• ¿Qué es la abrasión corneal?

    Read in English:
    Escrito por Kierstan Boyd
    Revisado por Elena M Jimenez MD
    Apr. 09, 2019

    Una abrasión corneal es una raspadura, un raspón o cortadura en la superficie de la córnea. En general, la abrasión es producida por uñas, cepillos de maquillaje y ramas de árboles. También puede hacerse una abrasión corneal frotándose el ojo o si tiene los ojos muy secos.

    Síntomas de una abrasión corneal

    ¿Por qué las abrasiones corneales causan tanto dolor?

    La córnea tiene muchas células nerviosas. Las células llamadas receptores del dolor transmiten la señal de dolor para avisar que hay daño potencial en la superficie ocular. De hecho, existen cientos de veces más receptores de dolor en nuestra córnea que en nuestra piel.

    Diagnostico de una abrasión corneal

    Su oftalmólogo le colocará un tinte llamado fluoresceína en la superficie del ojo. Luego, observará la córnea con un instrumento llamado lámpara de hendidura. El tinte destacará un corte o raspón en la córnea.

    Tratamiento de una abrasión corneal

    Su oftalmólogo le tratará el ojo según lo que detecte en el examen. Estas son algunas de las opciones.

    • Pudiera usar un parche sobre el ojo lesionado. Esto es para evitar que parpadee y empeore la abrasión corneal.
    • Puede usar gotas o ungüento humectantes para los ojos. Esto añade una capa de alivio sobre la córnea.
    • Su oftalmólogo puede recetarle gotas o ungüento con antibiótico para los ojos para evitar una infección en el ojo.
    • Puede que le den gotas para los ojos especiales para dilatar (ensanchar) la pupila. Esto puede ayudar a aliviar el dolor.
    • Puede que le den lentes de contacto especiales para disminuir el dolor y acelerar la curación.

    Si la abrasión corneal es pequeña, probablemente se cure en 1 o 2 días. Una abrasión corneal grande puede tardar una semana en curarse.

    Contribuya con la curación de los ojos de una abrasión corneal

    No se frote el ojo mientras se está curando. Frotarse puede desacelerar la curación o empeorar el problema.

    Evite el uso de lentes de contacto mientras su ojo está sanando. Consulte a su oftalmólogo acerca de cuándo puede volver a usar los lentes.

    Protéjase las córneas