• ¿Qué es la cirugía de Mohs?

    Read in English:
    Escrito por
    May. 21, 2021

    La cirugía de Mohs es un procedimiento que se utiliza para extirpar el cáncer de piel. Dado que la cirugía extirpa solamente tejido con células cancerosas, se usa habitualmente en áreas del cuerpo en las que es importante minimizar la extirpación de tejido sano. En el área ocular, la cirugía de Mohs extirpa el cáncer de células escamosas y de células basales que se encuentra en los párpados o alrededor de los ojos.

    El cáncer de células basales es el tipo más frecuente de cáncer de piel. El cáncer de células basales crece en las capas más profundas de la piel. Casi siempre se produce por la exposición a la luz solar. El cáncer de células escamosas es el segundo tipo más frecuente de cáncer de piel. Crece justo debajo de la capa más externa de la piel. Ambos tipos de cáncer, el de células escamosas y el de células basales, se tratan mejor cuando se detectan temprano.

    En ocasiones se utiliza la cirugía de Mohs para extirpar un melanoma, una forma más agresiva de cáncer de piel, pero el melanoma se encuentra más frecuentemente dentro del ojo que en el párpado.

    ¿Qué sucede durante una cirugía de Mohs?

    La cirugía micrográfica de Mohs es una técnica especial que utiliza la habilidad del médico, bajo anestesia local, para extirpar el cáncer de piel. En la mayoría de los casos, el cirujano realiza esta cirugía en su consultorio.

    Usted estará despierto durante todo el procedimiento, pero el cirujano que realiza la cirugía de Mohs podrá administrarle un medicamento para ayudarlo a relajarse. El cirujano primero le adormecerá la piel alrededor del área cancerosa, para que no pueda sentir nada. Luego extirpará cualquier área sospechosa con una capa de tejido circundante. El cirujano examina este tejido con un microscopio. Si hay alguna célula cancerosa presente, el médico le extirpará otra capa adyacente. El cirujano repite el proceso hasta que ya no detecte ninguna célula cancerosa en el microscopio. La cirugía generalmente dura unas pocas horas.

    Dado que el cirujano examina el tejido que se extrae, la cirugía de Mohs reduce la necesidad de extirpar tejido sano. Esta cirugía tiene como objetivo permitir la extracción completa del cáncer de piel mientras que crea sólo un pequeño defecto de tejido. Esto permite obtener una mejor cicatrización de la herida y mejores resultados cosméticos. El cirujano también podrá conversar con usted sobre opciones de cirugía reconstructiva, según el tamaño y la ubicación del cáncer que extirparon. Si el defecto se encuentra en la cara, los párpados o el ojo en sí, un oftalmólogo especialmente capacitado podrá asistir en esta reconstrucción.

    Después del procedimiento, los cirujanos lo monitorizarán para asegurarse de que está sanando adecuadamente.