• Consejos para los estudiantes universitarios sobre el cuidado de los ojos

    Escrito por Beatrice Shelton
    Revisado por Rebecca J Taylor MD
    Sep. 10, 2018

    Con frecuencia los estudiantes universitarios tienen demasiado trabajo que hacer. Sin embargo, una atareada vida académica no es excusa para tomar atajos cuando se trata de la salud ocular. Muchos problemas potenciales de los ojos pueden afectar a cualquiera y los estudiantes universitarios, así como otros adultos jóvenes, deben tener especial cuidado con unas pocas cosas relacionadas con su visión.

    Hay que tener cuidado al estar cerca de las pantallas

    El esfuerzo ocular digital es real y puede ser la causa de un verdadero malestar. Estar mirando cualquier dispositivo por demasiado tiempo puede hacer que los ojos se sientan secos y cansados lo que puede producir visión borrosa. La razón es que quienes lo hacen tienden a parpadear mucho menos de lo que normalmente lo hacen cuando no están usando estos dispositivos. Hay que recordar que deben dar a sus ojos descansos frecuentes de los computadores, de los teléfonos celulares y de las tabletas.

    La Academia Americana de Oftalmología recomienda seguir la regla 20-20-20 al utilizar estos dispositivos: Por cada 20 minutos de mirar una pantalla digital, mire un objeto que se encuentre a 20 pies distancia durante 20 segundos para descansar los ojos.

    Otras estrategias útiles para reducir el esfuerzo ocular incluyen:

    • Alternar la lectura entre un libro electrónico y un libro impreso.
    • Levantar la vista y mirar por la ventana cada dos capítulos.
    • Evitar utilizar una computadora en exteriores o en áreas muy iluminadas porque el destello de la pantalla puede aumentar el cansancio ocular.
    • Graduar el brillo y el contrate de la pantalla de su computadora a un nivel que sea confortable para usted.
    • Adopte una buena postura al sentarse frente a la computadora y al leer.

    Mantenga sus lentes de contacto limpios

    Si es usuario de lentes de contactopractique buenos hábitos de higiene de forma consistente para evitar las infecciones oculares. Un estudio reciente ha demostrado que la mayoría de los usuarios de lentes de contacto admiten que tienen al menos un mal hábito de higiene que los pone en riesgo de presentar infecciones oculares. Para evitar una infección ocular por el uso de lentes de contacto, siga estas reglas:

    • Lave sus manos con agua y jabón. Séquelas bien con una toalla limpia antes de tocar sus lentes de contacto — hágalo siempre.
    • No duerma con los lentes de contacto puestos, a menos que éstos hayan sido prescritos por su oftalmólogo.
    • Mantenga sus lentes de contacto lejos del agua. Evite ducharse con los lentes de contacto y quíteselos antes de nadar o usar una tina caliente.
    • No deje la solución de limpieza de los lentes de contacto destapada. Use únicamente solución desinfectante de lentes de contacto fresca. Nunca mezcle solución fresca con solución ya usada.
    • Reemplace su estuche de lentes de contacto al menos cada tres meses. Frote y enjuague su estuche de lentes de contacto con solución para lentes de contacto (nunca con agua) y vacíe el estuche y séquelo con un pañuelo desechable limpio. Guarde los estuches boca abajo sin las tapas después de cada uso.
    • Dé descanso a sus ojos. La córnea, el tejido transparente que cubre el ojo, no recibe oxígeno suficiente por estar todo el día cubierta por un lente de contacto. Ante su necesidad de aire, la córnea comienza a desarrollar nuevos vasos sanguíneos para compensar la falta de oxígeno. Usar los lentes de contacto por demasiado tiempo puede traer problemas como inflamación ocular y depósito de lípidos en la córnea. Estos problemas pueden afectar la visión. el uso excesivo de lentes de contacto también puede aumentar el riesgo de infección.
    • Para quienes usan ocasionalmente lentes de contacto: Desinféctelos la noche anterior al día en que va a utilizarlos. Las soluciones de desinfección pueden perder su efecto con el tiempo, lo que lleva a un cultivo microbiano dentro del estuche y sobre los lentes.

