• ¿Qué es un oftalmólogo?

    Read in English:
    Escrito por Jennifer Churchill and Dan T. Gudgel
    Mar. 06, 2019

    Cuando sea hora de hacerse examinar los ojos, asegúrese de ir adonde el profesional adecuado para sus necesidades. Los oftalmólogos, optómetras y ópticos son los miembros del equipo de cuidado de los ojos que se consultan con mayor frecuencia. Cada uno desempeña un papel importante en la prestación de servicios de salud ocular, pero muchas personas confunden los diferentes proveedores y sus funciones en el mantenimiento de la salud ocular. Los niveles de capacitación y experiencia — y lo que pueden hacer por usted — son la mayor diferencia entre estos distintos proveedores de salud ocular.

    El oftalmólogo

    Un oftalmólogo es un doctor, médico u osteópata, especializado en el cuidado de los ojos y la visión. Los oftalmólogos tienen de 12 a 13 años estudios de medicina y especialización y tienen licencia para ejercer su profesión de médicos y cirujanos. Esta capacitación avanzada permite a los oftalmólogos diagnosticar y tratar un mayor rango de afecciones que los optómetras y los ópticos. Su capacitación típica incluye cuatro años de universidad seguidos de al menos ocho años de capacitación médica adicional.

    Un oftalmólogo diagnostica y trata todas las enfermedades oculares, practica cirugías y prescribe y adapta anteojoslentes de contacto para corregir problemas de visión. Muchos oftalmólogos también participan en investigación científica de las causas y curas de enfermedades oculares y trastornos visuales. Debido a que son médicos, los oftalmólogos pueden a veces reconocer problemas de salud no directamente relacionados con los ojos, y pueden remitir estos pacientes a los especialistas correctos para tratarlas.

    Subespecialistas: conocimientos y capacitación adicionales para necesidades oftalmológicas específicas

    Si bien los oftalmólogos se capacitan para atender todos los problemas y afecciones de los ojos, algunos se especializan aún más en áreas específicas de la atención médica y quirúrgica de los ojos. Esta persona se conoce como un subespecialista. No sólo tiene uno o dos años adicionales de capacitación a fondo (conocida como Pasantía) en una de las muchas subespecialidades como Glaucoma, Retina, Córnea, sino en Pediatría, Neurología, Oculoplastia, Cirugía, u otras. Esta capacitación y este conocimiento adicionales los preparan para atender situaciones complejas específicas en ciertas áreas del ojo y en ciertos grupos de pacientes.

    El optómetra

    Los optómetras son profesionales de la salud que ofrecen atención primaria de la visión, desde pruebas visuales y corrección hasta diagnósticos, tratamiento y manejo de cambios de visión. Un optómetra no es un médico. Un optómetra recibe un título de doctor en optometría (DO) después de completar de 2 a 4 años de educación universitaria seguida de cuatro años de escuela de optometría. Tiene licencia para ejercer la optometría que implica principalmente hacer exámenes oculares y pruebas de visión, prescribir y dispensar lentes correctivos, detectar algunas anomalías de los ojos y prescribir medicamentos para ciertas enfermedades oculares. Muchos oftalmólogos y optómetras trabajan como equipo en el mismo consultorio. En los Estados Unidos varía de un estado a otro lo que los optómetras pueden hacer por los pacientes.

    El óptico

    Los ópticos son técnicos capacitados en el diseño, verificación y adaptación de anteojos, lentes y monturas, lentes de contacto y otros dispositivos para corregir la visión. Utilizan las prescripciones suministradas por los oftalmólogos o los optómetras, pero no hacen pruebas de visión ni prescriben medicamentos para corrección visual. Los ópticos no pueden diagnosticar ni tratar enfermedades oculares.

    El asistente médico oftálmico

    Estos técnicos trabajan en el consultorio del oftalmólogo y están capacitados para realizar una variedad de pruebas y ayudar a los médicos con los exámenes y con los pacientes que están tratando.

    Los técnicos y tecnólogos oftálmicos

    Estos son asistentes médicos con un alto nivel de capacitación que ayudan a los médicos a realizar pruebas médicas más complicadas o técnicas y cirugía menor en el consultorio.

    La enfermera oftálmica registrada

    Estos miembros del personal clínico han tenido capacitación especial de enfermería y muchos tienen capacitación adicional en enfermería oftálmica. Pueden ayudar a los médicos en tareas más técnicas como inyectar medicamentos o ayudar en cirugías hospitalarias o en el consultorio. Algunas enfermeras oftálmicas registradas sirven también como administradoras de clínicas u hospitales.

    El fotógrafo oftálmico

    Estas personas utilizan cámaras y métodos fotográficos especiales para documentar en fotografías las enfermedades oculares de los pacientes.

    Consulte al proveedor de salud ocular adecuado al momento adecuado

    Sin una visión sana, puede ser difícil trabajar, jugar, conducir o inclusive reconocer las caras. Hay muchos factores que pueden afectar la visión, incluyendo otros problemas de salud como hipertensión o diabetes. Tener un miembro de la familia con enfermedad ocular puede aumentar nuestro riesgo de presentar esa enfermedad. La enfermedad que puede robarnos la visión puede aparecer en cualquier momento. Con frecuencia, los cambios de visión no son notorios al principio y son difíciles de detectar.

    Si nunca ha tenido un examen ocular completo, con dilatación, la Academia Americana de Oftalmología recomienda que todos se hagan un examen médico ocular completo para cuando tengan 40 años, y de ahí en adelante, según las recomendaciones del oftalmólogo. Aún si está sano, es importante tener un examen ocular de base contra el cual comparar los resultados de los exámenes futuros y ayudar así a detectar cambios o problemas.

    Hay muchos posibles síntomas de enfermedad ocular. Si tiene cualquier preocupación acerca de sus ojos o su visión, consulte a un oftalmólogo. Un examen ocular completo, realizado por un oftalmólogo, podría ser el primer paso para salvar su visión.