• ¿Qué es el desprendimiento de vítreo posterior?

    Escrito por
    Revisado por G Atma Vemulakonda, MD
    Nov. 22, 2022

    La parte central del ojo está llena de una sustancia llamada vítreo. Normalmente, el vítreo está adherido a la retina, en la parte posterior del ojo. Un desprendimiento de vítreo posterior (DVP) ocurre cuando el vítreo se desprende de la retina.

    ¿Qué causa el DVP?

    A medida que envejecemos, el vítreo cambia. Se vuelve menos sólido y más líquido. Se encoge y se desprende de la parte posterior del ojo. El vítreo se adhiere a la retina por medio de millones de fibras microscópicas. Cuando la cantidad suficiente de estas fibras se rompe, el vítreo se separa por completo de la retina y provoca un DVP.

    Síntomas

    La mayoría de las personas con DVP no notan ningún síntoma. Algunos tienen los siguientes síntomas:

    • destellos de luz en la visión periférica o lateral
    • moscas volantes o puntos pequeños que se mueven alrededor del campo de visión
    • con menos frecuencia, disminución de la visión, una cortina oscura o sombra que se mueve a lo largo del campo de visión

    ¿Quién está en riesgo de desarrollar DVP?

    El DVP, como las arrugas, forman parte del envejecimiento. Suele sucederle a la mayoría de las personas alrededor de los 70 años. Los siguientes son algunos factores de riesgo que pueden causar DVP antes de esa edad:

    Para la mayoría de las personas, el DVP es una alteración benigna (inofensiva) sin síntomas ni pérdida de visión. Otras pueden notar una gran cantidad de moscas volantes. Las moscas volantes pueden ser fastidiosas, pero, generalmente, son menos evidentes a lo largo del tiempo.

    En muy pocos casos, las personas con DVP tienen problemas cuando el vítreo se desprende de la retina. El vítreo tira muy fuerte desde la parte posterior del ojo y toma una parte del tejido subyacente (la retina) con él. Esto se denomina desgarro de retina. Esto puede conducir a un desprendimiento de retina, que puede causar la pérdida permanente de la visión.

    Si creo que tengo DVP, ¿qué debo hacer?

    La mayoría de las personas no saben que tienen DVP. Pero si nota muchas moscas volantes o destellos de luz de manera
    repentina o le empeora la visión, consulte con su oftalmólogo tan pronto como le sea posible. Estos síntomas pueden ser normales,
    pero también pueden significar un desgarro o desprendimiento de retina. No podrá notar la diferencia; sin embargo, un oftalmólogo sí puede hacerlo. Si un oftalmólogo trata rápidamente el desgarro o desprendimiento de retina, puede salvarle la visión.

    ¿Cómo se trata el DVP?

    Si el DVP ocurre normalmente sin daños a la retina, no es necesario someterse a ningún tipo de tratamiento. Si durante el DVP se produce un desgarro de la retina, generalmente, es necesario someterse a un tratamiento. El oftalmólogo le sellará la retina a la pared del ojo con un láser o mediante criopexia (congelamiento).