• Las 20 peores lesiones oculares en los deportes modernos

    Escrito por Reena Mukamal
    Revisado por Sidney K Gicheru MD
    May. 16, 2020

    ¡No la vieron venir! Los atletas profesionales de la NBA, la NFL, la NHL y otras ligas deportivas tienen una historia de lesiones oculares que ponen en riesgo sus carreras. Los beisbolistas son los que enfrentan los mayores riesgos, pero ningún atleta es inmune al riesgo de una pelota, una mano o una pieza de equipo en movimiento. Cerca de 30.000 lesiones oculares relacionadas con los deportes son tratadas en las salas de urgencias en Estados Unidos cada año. Aunque el 90 por ciento de éstas podrían haberse evitado con el uso de protección adecuada para los ojos, aún no es requerimiento para la mayoría de los atletas. A continuación presentamos 20 de las más terribles lesiones oculares en la era de los deportes modernos en América.

    1. Herb Score — béisbol

    El 7 de mayo de 1957 — dos años después de haber ganado el honor de ser nombrado el Novato del Año de la Liga Americana — el lanzador de los Cleveland Indians, Herb Score, fe golpeado en la cara por un lanzamiento en línea. Fue sacado del campo de juego y permaneció cerca de tres semanas en un hospital local donde recibió tratamiento para el daño en su retina, la hemorragia ocular y la fractura de los huesos de la órbita. Eventualmente, Score recuperó su visión 20/20 y regresó al montículo al año siguiente. Sin embargo, nunca volvió a ser el lanzador de antes. Como lo dijera el miembro del Hall de la Fama, Bob Feller, después de la muerte de Score en el año 2008, "Probablemente habría llegado a ser uno de los mejores sino el mejor lanzador zurdo de la historia".

    2. Tony Conigliaro — béisbol

    El 18 de agosto de 1967, el bateador de gran poder de los Red Sox de Boston, Tony Conigliaro, fue golpeado en la cara con una bola rápida. Aunque usaba casco, no tenía las orejeras que ahora son estándar en los modelos modernos. Cuando lo sacaron del estadio en una camilla, este jugador que ocupaba la posición de jardinero, tenía un hueso de la mejilla roto, la mandíbula luxada y un grave daño en la retina de su ojo izquierdo. Regresó en muy buen estado dos años después pero nunca recuperó su carrera. Conigliaro se retiró en 1975 debido a su mala visión. En 1990, los Red Sox crearon el Premio Anual Tony Conigliaro para honrar al jugador que mejor ha sabido superar los obstáculos y adversidades en y fuera del campo de juego.

    3. Henry Boucha — hockey

    El 4 de enero de 1975, el jugador central de los Minnesota North Stars, Henry Boucha, sufrió un aplastamiento de la órbita después de ser atacado por el jugador Dave Forbes de los Boston Bruins. Los dos patinadores acababan de salir de la banca de castigo al final del primer período, cuando Forbes atacó a Boucha desde atrás y “le golpeó el cráneo con su palo de hockey en un movimiento tipo bayoneta". La lesión requirió 25 suturas y cirugía para reparar la fractura de la órbita. Boucha recibió $3,5 millones como reparación pero jamás se recuperó totalmente. Se retiró del hockey profesional al año siguiente, a los 24 años de edad.

    4. Bernie Parent — hockey

    El 17 de febrero de 1979, durante un partido rutina, el palo de hockey de un oponente lo golpeó a Bernie Parent a través del agujero de su máscara de portero. Este miembro del Salón de la Fama de los Philadelphia Flyers perdió la visión de su ojo derecho durante dos semanas. Eventualmente se recuperó, pero su retina quedó muy dañada. Después de un tiempo, su pérdida de visión lo obligó a retirarse. Parent fue, dos veces, ganador del Trofeo Vezina and Conn Smythe y fue considerado como uno de los mejores porteros de su tiempo. Después del incidente, muchas de las franquicias de la NHL y de la liga de menores cambiaron la máscara de fibra de vidrio por la máscara tipo jaula que se utiliza actualmente.

