• Visión de cerca: ¿Qué es la miopía?

    Escrito por David Turbert
    Revisado por Brenda Pagan-Duran MD
    Dec. 20, 2021

    La miopía (visión de cerca) es cuando los objetos de cerca se ven bien pero los objetos a lo lejos se ven borrosos. Por ejemplo, puede leer un mapa claramente pero tiene problemas para ver lo suficientemente bien como para conducir un auto.

    La miopía es un error refractivo. Los errores refractivos ocurren cuando el ojo no enfoca la luz en la retina apropiadamente. Esto es llamado refracción (doblamiento).

    Para que usted pueda ver bien, los rayos de luz deben trasladarse a través de la córnea y el cristalino. La córnea y el cristalino refractan la luz para que llegue a la retina. La retina convierte la luz en señales que viajan al cerebro y se convierten en imágenes. Cuando una persona tiene errores refractivos, la forma de la córnea o el cristalino impide que la luz se doble correctamente. Cuando la luz no se enfoca en la retina como debe ser, la visión es borrosa.

    La miopía es una condición común, presente en aproximadamente 25% de los norteamericanos. Es un trastorno del enfoque del ojo, no es una enfermedad ocular.

    Video: Como funciona el ojo

    Visión de cerca: tipos de miopía

    La miopía en los niños

    La miopía en los niños puede ser hereditaria. Si uno de los padres es miope es posible que los hijos también lo sean. Los niños con miopía suelen ser diagnosticados entre los 8 y 12 años. Durante la adolescencia, cuando los cuerpos se desarrollan rápidamente, la miopía puede progresar. Por otro lado, entre los 20 y los 40 años, la miopía casi no sufre modificaciones.

    La miopía alta y la miopía baja

    La miopía leve se llama miopía baja. La miopía severa se llama miopía alta. La miopía alta normalmente se estabiliza entre los 20 y los 30 años.

    Las personas con miopía alta corren un mayor riesgo de sufrir desprendimiento de retina. Esto es cuando el tejido que recubre la parte trasera del ojo se levanta o se despega de la pared ocular. Es un problema ocular grave que puede causar ceguera. Es importante que vaya a un oftalmólogo frecuentemente para exámenes que revisen la retina. Pida a su oftalmólogo que le explique los signos de advertencia de un desprendimiento de retina. Consulte periódicamente a su oftalmólogo para detectar cambios en la retina que pudieran llevar a un desprendimiento de retina.

    Las personas que tienen miopía alta pueden también tener un mayor riesgo de desarrollar glaucoma y cataratas.

    Visión de cerca: síntomas de la miopía

    Algunos de los signos y síntomas de la miopía incluyen:

    Estos síntomas pueden ser más evidentes en los niños entre los 8 y los 12 años.

    Visión de cerca: causas de la miopía

    La miopía ocurre cuando el ojo es más largo de lo normal o tiene una córnea demasiado pendiente. El resultado es que los rayos de luz se enfocan al frente de la retina y no sobre ella.

    Video: miopía: visión de cerca

    Algunos estudios han encontrado que más cerca del trabajo y menos tiempo al aire libre en la niñez aumentan el riesgo de miopía.

    Visión de cerca: diagnostico de la miopía

    Su médico podrá diagnosticar la miopía como parte de un examen oftalmológico completo. Podrá utilizar  dpruebas de visión estándar y pedirle que lea las letras que aparecen en una cartilla colgada en una pared al fondo del consultorio.

    Su médico utilizará algunos dispositivos de examen para determinar qué está causando la miopía.

    • Con un retinoscopio, alumbra sus ojos con una luz brillante que se refleja desde su retina. El retinoscopio puede mostrar si la persona es miope o si tiene mejor visión a distancia.
    • Un foróptero mide la cantidad de error refractivo que se tiene. Ayuda también a determinar la prescripción adecuada para corregir su visión.

    Visión de cerca: tratamiento de la miopía

    No hay un método que sea el mejor para corregir la miopía. La corrección más adecuada para usted dependerá de sus ojos y de su estilo de vida. Explíquele su estilo de vida al oftalmólogo. Entre los dos podrán decidir cuál puede ser la corrección más efectiva para usted.

    Anteojos o lentes de contacto

    Anteojos y lentes de contacto son las maneras más fáciles y comunes de corregir los problemas de visión causados por errores refractivos. Modifican su visión para que pueda ver mejor. Un proveedor de cuidado de los ojos le hace pruebas de visión y, según sea necesario, le da una receta de anteojos o lentes de contacto. Con el paso del tiempo, necesitará nuevas recetas ya que los ojos cambian.

    Existen muchas opciones para considerar al comprar anteojos o lentes de contacto. Hable con su oftalmólogo sobre las opciones que cumplan con sus necesidades de visión y su estilo de vida.

    Cirugía refractiva

    En la mayoría de los casos, un oftalmólogo remodela la córnea con un láser para ajustar la manera en que la luz la atraviesa. Estos son algunos de los procedimientos más comunes:

    Como con cualquier cirugía, la cirugía refractiva tiene riesgos de presentar posibles complicaciones y efectos secundarios. Por ejemplo, después de un procedimiento refractivo, puede ver deslumbramiento o anillos (aureolas) alrededor de las luces. También puede tener visión nocturna mala.

    Hable con su oftalmólogo sobre sus necesidades y expectativas de visión. Entre los dos pueden explorar cuáles son las opciones para lograr una mejor visión.

    Ortoqueratología

    Es posible que haya oído hablar de un procedimiento llamado ortoqueratología  u ortho-k para tratar la miopía. Usa una serie de lentes de contacto duros para aplanar gradualmente la córnea y reducir así la miopía. Requiere dormir todas las noches con lentes de contacto duros. Esto se ha asociado con un elevado riesgo de graves infecciones oculares que ponen en riesgo la visión. La mejoría de la visión es transitoria. Cuando se dejan de utilizar los lentes de contacto duros, la córnea recupera su forma original y regresa la miopía.

    Bajas dosis de atropina

    La atropina a dosis bajas (al 0,01%) ha surgido como abordaje efectivo para retardar la progresión de la miopía en niños y adolescentes. Se utiliza diariamente y los estudios recientes parecen prometedores. Además, parece ser más segura debido a que evita las complicaciones de la ortoqueratología. La dosis baja de atropina ha sido adoptada por muchos oftalmólogos pediatras en los últimos años.

    No hay evidencia científica que sugiera que los ejercicios oculares, las vitaminas o las píldoras puedan evitar o curar la miopía.