    No comparta maquillaje

    Jamás comparta el maquillaje. Parece algo inocuo, pero compartir el maquillaje es un verdadero riesgo de difundir infecciones virales como el ojo rosa (la conjuntivitis). Use su propio maquillaje y deséchelo cada tres meses. Si desarrolla una infección ocular, desásgase de inmediato de su maquillaje para ojos.

    Utilice la protección ocular correcta para sus actividades

    Si practica deportes, ya sea a nivel escolar o solo de forma casual, proteja sus ojos de posibles lesiones con protectores de ojos para deportistas. Muchos deportes cuentan con anteojos de seguridad diseñados específicamente para quienes practican un determinado deporte. Cerca de 30.000 personas en los Estados Unidos llegan a la sala de emergencia cada año por lesiones oculares relacionadas con los deportes. La mayoría de estas lesiones pueden prevenirse utilizando el tipo adecuado de protección ocular.

    Mantenga su cuerpo sano para tener ojos sanos

    Mantener un estilo de vida sano es importante para cualquier persona – no solamente para los estudiantes universitarios. Hacer ejercicio, tener una dieta balanceada y no fumar son tres de las mejores inversiones que puede hacer para su visión. El elegir alimentos sanos puede ayudar a reducir el riesgo de tener ciertas enfermedades oculares que se hacen más comunes con el trascurso de los años, como la degeneración macular relacionada con la edad, las cataratas, la retinopatía diabética o el glaucoma.

    El sueño es importante para todos cuando hablamos de salud general. La falta de sueño puede resultar costosa para casi cualquier parte de su organismo. La investigación relaciona la falta de sueño con los accidentes de tránsito, con el mal desempeño laboral, con problemas de memoria y con trastornos de temperamento. Estudios recientes sugieren también que los trastornos de sueño pueden contribuir a la enfermedad cardiaca, la obesidad y la diabetes. Un efecto secundario común asociado con la falta de sueño se relaciona con los espasmos oculares. Aunque los espasmos oculares no dañan la visión, pueden ser molestos y pueden ser factores que interfieran con una adecuada concentración. El ojo seco también puede empeorar si no se tienen las horas de sueño suficientes.

    Las decisiones apresuradas pueden tener efectos de por vida

    Las decisiones que un adulto joven puede tomar influyen su grado de riesgo de desarrollar enfermedad ocular más adelante en la vida. Usar anteojos para el sol reduce la exposición a los rayos UV lo que puede disminuir la probabilidad de desarrollar cataratas, degeneración macular y algunos cánceres oculares. Mantener un peso saludable puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes y retinopatía diabética— que pueden causar ceguera. Decidirse a dejar el cigarrillo también puede reducir el riesgo de desarrollar degeneración macular, una de las principales causas de ceguera en adultos mayores.

    Programar exámenes oftalmológicos periódicos

    Si está dentro de las personas que tienen un mayor riesgo de glaucoma, pregunte a su médico con qué frecuencia debe hacerse exámenes oculares para controlar la presencia o ausencia de esta enfermedad que tiene el potencial de causar ceguera. Quienes están en mayor riesgo de glaucoma incluyen personas de descendencia africana, personas con diabetes y aquellos que tienen una historia familiar de glaucoma, como uno de los padres o un hermano con glaucoma.

    En algunos casos, los exámenes oculares pueden también salvar vidas. Algunas enfermedades se pueden detectar en los ojos. Entre ellas están:

    • Un potencial accidente cerebrovascular
    • Diabetes
    • Hipertensión
    • Enfermedades autoinmunes
    • Enfermedades de trasmisión sexual
    • Algunos cánceres