    5. Sugar Ray Leonard — boxeo

    El 9 de mayo de 1982, El Campeón Mundial de Peso Welter, Sugar Ray Leonard, fue sometido a una cirugía de dos horas para reparar la retina de su ojo izquierdo parcialmente desprendida. Leonard, de 25 años, había tenido problemas con su ojo desde que tuvo una lesión de combate nueve meses antes. Mientas entrenaba para la defensa del título contra Roger Stafford, comenzó a ver puntos flotantes. La operación tuvo éxito pero Leonard se retiró solo seis meses después de que su ojo había sanado. Hizo múltiples retornos al ring pero perdió su última pelea profesional contra Héctor Camacho en 1996. Al año siguiente lo eligieron como miembro del Hall de la Fama Internacional de Boxeo.

    6. Dickie Thon — béisbol

    El 8 de abril de 1984, el jugador de segunda y tercera base de los Houston Astros, Dickie Thon, salió a batear y estaba agachado sobre el plato cuando un pitcher le destrozó el hueso de la órbita en la parte superior de su ojo izquierdo. La cicatriz que se formó por detrás de la retina de Thon lo dejó parcialmente ciego de por vida. La prometedora estrella de la Liga Nacional siguió jugando en las grandes ligas de béisbol durante 10 años más pero tenía que pararse más lejos del plato y usar un bate más largo. Thon sigue luchando contra su lesión hasta la fecha. Sostiene que conducir y leer por mucho tiempo le produce doble visión y dolor de cabeza.

    7. Kirby Puckett — béisbol

    En la mañana del 28 de marzo de 1996, el jardinero de los Minnesota Twins, Kirby Puckett, despertó con un punto negro que bloqueaba su visión del ojo derecho. Tenía 35 años, había sido 10 veces All-Star y era uno de los más populares beisbolistas. Un especialista en retina le diagnosticó glaucoma a Puckett y encontró bloqueo parcial en los vasos sanguíneos de su retina. Aún después de cuatro cirugías, no fue posible revertir la pérdida de visión. Puckett anunció su retiro meses más tarde, el 12 de julio. Se convirtió en vocero nacional de la Fundación de Glaucoma y se dedicó públicamente a animar al público en general a hacerse exámenes oculares. En el 2001, fue recibido en el Hall de la Fama del Béisbol.

    8. Orlando Brown — fútbol americano

    El 19 de diciembre de 1999, el tacleador ofensivo de los Cleveland Brown, Orlando Brown — alias “Zeus” — fue golpeado en el ojo izquierdo por una bandera de penalti. La bandera, lanzada por un juez durante un juego contra los Jacksonville Jaguars, tenía un contrapeso de rodamientos dentro de una bolsa. Pasó volando por la barra de la cara del casco de Brown y se clavó en su ojo derecho. El daño a la retina y el nervio óptico le produjo un intenso dolor y destellos de luz blanca. Por último, fue suspendido del equipo de los Browns en septiembre del año 2000 y dejó de jugar fútbol americano durante tres años, con un arreglo de $25 millones con la NFL. En el año 2003, regresó a jugar con los Browns — con el nuevo nombre de los Ravens — y jugó con este equipo hasta marzo del año 2006. Brown murió en 2011 por complicaciones relacionadas con la diabetes.

    9. Bryan Berard — hockey

    El 11 de marzo de 2000, el defensa de los Toronto Leafs, Bryan Berard, recibió un golpe en la cara con un palo de hockey, como consecuencia de un golpe fuerte en una jugada. Berard cayó sobre el hielo en un charco de sangre y fue llevado de prisa a un hospital local. Sufrió un desprendimiento de retina y una grave ruptura del globo ocular. El jugador elegido como el mejor del año en 1995 por la NHL perdería el resto de la temporada. Al año siguiente, Berard fue sometido a múltiples cirugías y utilizó un lente de contacto para lograr una visión 20/400, el requerimiento mínimo de visión de la liga. Regresó al hielo y ganó el Trofeo Masterton Memorial de hockey por su perseverancia.

