• ¿Qué son las distrofias corneales?

    Escrito por
    Revisado por James M Huffman, MD
    Jan. 06, 2022

    Las distrofias corneales son un grupo de trastornos oculares genéticos raros. En las distrofias corneales, se acumula material anormal en la córnea (la parte transparente que recubre el frente del ojo). La mayoría de las distrofias corneales afectan ambos ojos. Progresan lentamente y se transmiten de forma hereditaria.

    La córnea consta de cinco capas:

    • Epitelio: la capa protectora más externa de la córnea.
    • Membrana de Bowman: esta segunda capa protectora es fuerte.
    • Estroma: la capa más gruesa de la córnea. Está compuesta por agua, fibras de colágeno y otro tejido conjuntivo. Fortalece la córnea y la hace flexible y transparente.
    • Membrana de Descemet: una membrana interior delgada y fuerte que también es protectora.
    • Endotelio: la capa más interna; está compuesta de células que bombean el exceso de agua fuera de la córnea.

    Membrana de Descemet, Endotelio, Epitelio y Estroma del ojo

    Las distrofias corneales se deben a una acumulación de material extraño en una o más de las cinco capas de la córnea. El material puede hacer que la córnea pierda su transparencia. Esto puede causar pérdida de visión o visión borrosa.

    Hay más de 20 tipos diferentes de distrofias corneales. Generalmente se agrupan en tres categorías:

    • Distrofias corneales anteriores o superficiales. Estas afectan las capas más externas de la córnea: el epitelio y la membrana de Bowman.
    • Las distrofias corneales estromales afectan el estroma, que es la capa media y más gruesa de la córnea.
    • Las distrofias corneales posteriores afectan las capas más internas de la córnea: el endotelio y la membrana de Descemet. La distrofia corneal posterior más frecuente es la distrofia de Fuchs.

    ¿Cuáles son los síntomas de una distrofia corneal?

    Los síntomas dependen del tipo de distrofia corneal. Algunas personas no tienen síntomas. En otros casos, el material acumulado en la córnea hace que esta se vuelva opaca (que deje de ser transparente). Esto causa visión borrosa o pérdida de visión.

    Muchas personas también sufren una erosión corneal. Esto es cuando la capa de células en la superficie de la córnea (el epitelio) se desprende de la capa que está debajo (la membrana de Bowman). La erosión corneal produce:

    ¿Quién está en riesgo de contraer una distrofia corneal?

    Debido a que la mayoría de las distrofias corneales son genéticas, tener antecedentes familiares de la enfermedad aumenta su riesgo.

    Las distrofias corneales pueden aparecer a cualquier edad. Las distrofias corneales afectan a hombres y mujeres por igual, excepto la distrofia de Fuchs, que afecta a las mujeres con mayor frecuencia.

    Diagnóstico

    Si el oftalmólogo cree que usted tiene una distrofia corneal, le examinará los ojos. También le preguntará si tiene antecedentes familiares de enfermedades oculares.

    El oftalmólogo usará un microscopio de lámpara de hendidura para iluminarle el interior del ojo con un rayo de luz brillante y delgado. Esto ayuda al médico a examinar detalladamente la parte frontal del ojo.

    Aunque una persona no tenga síntomas, un examen ocular de rutina puede mostrar que tiene distrofia corneal. En algunos casos, un análisis genético puede identificar una distrofia corneal.

    ¿Cómo se trata la distrofia corneal?

    El tratamiento de las distrofias corneales depende de:

    • el tipo de distrofia y
    • la gravedad de los síntomas

    Si no tiene ningún síntoma, el oftalmólogo puede vigilar sus ojos de cerca para ver si la enfermedad está progresando. En otros casos, unas gotas para los ojos, ungüentos o un tratamiento con láser pueden ser apropiados.

    En muchos casos, las personas que padecen de distrofia corneal tienen erosiones corneales recurrente. Esta afección se puede tratar con:

    • antibióticos
    • gotas lubricantes para los ojos
    • ungüentos
    • o, lentes de contacto blandos especiales que protegen la córnea

    Si la erosión continúa, otras opciones de tratamiento pueden incluir el uso de terapia con láser o de una técnica para raspar la córnea.

    En los casos más graves, un trasplante de córnea (llamado queratoplastia) puede ser necesario. Se extrae el tejido corneal dañado o malsano y se reemplaza por el tejido sano de la córnea de un donante. En el caso de las distrofias endoteliales, como la distrofia de Fuchs, se utiliza un trasplante parcial de córnea (llamado queratoplastia endotelial).