Skip to main content
  • El artista ilustra su pérdida y recuperación de la visión

    Escrito por
    Revisado por Raj K Maturi MD
    Oct. 11, 2023

    Cuando las palabras no logran describir la experiencia de perder la visión debido a una enfermedad ocular, las obras de arte pueden mostrar cómo se ve el mundo, ya que los colores se apagan y la visión se vuelve borrosa. En las últimas obras de Claude Monet, se puede ver cómo las cataratas afectaron su visión, dando como resultado paisajes teñidos de un tinte brumoso y amarillento.  Las últimas pinturas de Edgar Degas están definidas por matices borrosos, probablemente como resultado de una enfermedad de la retina. Entonces, cuando Mark Rouse, un pintor al óleo de 65 años, comenzó a perder la visión como consecuencia de una enfermedad ocular diabética, no dejó de pintar. En su lugar, se inspiró en los maestros impresionistas y creó una serie de cuadros que representan cómo es perder la visión a causa de la retinopatía diabética.

    Pero Mark no se limitó a iluminar la pérdida, sino que también mostró cómo es recuperar la visión. Creó una serie de cuatro pinturas, cada una de las cuales representaba la misma cordillera, pero en diferentes momentos de su recuperación, desde que había sido declarado legalmente ciego hasta  la recuperación de su visión. Es un poderoso mensaje visual que muestra a los diabéticos las ventajas de cambiar el estilo de vida y el milagro de la medicina moderna.

    Diabetes y pérdida de visión

    Así como el 58 por ciento de los diabéticos, Mark no se realizó el examen oftalmológico completo anual. Estos exámenes de la visión son vitales porque pueden detectar enfermedades oculares relacionadas con la diabetes, algunas de las cuales pueden robarle la visión antes de que experimente ningún síntoma.  

    Entonces, cuando la visión de Mark comenzó a deteriorarse, asumió que solo era parte del envejecimiento, y programó una cita con su optómetra para obtener gafas nuevas. Pero el examen reveló que una prescripción más fuerte no iba a arreglar su visión. En lugar de eso, el optómetra remitió de inmediato a Mark a un oftalmólogo — un médico que se especializa en el cuidado médico y quirúrgico de los ojos — quien le diagnosticó retinopatía diabética.

    La retinopatía diabética es la principal causa de ceguera en adultos en edad laboral. Se produce cuando el alto nivel de azúcar en la sangre daña los vasos sanguíneos de la retina, las células sensibles a la luz en la parte posterior del ojo. Los vasos sanguíneos dañados pueden hincharse y tener fugas, causando visión borrosa. Si se detecta a tiempo, se puede prevenir cerca del 90% de la pérdida de la visión causada por la diabetes. Cuando Mark fue a consulta con el oftalmólogo, Dr. Raj Maturi, ya era legalmente ciego. Legalmente ciego significa que, incluso con gafas o lentes de contacto, solo puede leer la primera letra en la parte superior de la tabla de visión, la gran "E". Las personas totalmente ciegas no pueden sentir la luz ni ver nada en absoluto.

    El Dr. Maturi le dijo a Mark que no podía prometer que recuperaría la visión, pero que se aseguraría de que no la perdería más.

    “Fue devastador”, dijo Mark. “Uno siempre piensa que tiene tiempo para hacer cosas. En ese momento, estaba fuera de tiempo. Me di cuenta de que nunca más volvería a pintar”.

    ¿Qué se siente al quedarse ciego? 

    “Yo solía ser un pintor perezoso”, dijo Mark. Pero después del diagnóstico, comenzó a prestar más atención a la belleza que lo rodeaba. Estaba inspirado; el mundo natural sería el nuevo foco de sus pinturas. El nuevo enfoque también requeriría una nueva técnica para ajustarse a su pérdida de visión.

    Para pintar nuevamente, utilizó la misma técnica que usaba para ver la pantalla de su computadora en su trabajo diario: conectó su computadora a su televisor de 55 pulgadas.

    Con su pantalla como un lienzo digital ampliado, Mark utilizó técnicas de pintura tradicionales y herramientas de edición digital para crear arte, una técnica a la que Mark llama "lavados de escaneo". Pintaría el fondo utilizando acuarelas regulares, escanearía el inicio de la pintura a su computadora y luego completaría el resto de la imagen digitalmente.

    Así fue como creó la serie de cuatro pinturas para una muestra de arte con el tema: The Healing Power of Art (El Poder Curativo del Arte).

    “Cada pintura muestra cómo se veía mi visión cada año durante cuatro años de tratamiento, comenzando desde cuando mi visión estaba en su peor momento. Una cosa es decir que las cosas se veían borrosas, y otra es desenfocarlas digitalmente hasta que se vea exactamente como lo recuerdo. Cuando un ojo se recuperaba más rápido que el otro, por ejemplo, tenía visión doble. Se puede ver eso representado en la cima de las montañas en la pintura”, sostiene Mark.

    “Ahora, mi visión es tan buena como lo era en la escuela secundaria”                           

    La recuperación de Mark fue realmente sorprendente. Según el Dr. Maturi, un paciente particular que ingresa con una pérdida avanzada de la visión a causa de la diabetes, suele ver una mejora del 50 por ciento en la visión. Alrededor del 15 por ciento de los pacientes verán resultados como los de Mark.

    El tratamiento de Mark incluyó una serie de inyecciones oculares y nueve cirugías. La decisión de volverse más consciente de su salud también fue vital para su recuperación. En lugar de permitir que sus niveles de azúcar en la sangre varíen, empezó a controlar su nivel de azúcar en la sangre de manera constante y ajustó su dieta según fuera necesario.

    “Recuperar la visión 20/20 no es común, pero puede suceder. Mark es un buen paciente que sigue todas las instrucciones, eso realmente ayudó. Lo que es más importante, acudió a las citas de seguimiento cuando fue necesario”, dijo el Dr. Maturi.

    Además de la dedicación de Mark, el Dr. Maturi confirma que la actitud positiva de Mark, fue un factor importante en el proceso de recuperación. “Mark requirió múltiples tratamientos, pero nunca perdió la esperanza”, dijo el Dr. Maturi.

    Una combinación de esperanza, esfuerzo y medicina produjo una recuperación notable. “Ahora, mi visión es tan buena como lo era en la escuela secundaria”, dijo Mark.

    “Estaba absolutamente impresionado”, dijo el Dr. Maturi sobre la obra de arte de Mark. “Cuando se trabaja tan duro para marcar una diferencia significativa en la vida de alguien salvando su visión o devolviéndole una visión casi perfecta, me hace sentir extremadamente agradecido por la medicina que tenemos hoy. Especialmente cuando esa persona es un artista. En el caso de Mark, le devolvió la vocación”.                                                                         

    Mark continúa creando pinturas digitales utilizando su técnica de escaneo de lavado. Puede encontrar más de su trabajo aquí: www.markrouse.com