• ¿Preocupado por las pupilas dilatadas? Causas y tratamiento

    Escrito por Reena Mukamal
    Aug. 14, 2021

    Sus pupilas dejan que la luz entre en sus ojos para ayudarle a ver con claridad. Están controlados por los músculos del iris, la parte de color del ojo. Las pupilas se ensanchan o dilatan de forma natural en entornos con poca luz, para permitir que entre más luz al ojo.

    Cuando las pupilas se dilatan sin ningún cambio de luz, esto se llama midriasis. La midriasis puede ser causada por muchos factores diferentes, incluyendo medicamentos, lesiones y enfermedades.

    Si nota un cambio repentino en una o ambas pupilas, o si observa que sus pupilas permanecen dilatadas con frecuencia, debe comunicarse con su médico de atención primaria u oftalmólogo para asegurarse de que sus ojos y su visión estén a salvo.

    A continuación, se enumeran algunas causas comunes y raras de la midriasis.

    Medicamentos y drogas

    Hay dos clases de medicamentos que pueden afectar los músculos que controlan las pupilas: midriáticos y anticolinérgicos.

    Los midriáticos o gotas dilatadoras para los ojos, actúan directamente sobre los músculos del iris que cambian la forma de la pupila. Los oftalmólogos los utilizan como parte de un examen de la visión o antes de una cirugía ocular. Los midriáticos pueden causar sensibilidad temporal a la luz brillante, pero rara vez tienen otros efectos secundarios. Así mismo, desaparecen gradualmente después de 4 a 8 horas, pero pueden durar hasta 24 horas.

    Los anticolinérgicos se encuentran en muchos medicamentos de prescripciones diferentes. Este tipo de medicamento afecta tanto a los músculos del iris como al cristalino. A veces puede causar otros efectos secundarios, como visión borrosa y mareo. Los anticolinérgicos prescritos comúnmente incluyen:

    Las drogas recreativas como la cocaína, el éxtasis, el LSD, las metanfetaminas y los hongos psicodélicos también pueden causar midriasis.

    Lesión ocular

    El traumatismo ocular causado por una lesión puede dañar las estructuras del iris que controlan la pupila. Los golpes, las pelotas voladoras o las salpicaduras de productos químicos son ejemplos de lesiones oculares. Las lesiones oculares pueden provocar cambios en la visión o ceguera, por lo que se requiere atención médica inmediata.

    Migraña, lesión cerebral y enfermedad

    • Una lesión en el interior de la cabeza puede provocar una acumulación de presión que daña los nervios del iris. Esto puede causar midriasis en una o ambas pupilas. Las lesiones en la cabeza, los accidentes cerebrovasculares y los tumores pueden causar cambios en el tamaño de la pupila.  
    • El Síndrome de Adie es una enfermedad neurológica poco común que también puede hacer que una o ambas pupilas se dilaten de forma anormal.
    • La parálisis microvascular del nervio craneal (PMNC), o el bloqueo del flujo sanguíneo a ciertos nervios que van al ojo, pueden afectar el tamaño de la pupila y afectar la visión.
    • La midriasis unilateral episódica benigna (MUEB) es otra afección poco común que puede causar asimetría pupilar intermitente. La BEUM está asociada con la migraña.

    Un médico deberá evaluar y diagnosticar estas afecciones poco frecuentes.

    Tratamiento para las pupilas dilatadas

    El tratamiento de las pupilas dilatadas depende de la causa. Debido a que los cambios en las pupilas también pueden afectar su visión, debe ser examinado por un médico si los experimenta. Su médico puede recomendarle cambios en sus medicamentos, gafas de sol sensibles a la luz o lentes de contacto especiales para resolver o tratar su midriasis.