    10. Bryce Florie — béisbol

    El 8 de septiembre de 2000, el lanzador de los Boston Red Sox, Bryce Florie, fue golpeado en la cara por un batazo en línea. No se desmayó, pero los doctores del Massachusetts Eye and Ear Infirmary le diagnosticaron daño en la retina y fractura de la órbita y el hueso de la mejilla. Fue sometido a múltiples cirugías para aliviar la presión alrededor de su ojo derecho y reducir las fracturas. Los doctores se preocupaban porque tenía sangre acumulada detrás de la retina que eventualmente lo dejaría sin vista, pero, con el tiempo, la visión de Florie se recuperó a 20/50. El beisbolista de 30 años regresó al año siguiente como lanzador en siete juegos, sin embargo, su carrera en las Ligas Mayores terminó poco después.

    11. Steve Yzerman — hockey

    El 1 de mayo de 2004, el delantero de los Detroit Red Wings, Steve Yzerman, recibió un golpe en el ojo. No estaba usando el protector facial cuando un disco rebotó en la portería del equipo contrario durante el 5 juego de las semifinales de la Conferencia Oeste. El futuro miembro del Hall de la Fama cayó en el hielo donde permaneció varios minutos antes de ser llevado al hospital local. Una vez allí, se dieron cuenta de que tenía una abrasión corneal y fue sometido a cuatro horas de cirugía para reparar la fractura de la órbita. El que fuera 10 veces All Star perdió el resto de los juegos finales pero volvió al hielo para su última temporada antes de retirarse. Debido a su sorprendente récord, Yzerman — es el número seis en la lista de goleadores en la historia de la NHL — su lesión ha hecho avanzar los esfuerzos por declarar el uso obligatorio del visor.

    12. Juan Encarnación — béisbol

    El 31 de agosto de 2007, Juan Encarnación, jardinero de los St. Louis Cardinals, recibió un golpe en la cara por una bola de foul mientras estaba parado en el círculo de cubierta. La bola le produjo múltiples fracturas en la órbita de ojo izquierdo y trauma en el nervio óptico. El médico de los Cardinals, el Dr. George Paletta, describió la lesión como "el peor trauma que haya visto" y comparó el área lesionada con la desintegración de una cáscara de huevo. Encarnación fue sometido a una cirugía exitosa para reparar las fracturas, sin embargo, quedó con pérdida de visión permanente debido al daño sufrido en el nervio óptico. Se quedó por fuera del resto de partidos de la temporada de 2007 y nunca regresó al béisbol profesional.

    13. Amare Stoudemire — básquetbol

    El 18 de febrero de 2009, el jugador de los Phoenix Suns, Amare Stoudemire, sufrió desprendimiento de retina después de recibir un golpe en el ojo durante un juego contra Los Angeles Clippers. Esto le ocurrió justo después de su recuperación de un trauma al iris en el mismo ojo. Stoudemire fue sometido a cirugía de urgencia y quedó por fuera del resto de la temporada. Eventualmente recuperó una visión de 20/20 y siguió jugando como beisbolista profesional de la NBA durante 15 años, incluyendo ocho temporadas con los Suns, cinco con los Knicks y una temporada con los Heat y otra con los Mavericks, antes de su retiro en 2016.

    14. Luis Salazar — béisbol

    El 9 de marzo de 2011, el director técnico de Liga Menor de los Atlanta Braves, Luis Salazar, perdió su ojo izquierdo después de recibir un golpe en la cara por una bola de foul. Salazar estaba parado en el último escalón de la cueva durante un juego de entrenamiento de primavera entre los Braves y los St. Louis Cardinals cuando el cátcher Brian McCann lanzó una bola en línea en su dirección. Salazar cayó de cabeza en la cueva, sufriendo múltiples fracturas faciales. Fue llevado en avión a un hospital cercano pero los doctores no pudieron salvarle el ojo. Salazar jugó en las ligas mayores desde 1980 hasta 1992 como el hombre en la tercera base y jardinero para varios equipos, incluyendo los San Diego Padres. En la actualidad trabaja como gerente de la organización Atlanta Braves.

