• La luz natural puede beneficiar los biorritmos, el sueño y la salud de las personas mayores

    Escrito por David Turbert
    Nov. 22, 2016

    La investigación para estudiar las interacciones de exposición a la luz, desarrollo de cataratas y la salud de personas de edad avanzada demuestra que las personas mayores pueden tener también más necesidad de luz natural y más dificultad en exponerse a ella que las personas jóvenes. Una parte del espectro de la luz natural, conocida como luz azul, es importante para nuestra capacidad de mantener ritmos biológicos saludables. Éstos se conocen también como ritmos circadianos o biorritmos.

    El cristalino del ojo, al envejecer, pierde gradualmente la capacidad de absorber la luz azul. Cuando el cerebro recibe menos luz azul, produce menos melanina, una sustancia que regula los ciclos de vigilia y sueño. Esto aumenta el riesgo de insomnio y otros problemas de sueño, que pueden ser factores de afecciones graves como depresión y enfermedad cardiaca. Otros estudios han demostrado que cuando las personas mayores se someten a cirugía de cataratas, en la que sus cristalinos son reemplazados por lentes intraoculares, mejoran tanto su patrón de sueño y su estado de ánimo como su visión.

    Se podrían utilizar recomendaciones específicas sobre la forma como la cirugía de cataratas, la exposición a la luz natural y otros métodos son factores que mejoran la salud de las personas mayores, debidamente respaldados por hallazgos médicos científicos.