• ¿Qué es la queratitis herpética?

    Read in English:
    Escrito por
    Revisado por James M Huffman, MD
    Apr. 01, 2020

    La queratitis herpética es una infección viral del ojo, causada por el virus del herpes simple (VHS). Existen dos tipos principales del virus.

    • El tipo I es el más común e infecta mayormente la cara para causar el conocido “herpes labial” o “ampolla febril.”
    • El tipo II es la forma de herpes por transmisión sexual e infecta los genitales.

    Si bien el herpes tipo I y el tipo II pueden diseminarse al ojo y causar una infección, el tipo I es el que causa infecciones oculares con mayor frecuencia. La infección puede transferirse al ojo al tocar una lesión activa (herpes labial o ampolla febril) y luego tocar el ojo.

    ¿Qué causa la queratitis herpética?

    El herpes tipo I es muy contagioso y frecuentemente se transmite por contacto con la piel de alguien que tiene el virus. Casi toda la población, aproximadamente el 90 %, está expuesta al herpes tipo I, usualmente durante la infancia.

    Después de la infección original, el virus permanece en estado inactivo y vive en las células nerviosas de la piel o del ojo. La reactivación puede desencadenarse de diferentes maneras, como a causa de:

    Una vez que el herpes simple está presente en el ojo, por lo general infecta los párpados, la conjuntiva y la córnea. También puede infectar el interior del ojo; sin embargo esto es mucho menos frecuente.

    ¿Cuáles son los síntomas de la queratitis herpética?

    Los síntomas de queratitis herpética pueden incluir dolor, enrojecimiento, irritación, visión borrosa, lagrimeo, secreciones y sensibilidad a la luz.

    Si la infección es superficial, es decir si sólo afecta la capa más externa de la córnea (llamada el epitelio), generalmente sana sin dejar cicatriz. Sin embargo, si afecta las capas más profundas de la córnea (lo que puede ocurrir después de un tiempo), la infección puede producir cicatrización de la córnea, pérdida de la visión y, en ocasiones, incluso ceguera.

    Sin tratamiento, la queratitis herpética puede dañarle gravemente el ojo.

    ¿Cómo se trata la queratitis herpética?

    El tratamiento de la queratitis herpética depende de su severidad. Una infección leve generalmente se trata con medicamentos tópicos y, en algunos casos, medicamentos antivirales orales. Su oftalmólogo posiblemente raspe suavemente la zona afectada de la córnea para eliminar las células enfermas. En caso de que existan cicatrices graves y pérdida de la visión, puede ser necesario un trasplante de córnea.

    Es muy importante consultar a un oftalmólogo antes de comenzar cualquier tratamiento, ya que algunos medicamentos o algunas gotas para los ojos podrían empeorar la infección.

    No existe una cura completa para el herpes; una vez que el virus está en el cuerpo, no puede deshacerse de él. Sin embargo, si desarrolla queratitis herpética, hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a prevenir brotes recurrentes:

    • Si tiene el herpes labial o una ampolla febril activa, evite tocarse los ojos.
    • Evite las gotas para los ojos con esteroides, dado que provocan que el virus se multiplique.
    • Deje de usar lentes de contacto si sigue contrayendo infecciones.
    • Consulte a un oftalmólogo de inmediato si los síntomas de herpes ocular reaparecen.