• La toxina botulínica (Botox) para las arrugas faciales

    Escrito por
    Apr. 28, 2021

    ¿Por qué utilizar la toxina botulínica para las arrugas faciales?

    Las primeras señales del envejecimiento suelen ser arrugas alrededor de los ojos, la frente, las mejillas y los labios. Las arrugas son una característica normal de la cara, pero muchas personas sienten que las arrugas las hacen verse cansadas o mayores.

    Fotografía de arrugas en la frente antes de la inyección de toxina botulínica
    Arrugas en la frente antes de la inyección de toxina botulínica

    Para reducir la aparición de arrugas, algunas personas eligen inyectarse toxina
    botulínica. Estas inyecciones a menudo se conocen por el nombre de su marca, como
    Botox®, Dysport®,  Xeomin®, y Jeuveau®. Las inyecciones relajan determinados músculos de la cara, y
    algunas arrugas se notan menos durante un tiempo.

    Tipos de arrugas

    Fotografía de arrugas en la frente despues de la inyección de toxina botulínica
    Después del tratamiento las arrugas se reducen de manera importante, incluso cuando el paciente contrae los músculos faciales.

    Existen dos tipos de arrugas: las arrugas dinámicas y las líneas y arrugas muy tenues.

    Las arrugas dinámicas se producen por el movimiento de los músculos de la cara cuando uno sonríe, se ríe o entrecierra los ojos. A menudo se encuentran alrededor de los labios, en la frente y entre las cejas. También están las “patas de gallo” en la esquina de los párpados. Todos nacemos con arrugas dinámicas. A medida que envejecemos, estas arrugas se profundizan y son más fáciles de ver. La toxina botulínica puede utilizarse para hacer que estas arrugas dinámicas sean menos visibles.

    Las líneas y arrugas muy tenues se forman cuando comienza a disminuir la cantidad de colágeno de la piel. El colágeno es una proteína que se encuentra apenas por debajo de la piel y entre las capas profundas de esta. El envejecimiento y el daño ocasionado por el sol pueden producir la disminución del colágeno. Esto hace que la piel de la cara se estire y se caiga, lo cual crea arrugas tenues. La toxina botulínica no elimina las líneas y arrugas tenues. Sin embargo, existen otras maneras de reducir su aparición.

    ¿Cómo funciona la toxina botulínica (Botox) trabajar?

    La toxina botulínica es producida por un tipo específico de bacteria. En grandes cantidades, puede ser venenosa. Sin embargo, solo se utilizan dosis pequeñas y débiles de toxina botulínica para reducir las arrugas faciales.

    Cuando se inyecta, la toxina botulínica bloqueadeterminadas señales nerviosas que producen la contracción de los músculos. Los músculos se relajan, con lo cual se reducen las arrugas. Este efecto dura aproximadamente entre 3 y 6 meses. Luego, los músculos vuelven a moverse y las arrugas reaparecen.

    Fotografía de patas de gallo antes de la inyección de toxina botulínica
    Patas de gallo antes de la inyección de toxina botulínica

    Al inyectarle toxina botulínica, es posible que el médico primero frote una crema anestésica en el área para adormecerla. Luego, inyectará el medicamento en determinados músculos faciales. Esto solo tarda unos minutos y se puede hacer en el consultorio del médico. Consulte con su médico acerca de las actividades que deben evitarse inmediatamente después del tratamiento.

    Durante la primera semana de su tratamiento, usted notará que sus músculos comienzan a relajarse y menos líneas faciales y arrugas. Este efecto desaparece en un período de 3–6 meses.

    Fotografía de patas de gallo después de la inyección de toxina botulínica
    Patas de gallo después de la inyección de toxina botulínica

    Las inyecciones de toxina botulínica generalmente funcionan para la reducción de arrugas.

    En el caso de muchas personas, estas inyecciones ayudan a que las arrugas desaparezcan, pero en otros casos, es posible que el aspecto de las arrugas no cambie. Hable con su médico sobre qué se puede esperar de las inyecciones de toxina botulínica. Él o ella puede darle información sobre otras opciones para la reducción de las arrugas si las inyecciones no surten efecto.

    ¿Quién puede recibir inyecciones de toxina botulínica?

    Para recibir inyecciones de toxina botulínica, debe ser saludable y tener al menos 18 años de edad. Algunas personas no deben recibir inyecciones de la toxina botulínica; por ejemplo, quienes:

    • tengan enfermedades neuromusculares, tales (como la esclerosis múltiple o la miastenia gravis)
    • estén embarazadas o amamantando
    • tengan debilidad en determinados músculos faciales
    • tengan ptosis (párpados caídos), la piel de la cara muy gruesa o facciones asimétricas (cuando las facciones no son iguales en los dos lados de la cara)
    • tengan problemas de la piel cerca del área de la inyección

    Si piensa recibir inyecciones de toxina botulínica, informe a su médico sobre su  historia clínica y sobre cualquier medicamento recetado, vitamina y suplemento herbario que tome.

    ¿Cuáles son algunos efectos secundarios de las inyecciones de toxina botulínica (Botox)?

    Aunque las inyecciones de toxina botulínica pueden ayudar, a menudo producen efectos secundarios u otros problemas de salud. Los efectos secundarios más frecuentes incluyen:

    • dolor de cabeza
    • irritación, lagrimeo o enrojecimiento de los ojos
    • enrojecimiento o aparición de moretones en el área de la inyección. Esto es más probable si usted toma aspirina o anticoagulantes. Unos días antes de recibir una inyección de toxina botulínica, pregunte a su médico si debe dejar de tomar esos medicamentos.

    El consumo de alcohol 24 horas antes del tratamiento incrementa el enrojecimiento y la aparición de moretones en la piel.

    Un efecto secundario menos frecuente pero más grave es la ptosis (párpados caídos). Esto puede dificultar la visión. La ptosis debería desaparecer cuando se disipe la toxina botulínica en un par de meses. Hable con su oftalmólogo sobre otras opciones de tratamiento.

    Para ayudar a disminuir la posibilidad de efectos secundarios, su médico puede recomendarle que use gotas o un ungüento para los ojos después de la inyección de toxina botulínica. También se le puede pedir que se siente derecho (que no se acueste) y que evite aplicar presión en el área del tratamiento durante aproximadamente 4 horas después de la inyección. Además, puede que su médico le recomiende que no haga ejercicio durante las 24 horas posteriores al tratamiento.

    ¿Piensa recibir inyecciones de toxina botulínica para las arrugas?

    Hable con su oftalmólogo, que es cirujano y médico de los ojos. Él o ella conoce sus ojos mejor que nadie, así como los músculos y las estructuras que los rodean.