    15. Marc Staal — hockey

    El 5 de marzo de 2013, el defensa de los New York Rangers, Marc Staal, recibió un golpe arriba del ojo derecho por un golpe desviado. Después de caer sobre el hielo, Staal pudo patinar hasta el vestidor. No estaba utilizando visor protector. Más tarde, esa noche, Staal fue examinado por un oftalmólogo, que encontró una fractura de la órbita y un desgarro de retina. Aunque no se requirió cirugía, Staal tomó medicamentos y utilizó gotas oftálmicas. No pudo jugar el resto de la temporada debido a que experimentaba mareos y dolor facial. Staal regresó al hielo en la siguiente temporada, al 100% de su capacidad, y se convirtió en vocero defensor del uso obligatorio del visor en la NHL. La liga comenzó a exigir que los nuevos jugadores utilizaran visor para la temporada 2013-14. Casi todos los jugadores lo utilizan hoy en día.

    16. Larry Sanders — básquetbol

    El 8 de febrero de 2014, el jugador central de los Milwaukee Bucks, Larry Sanders, recibió un violento aunque involuntario codazo en el ojo derecho al competir por un rebote. Sanders abandonó el juego con múltiples fracturas en la órbita. Los Bucks esperaban que pudiera regresar luego del receso del All Star, pero una doble visión persistente lo llevó a dejar de jugar el resto de la temporada de 2014. Por razones no relacionadas con su lesión ocular, la carrera de Sanders se terminó y dejó la NBA en el 2017.

    17. Aroldis Chapman — béisbol

    El 19 de marzo de 2014, durante un juego de entrenamiento de primavera, el cerrador de los Cincinnati Reds, Aroldis Chapman, recibió un golpe en la cara por un lanzamiento en línea del bate del cácher de los Kansas City Royals, Salvador Pérez. El que fuera en dos ocasiones parte del equipo de los All Star fue llevado al hospital local. Allí le insertaron una placa de titanio para estabilizar un hueso roto de la órbita encima de su ojo izquierdo. Afortunadamente para Chapman, la lesión no amenazaba su carrera. Volvió a jugar más adelante en esa misma temporada.

    18. Matt Imhof — béisbol

    El 25 de junio de 2016, un gancho de metal golpeó al lanzador de los Philadelphia Phillies, Matt Imhof, en la cara. Estaba haciendo un estiramiento de rutina con bandas de resistencia enganchadas a la pared cuando uno de los ganchos se soltó y le fracturó la nariz, le rompió dos huesos de la órbita y le causó daño severo a su ojo derecho, que quedó “aplastado como una uva”. Cuando Imhof supo que recuperar la visión en su ojo lesionado era poco probable, decidió que se lo sacaran y lo reemplazaran con una prótesis. Trascurridos apenas siete meses, Imhof se retiró del béisbol a los 23 años.

    19. Akil Mitchell — básquetbol

    El 26 de enero de 2017, el delantero americano Akil Mitchell estaba jugando con los New Zealand Breakers cuando un golpe en la cara hizo que se le saliera de la órbita el globo ocular. El ex jugador del equipo de básquetbol de la Universidad de Virginia estaba atrapando un balón de rebote cuando esto sucedió. Mitchell recuperó por completo su visión y continuó jugando como profesional.

    20. James Harden — básquetbol

    El 31 de abril de 2019, la estrella de los Houston Rockets, James Harden, fue golpeado accidentalmente en el rostro por Draymond Green, de los Warriors, mientras luchaba por atrapar un rebote suelto. Los equipos competían en el segundo juego de las semifinales de la Conferencia Oeste de las finales de la NBA. Harden sufrió una cortada visible en su párpado izquierdo y tenía sangre en las escleras (las partes blancas) de ambos ojos. Sin embargo, continuó jugando con visión borrosa y anotó 29 puntos, seis rebotes y cuatro asistencias. Lo que no era obvio era que se había lastimado la retina de ambos ojos. Harden tuvo suerte; a veces la fuerza del trauma cerrado puede llevar a una condición más grave que pone en riesgo la visión, conocida como desprendimiento de retina.

    Los oftalmólogos tratan los atletas a todos los niveles, desde los que sobresalen en la secundaria hasta las estrellas profesionales. El equipo de protección para los ojos es la mejor defensa contra una lesión, ya sea que se trate de un estudiante o de una estrella de la NBA. Los lentes de policarbonato son los más seguros para el básquetbol, y los deportes de raqueta, para el fútbol o el hockey de campo. Los atletas que usan lentes de contacto o anteojos también requieren equipo protector.