• Locura: el básquetbol es la principal causa de lesiones oculares

    Escrito por Susanne Medeiros
    May. 05, 2018

    Nueva investigación ha demostrado, una vez más, que el básquetbol es la principal causa de lesiones deportivas relacionadas con los ojos en los Estados Unidos. La mayoría de estas lesiones podrían haberse evitado con una simple medida — el uso de gafas protectoras.

    El estudio fue publicado en la revista Pediatrics. Determinó que la principal causa de lesiones deportivas oculares en niños es el básquetbol, seguido del béisbol y el softball, así como del uso de escopetas de balines y rifles de aire.

    Sin embargo, los ejemplos de la vida real de lesiones prevenibles son aún más impresionantes que las mismas estadísticas:

    Los oftalmólogos — doctores especializados en el cuidado médico y quirúrgico del ojo — tratan devastadoras lesiones oculares en atletas a todos los niveles de juego, desde los jugadores de la escuela secundaria hasta las estrellas de la NBA.

    Amare Stoudemire, jugador de la NBA, sufrió un desprendimiento de retina mientras jugaba con los Phoenix Suns en el 2008. En enero de 2017, el ex beisbolista de Virginia, Akil Mitchell tuvo que abandonar el juego por una grave herida, al saltar para atajar un rebote, le metieron un dedo en el ojo izquierdo sacándoselo de la órbita. Una lesión horrenda. No era la primera vez que esto ocurría. En el 2006, se le salió el ojo de la órbita a Allen Ray mientras jugaba un partido de básquetbol universitario para Villanova. Afortunadamente, para los dos jugadores, los oftalmólogos pudieron salvarles la visión.

    Utilizar los elementos protectores adecuados es la mejor defensa contra las lesiones oculares, ya se trate de un jugador universitario o de una estrella de la NBA. Las gafas protectoras con lentes de policarbonato son la mejor elección para los jugadores de básquetbol, así como para quienes juegan deportes de raqueta, fútbol y hockey de campo. Todos los atletas deben usar protección ocular que cumpla con los requisitos establecidos por las organizaciones adecuadas. Los atletas que utilizan lentes de contacto o anteojos con corrección deben usar también protección ocular adecuada. Los lentes de contacto no ofrecen protección alguna y los anteojos con corrección no ofrecen la protección suficiente.