• La toxina botulínica (Botox) para las arrugas faciales

    Escrito por Kierstan Boyd
    Feb. 15, 2018

    ¿Por qué utilizar la toxina botulínica para las arrugas faciales?

    Las primeras señales del envejecimiento suelen ser arrugas alrededor de los ojos, la
    frente, las mejillas y los labios. Las arrugas son una característica normal de la cara,
    pero muchas personas sienten que las arrugas las hacen verse cansadas o mayores.

    Fotografía de arrugas en la frente antes de la inyección de toxina botulínica
    Arrugas en la frente antes de la inyección de toxina botulínica

    Para reducir la aparición de arrugas, algunas personas eligen inyectarse toxina
    botulínica. Estas inyecciones a menudo se conocen por el nombre de su marca, como
    Botox®, Dysport® o Xeomin®. Las inyecciones relajan determinados músculos de la cara, y
    algunas arrugas se notan menos durante un tiempo.

    Tipos de arrugas

    Fotografía de arrugas en la frente despues de la inyección de toxina botulínica
    Después del tratamiento las arrugas se reducen de manera importante, incluso cuando el paciente contrae los músculos faciales.

    Existen dos tipos de arrugas: las arrugas dinámicas y las líneas y arrugas muy tenues.

    Las arrugas dinámicas se producen por el movimiento de los músculos de la cara cuando uno sonríe, se ríe o entrecierra los ojos. A menudo se encuentran alrededor de los labios, en la frente y entre las cejas. También están las “patas de gallo” en la esquina de los párpados. Todos nacemos con arrugas dinámicas. A medida que envejecemos, estas arrugas se profundizan y son más fáciles de ver. La toxina botulínica puede utilizarse para hacer que estas arrugas dinámicas sean menos visibles.

    Las líneas y arrugas muy tenues se forman cuando comienza a disminuir la cantidad de colágeno de la piel. El colágeno es una proteína que se encuentra apenas por debajo de la piel y entre las capas profundas de esta. El envejecimiento y el daño ocasionado por el sol pueden producir la disminución del colágeno. Esto hace que la piel de la cara se estire y se caiga, lo cual crea arrugas tenues. La toxina botulínica no elimina las líneas y arrugas tenues. Sin embargo, existen otras maneras de reducir su aparición.