• ¿Qué es un hifema?

    Read in English:
    Escrito por
    Revisado por Odalys Mendoza MD
    Apr. 01, 2020

    Un hifema ocurre cuando hay acumulación de sangre en la parte frontal del ojo. Esto sucede entre la córnea (la capa transparente del ojo) y el iris (la parte coloreada del ojo). La sangre puede cubrir el iris parcial o totalmente al igual que la pupila (la parte circular oscura en el centro del ojo). Si usted tiene un hifema, su visión puede ser parcial o totalmente bloqueada en el ojo.

    Foto de la hemorragia subconjuntival, cuando aparece sangre en la parte blanca del ojo de un vaso sanguíneo roto.
    Una hemorragia subconjuntival sucede cuando la sangre de un vaso sanguíneo roto aparece en la parte blanca del ojo.

    Un hifema generalmente ocurre cuando una lesión causa una rasgadura en el iris o la pupila del ojo. Ocasionalmente, las personas confunden un vaso sanguíneo roto en la parte frontal del ojo con un hifema. Un vaso sanguíneo roto en el ojo es una condición común e inofensiva llamada hemorragia subconjuntival. Una hemorragia subconjuntival no duele. El hifema, sin embargo, suele ser doloroso. Los hifemas deben ser tratados adecuadamente o pueden causar problemas permanentes en la visión.

    Síntomas de hifema

    Los síntomas de hifema incluyen:

    • sangrado en la parte frontal del ojo
    • sensibilidad a la luz
    • dolor en el ojo
    • visión borrosa, nublada o bloqueada

    ¿Qué causa un hifema?

    El hifema generalmente es causado por lesiones en el ojo debido a accidentes o a la práctica de deportes. El hifema puede tener otras causas menos comunes, incluyendo:

    A photo of racquetball equipment with protective goggles
    Siempre use la protección ocular adecuada cuando practique un deporte.
    • vasos sanguíneos anormales que crecen en la superficie del iris
    • infecciones oculares causadas por un virus herpético
    • problemas de coagulación en la sangre
    • problemas con lentes artificiales puestos en el ojo durante una cirugía de cataratas
    • en muy raras ocasiones, cáncer de ojo

    Debido a que la mayoría de los hifemas ocurren por lesiones deportivas, es importante usar anteojos protectores. Las lesiones deportivas, especialmente causadas por bolas pequeñas como las de ráquetbol, pueden causar problemas oculares graves. Además de un hifema, estas lesiones pueden causar cataratas, desprendimiento de retina, glaucoma, y hasta ceguera. Si se astima un ojo, vea a un oftalmólogo de inmediato.