos voluntarios con pacientes elegibles que requieren ayuda a lo largo y ancho de Estados Unidos. Desde 1985, EyeCare America ha ayudado a más de 1,8 millones de personas. Además, quienes están en mayor riesgo de glaucoma pueden ser elegibles también para un examen de glaucoma a través de EyeCare America.

    Por otra parte, Medicare ofrece un examen oftalmológico con dilatación de pupila al año para beneficiarios de Medicare mayores de 65 años, en alto riesgo de glaucoma. Las personas elegibles para este servicio son los diabéticos, con historia familiar de glaucoma o los afroamericanos mayores de 50. Para mayor información, puede comunicarse con al (800)-MEDICARE o al 800-633-4227. Muchas escuelas de medicina universitarias ofrecen también descuentos en estos servicios para quienes califiquen. Pregunte al respecto en su universidad local.