• Cómo elegir anteojos para corrección de visión

    Escrito por Anni Delfaro
    Editado por David Turbert
    Apr. 22, 2020

    Los anteojos son una forma fácil de corregir su visión. Pero hay tantos tipos de lentesmonturas e incluso recubrimientos de lentes. ¿Dónde empezar?

    ¿Qué tipo de lentes necesita?

    Hay muchos tipos de lentes. Anteojos de monovisión: son lentes para un solo propósito diseñados para ayudarle a ver ya sea de cerca o de lejos. Anteojos multifocales: corrigen tanto la visión de cerca como la visión a distancia —todo en el mismo lente. Una porción está enfocada para visión a distancia mientras que la otra está enfocada para visión de cerca, como por ejemplo leer.

    Los anteojos de monovisión son utilizados por personas con varios tipos de problemas de enfoque.

    • A veces se prescriben para los niños o para los adultos que tienen problemas para ver objetos de lejos, una condición que se conoce como miopía. También pueden ser prescritos para personas que tienen una condición conocida como hipermetropía, lo que significa que tienen problemas para ver de cerca y a veces también de lejos.
    • Estos lentes también adoptan la forma de anteojos para leer para personas que tienen buena visión a distancia pero que experimentan pérdida de visión de cerca a medida que avanza la edad, lo que se conoce como presbicia. Estos anteojos llamados "lectores" pueden comprarse sin fórmula médica en cualquier droguería, librería u otros almacenes minoristas. También puede obtener una prescripción para anteojos para leer de su proveedor de cuidado para los ojos. Hay quienes se preocupan de que los anteojos para leer podrían llevar a que sus ojos se deterioren más rápido con la edad. ¡Ese no es el caso! No hay ningún ejercicio ni medicamento que pueda revertir la presbicia. Demorar el uso de anteojos para leer no tiene ningún beneficio. Probablemente tendrá que cambiar la prescripción de sus anteojos cada cierto tiempo entre las edades de 40 y 60 años porque el cristalino natural de su ojo continuará perdiendo flexibilidad y por lo tanto capacidad de enfocar.

    Los anteojos multifocales se utilizan comúnmente para corregir tanto la visión a distancia como la presbicia.

    • Los anteojos bifocales tienen una corrección en la mitad de abajo del lente para leer y una corrección diferente en la mitad de arriba para ver a distancia. Algunos lentes especializados tienen también segmentos en la parte superior para mirar hacia arriba los objetos en el rango intermedio o cercano. Esto se conoce como bifocales doble D.
    • Los anteojos trifocales son lentes con tres correcciones diferentes—visión a distancia, intermedia y de cerca—en un mismo par de anteojos.
    • Los anteojos progresivos funcionan por lo general lo mismo que los bifocales o los trifocales pero tienen una transición suave en lugar de líneas divisorias visibles entre las áreas de la visión a distancia y la visión de cerca. Mientras que la transición invisible de los lentes progresivos puede ser más estética y agradable, las áreas focales son relativamente pequeñas porque se necesita más espacio de lente para las áreas de transición. Los anteojos progresivos pueden causar más distorsión que otro tipo de lentes, lo que los hace difíciles de usar para aproximadamente 10% de la población.
    • Los anteojos para la computadora tienen lentes multifocales con una corrección específicamente diseñada para enfocarse en la pantalla de la computadora, están generalmente posicionadas entre 50 y 66 centímetros lejos de la cara. Estos anteojos ayudar a evitar la fatiga ocular y permiten que los trabajadores de la oficina cambien fácilmente su enfoque entre los tableros blancos de la sala de conferencias, las páginas impresas y las pantallas de las computadoras. 

    Los materiales son una gran diferencia

    Los lentes para los ojos solían hacerse solo de vidrio, sin embargo ahora la mayoría son de plástico.

    • Los lentes plásticos son más livianos, más flexibles y más seguros que los lentes de vidrio porque son menos propensos a romperse. También tienen la capacidad de bloquear la luz ultravioleta.
    • Los doctores suelen recomendar lentes de policarbonato para personas que necesitan gafas durante deportes u otras actividades que pueden resultar en lesiones oculares. Los lentes de policarbonato tienen una alta resistencia al impacto.
    • Trivex es el material plástico más reciente que cumple las mismas normas de seguridad que el policarbonato, pero distorsionan menos.
    • Un lente delgado, liviano, plástico conocido como "de alto índice" es otra opción. Éstos están recomendados para quienes necesitan alta corrección visual. Debido a que tienen un perfil delgado, pueden reducir la apariencia de “fondo de botella” que es frecuente con lentes para anteojos más gruesos.

    Recubrimientos protectores

    Hay recubrimientos protectores para los anteojos que ayudan a mantener sus ojos sanos.

    • Recubrimientos antirreflejo reducen el destello. Esto permite mejor contacto visual, previene la fatiga ocular y mejora su apariencia. Los lentes recubiertos permiten también el paso de más luz a través de los mismos. Esto mejora su capacidad de ver patrones y letras pequeñas. Son recubrimientos especialmente útiles para quienes experimentan molestias por el destello de las luces de los carros que vienen en dirección opuesta mientras conduce de noche.
    • Recubrimiento ultravioleta (UV) ayuda a proteger sus ojos de la radiación nociva del sol. Este tipo de recubrimiento puede no ser necesario en algunos tipos de lentes plásticos que inherentemente bloquean la luz ultravioleta.
    • Anteojos de sol con prescripción también ofrecen protección UV. Quienes prefieren un solo par de anteojos para el interior y el exterior pueden beneficiarse de los lentes fotocromáticos. Estos lentes automáticamente se ajustan con base en la exposición a la luz, van adquiriendo un tinte más oscuro bajo la luz del sol y se aclaran cuando están en interiores. Una desventaja es que los lentes fotocromáticos no funcionan bien dentro de los carros o los aviones debido a que las ventanas bloquean los rayos de luz que desencadenan los cambios del tinte de los lentes. En algunos entornos, es posible que tome varios minutos para que el tinte del lente cambie de oscuro a claro.

    El precio: lo más caro no es necesariamente lo mejor

    Muchos buscan monturas costosas de diseñador. Pero gastar mucho en la montura no significa que se van a tener unos mejores anteojos. No tienes que tener una montura de diseñador para tener un buen par de anteojos.

    No obstante, no hay que ahorrar en el precio cuando se trata de los lentes, en especial de los bifocales, trifocales o progresivos. Su optómetra le ayudará a elegir unos buenos lentes con una sección de lectura amplia para minimizar la distorsión.