Some areas of AAO.org are temporarily unavailable. We apologize for the inconvenience and are working to restore access.

  • Cómo Ven los Humanos en Color

    Read in English:
    Escrito por Reena Mukamal
    Aug. 11, 2017

    El color nos ayuda a recordar objetos, influye en nuestras compras y en nuestras sensaciones y emociones. Pero ¿Sabía usted que los objetos no tiene color? Reflejan las longitudes de onda de la luz que el cerebro humano percibe como color.

    El espectro visible de los humanos está entre la luz ultravioleta y la luz roja. Los científicos calculan que los humanos pueden diferenciar hasta 10 millones de colores.

    Cuando la luz golpea un objeto, como un limón, el objeto absorbe parte de esa luz y refleja el resto. La luz reflejada entra al ojo humano primero a través de la córnea, la parte más externa del ojo. La córnea fleja la luz hacia la pupila, que controla la cantidad de luz que entra al cristalino. El cristalino entonces enfoca la luz en la retina, la capa de células nerviosas de la parte posterior del ojo.

    Structure of retina-rods and conesLos Conos Influyen en la Percepción del Color

    La retina tiene dos tipos de células que detectan y responden a la luz — bastoncillos y conos. Estas células, sensibles a la luz, se conocen como fotorreceptores. Los bastoncillos se activan en baja iluminación. Los conos se estimulan en entornos de mayor iluminación. La mayoría de nosotros tenemos unos 6 millones de conos y 110 millones de bastoncillos.

    Los conos contienen fotopigmentos, o moléculas detectoras de color. Normalmente, los humanos tienen tres tipos de fotopigmentos — rojo, verde y azul. Cada tipo de cono es sensible a distintas longitudes de onda del espectro de luz visible.

    Durante el día, la luz que se refleja del limón activa tanto los conos rojos como los verdes. Entonces, los conos envían una señal por el nervio óptico a la corteza visual del cerebro. El cerebro procesa el número de conos que se activaron y la fuerza de su señal. Después de procesar los impulsos nerviosos, se percibe un color — en este caso, amarillo.

    En un entorno más oscuro, la luz reflejada por el limón estimularía únicamente los bastoncillos del ojo. Si sólo se activan los bastoncillos no se ve color, sólo se perciben tonos de gris.

    Las experiencias pasadas que hayamos tenido con los objetos influyen también en la percepción del color. Este fenómeno se conoce como constancia de color. La constancia de color asegura que el color percibido de un determinado objeto permanece aproximadamente igual cuando se ve en distintas condiciones. Por ejemplo, si se ve un limón bajo una luz roja, probablemente lo seguiremos percibiendo como amarillo.

    Anomalías de la Visión de Color

    El daltonismo o ceguera para la percepción del color puede presentarse cuando uno o más tipos de conos no funcionan en la forma esperada. Es posible que estén ausentes, que no funcionen, o que detecten un color distinto del normal. La ceguera del rojo y el verde es la más común, seguida de la ceguera de azul y amarillo. Los hombres son más propensos a la ceguera de color que las mujeres. Los científicos desarrollan actualmente nuevos tratamientos para la ceguera del color.

    Los investigadores calculan que hasta 12 por ciento de las mujeres tienen hasta cuatro tipos de conos en sus retinas, en lugar de tres. Estas personas tienen el potencial de percibir 100 veces más colores que el resto de nosotros.

    Muchos pájaros, insectos y peces tienen cuatro tipos de conos. Con sus distintos conos, pueden ver luz ultravioleta. La luz ultravioleta tiene una longitud de onda más corta de la que el ojo humano puede percibir. Otros animales, como los perros, tienen menos tipos y menos números de conos de manera que es posible que vean menos colores que los que perciben los humanos.