• Capacitación y Certificación para Oftalmólogos

    May. 15, 2017

    Educación y Capacitación

    Además de cuatro años de escuela de medicina y un año de internado, todos los oftalmólogos dedican un mínimo de tres años al trabajo de residentes (capacitación intrahospitalaria) en oftalmología. Durante la residencia, el oftalmólogo recibe capacitación especial en todos los aspectos del cuidado ocular, incluyendo prevención, diagnóstico y tratamiento médico y quirúrgico de las afecciones y enfermedades oculares.

    Con frecuencia, un oftalmólogo dedica uno o dos años más a capacitación en una subespecialidad, es decir, en un área específica del cuidado ocular (por ejemplo, glaucoma u oftalmología pediátrica).

    Certificación de la Junta Médica

    Muchos (aunque no todos) oftalmólogos están certificados por la junta. Un oftalmólogo certificado por la junta ha pasado un riguroso examen de dos partes administrado por la American Board of Ophthalmology (Junta Americana de Oftalmología) diseñado para evaluar su grado de conocimiento, experiencia y destrezas.

    Subespecialidades en Oftalmología

    Las siguientes son las subespecialidades en oftalmología:

    • Córnea y Enfermedades Externas: Esta subespecialidad incluye el diagnóstico y manejo de enfermedades de la córnea, la esclera, la conjuntiva y los párpados, que comprenden distrofias de la córnea, infecciones microbianas, tumores conjuntivales y corneales, procesos inflamatorios y manifestaciones del segmento anterior del ojo relacionadas con enfermedades sistémicas. La capacitación en esta área suele incluir cirugía de trasplante de córnea y cirugía de córnea para corrección de errores refractivos.
    • Glaucoma: Esta subespecialidad incluye el tratamiento del glaucoma y otros trastornos que pueden causar daño del nervio óptico al incrementar la presión intraocular. Esta área incluye tratamiento médico y quirúrgico de pacientes tanto pediátricos como adultos.
    • Neuroftalmología: Comprende la relación ente enfermedades neurológicas y oftálmicas, la neuroftalmología también se relaciona con patología local que afecta el nervio óptico y las vías visuales. Más del 50 por ciento de todas las lesiones intracraneanas implican las vías visuales u oculomotoras. Por lo general, la neuroftalmología se practica como una especialidad no quirúrgica, aunque puede combinarse con cirugía del ojo y de la órbita.
    • Patología Oftálmica: La patrología oftálmica incluye capacitación tanto en oftalmología como en patología, por lo general en ese orden. Debido a la combinación particular de destrezas involucradas en esta subespecialidad, suele ser el patólogo oftálmico y no el patólogo general, quien examina las muestra de tejido del ojo y sus anexos.
    • Cirugía Plástica Oftálmica: Esta especialidad de la oftalmología incluye cirugía plástica oculofacial. Combina la cirugía orbital y periocular con cirugía plástica facial e incluye la práctica clínica de estética plástica y cirugía reconstructiva del rostro, la órbita, el párpado y el sistema lagrimal. Con esta combinación particular de destrezas, el oftalmólogo practica cirugía plástica facial, cirugía de párpado, cirugía orbital y cirugía lagrimal.
    • Oftalmología Pediátrica: La mayor parte de la práctica de oftalmología pediátrica tiene que ver con el manejo médico y quirúrgico del estrabismo, la ambliopía, las anomalías genéticas y de desarrollo, así como una amplia gama de afecciones traumáticas, inflamatorias y neoplásticas que se presentan en las dos primeras décadas de la vida. Además, esta subespecialidad maneja las manifestaciones oculares de algunos trastornos sistémicos.
    • Enfermedades Vitreorretinianas: Esta subespecialidad incluye el tratamiento médico y quirúrgico tanto de la retina como de la enfermedad vitreorretiniana. Los tipos de enfermedades tratadas incluyen manifestaciones de enfermedades locales, sistémicas y genéticas que pueden afectar la retina y el vítreo. El diagnóstico implica el uso e interpretación de ultrasonido, angiografía fluoresceínica y electrofisiología. Los métodos de tratamiento incluyen terapia con láser, crioterapia, cirugía para desprendimiento de retina y vitrectomía (extracción del vítreo).