• ¿Qué es la queratitis bacteriana?

    Read in English:
    Escrito por
    Revisado por James M Huffman, MD
    Jun. 23, 2020

    La queratitis bacteriana es una infección de la córnea. La córnea es la ventana transparente en forma de cúpula de la parte delantera del ojo.

    La queratitis bacteriana por lo general se desarrolla rápidamente. Si no se trata, puede causar ceguera.

    Hay muchas bacterias diferentes que causan la queratitis. Las dos bacterias que con mayor frecuencia causan este tipo de infección en los EE. UU. son:

    • Staphylococcus aureus
    • Pseudomonas aeruginosa

    Síntomas de la queratitis bacteriana

    Estos son algunos de los síntomas de la queratitis bacteriana:

    Llame a su oftalmólogo de inmediato si tiene alguno de estos síntomas. Esto es muy importante si aparecen de manera repentina. Una infección ocular por queratitis bacteriana puede producir ceguera si no se trata. El tratamiento debe iniciarse de inmediato para prevenir la pérdida de la visión.

    ¿Qué causa la queratitis bacteriana?

    Las dos causas principales de queratitis bacteriana son:

    Si usa lentes de contacto durante mucho tiempo o si no los cuida correctamente, corre el riesgo de contraer una infección por las lentes de contacto. El cuidado adecuado de sus lentes de contacto disminuirá el riesgo de desarrollar una infección de la córnea.

    Diagnóstico y tratamiento de la queratitis bacteriana

    Para diagnosticar queratitis bacteriana, el oftalmólogo hablará con usted sobre los síntomas. Es posible que le raspe levemente el ojo para tomar una pequeña muestra y analizarla para detectar si hay infección.

    La queratitis bacteriana por lo general se trata con gotas de antibiótico. Generalmente, las gotas se aplican con frecuencia. El tratamiento también puede incluir gotas con esteroides. Puede ser que tenga que acudir varias veces a su oftalmólogo.

    Si usted y el oftalmólogo detectan y tratan la queratitis bacteriana en una etapa temprana, tal vez pueda conservar la visión. En los casos graves, el resultado puede ser disminución de la visión o ceguera. Esto también sucede si la infección afecta el centro de la córnea. A veces se necesita un trasplante de córnea para restaurar la visión.