• Historia de Protección para los Ojos en los Deportes: Hitos en Seguridad Atlética

    Escrito por
    Mar. 29, 2017

    Los deportes modernos, como los conocemos, son producto de la Revolución Industrial. La mayor disponibilidad de tiempo libre ha permitido más tiempo para practicar deportes y la producción en masa ha ofrecido equipo deportivo a precios razonables. Desde muy temprano, los elementos de seguridad se difundieron durante el auge de los deportes populares — si lo pensamos bien, las actividades practicadas con mayor seguridad permiten una participación más prolongada. Sin embargo, como lo demuestra la historia, la protección de los ojos ha sido siempre la última frontera en los elementos deportivos — incluso hoy.

    Los hitos en los elementos para protección de los ojos que se presentan a continuación, muestran la necesidad de un mayor compromiso con la seguridad ocular de parte de todos los interesados. Año tras año, se producen decenas de miles de lesiones oculares relacionadas con los deportes. Y un mayor número de estas lesiones pueden prevenirse con el uso de protección ocular. Sin embargo, las disposiciones nacionales, colegiadas y locales suelen ser escasas y poco frecuentes en cuanto a la protección de los atletas de todas las edades.

    Máscaras para Esgrima (desde 1200 A.C.)

    No es de sorprender que los elementos protectores y el deporte de la esgrima vayan hombro a hombro. Hay evidencia de Egipto que se remonta a 1200 A.C. con figuras que representan un tipo de esgrima que incluye máscaras y protectores de punta para las espadas. Aunque el diseño de las máscaras y los materiales sin duda ha cambiado en los últimos miles de años, su propósito sigue siendo el mismo.

    Máscaras para los Catchers en Béisbol (1877)

    El 12 de abril de 1877, en un juego contra un equipo semiprofesional, James Tyng de la Universidad de Harvard, se convirtió en el primer jugador de béisbol en utilizar una máscara de cátcher. Tyng utilizó la máscara después de haberse preocupado por mucho tiempo de un posible desfiguramiento del rostro. Los medios no siempre reaccionaron a su favor.

    Gafas para Ski y Deslizamiento en la Nieve (1965)

    Las gafas protectoras de doble lente, antiniebla, fueron inventadas y patentadas por Robert Earl Smith a mediados de 1960. Durante muchos años, los, esquiadores tuvieron que conformarse con gafas de seguridad de un solo vidrio que se empañaban con el sudor y la humedad. Un ortodoncista, de nombre Smith, comenzó a utilizar instrumentos de odontología, espuma de poliuretano y goma para fabricar los prototipos que eventualmente se convertirían en el estándar actual de la industria.

    Gafas Protectoras para Basquetbol (1968)

    A través de la historia de los deportes, varios jugadores importantes de la NBA han utilizado gafas protectoras durante el juego, incluyendo a Kareem Abdul-Jabbar, James Worthy, Horace Grant, Kurt Rambis y Amar'e Stoudemire. Quizás el más famoso de ellos, Abdul-Jabbar fue el primero que utilizó gafas protectoras en enero de 1968 para evitar dañar su córnea en un juego de la NCAA. En la actualidad, en los juegos de la NBA, todos los elementos de protección ocular deben cumplir las normas de ser envolventes y no tener bordes afilados ni protuberantes. Además, se deben aprobar antes de cada partido.

    Carreras de Motociclismo — Casco Contra Golpes Para Proteger Toda la Cara (1968)

    Los cascos en los que la cara quedaba descubierta, hechos de material resistente fueron populares para las carreras de motos y automóviles durante la primera mitad del Siglo XX. En 1968, la compañía Bell, de California, introdujo el primer casco de protección facial completo, el Star. Ese año, Dan Gurney fue el primer conductor en usar el casco en la carrera de las 500 Millas de Indianápolis. Sin embargo, sólo hasta después de la muerte de Dale Earnhardt en 2001 la NASCAR declaró obligatorio el uso de los cascos de protección completa del rostro.

    Visor Protector para Hockey (1973)

    El primer jugador profesional de hockey en utilizar un casco con visor fue Greg Neeld en 1973, después de haber perdido su ojo izquierdo por un golpe con el bastón de un oponente. En 2013, la Liga Nacional de Hockey (NHL) dispuso que cualquier jugador con menos de 25 juegos profesionales de experiencia en esa temporada debía utilizar visor protector. Para las competencias internacionales, como los Olímpicos, los jugadores de hockey nacidos en o después de 1975, deben utilizar visor que cumpla las normas internacionales. Todas las mujeres que compiten en los Olímpicos, deben utilizar máscara de cubrimiento completo del rostro. Estas máscaras no se exigen para los jugadores de la NHL, aunque comúnmente son obligatorias en las ligas de novatos.

    Visor Protector para Fútbol Americano (1984)

    El primer jugador de la NFL en utilizar visor fue Mark Mullaney de los Vikingos de Minnesota en 1984, con el fin de proteger una lesión ocular que estaba sanando. En los juegos actuales, prevalecen los visores de muchos colores diferentes en la liga. Sin embargo, la NCAA, así como muchos colegios de secundaria y ligas infantiles, han prohibido todos los visores, excepto los transparentes, para que los entrenadores, el personal y los directores de los equipos puedan ver fácilmente los rostros y los ojos de los jugadores a fin de determinar cualquier lesión y decidir si el jugador estaba o no consciente.

    Gafas Protectoras para Raquetbol (1995)

    En septiembre de 1995, la Asociación Americana de Raquetbol Amateur (AARA) — predecesora de la Asociación Olímpica de Raquetbol de los Estados Unidos — dispuso el uso obligatorio de gafas protectoras para todos los participantes. Según las reglas de la AARA, el jugador que no utilice la protección ocular adecuada será penalizado con falta técnica y se le decretará un tiempo fuera para que se coloque la protección ocular adecuada; mientras que una segunda infracción en el mismo juego, resultará en su suspensión definitiva.

    Gafas Protectoras para Fútbol (Soccer) (1999)

    Aunque el uso de gafas protectoras es cada vez más común en el basquetbol, es aún muy raro verlo en el mundo del fútbol profesional. Sin embargo, en 1999, Edgar Davids, un popular futbolista del mundialmente conocido club holandés Ajax y del club italiano Juventus, comenzó a utilizar gafas protectoras después de una operación para glaucoma en su ojo derecho. En ese momento se le exigió a Davids que solicitara permiso de la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol para utilizar gafas protectoras y también para el uso de un medicamento para lavado de ojos que contenía sustancias prohibidas bajo el reglamento internacional antidopaje.

    Gafas Protectoras para Lacrosse (2005)

    Con base en las recomendaciones de la Academia Americana de Oftalmología y de la Academia Americana de Pediatría, US Lacrosse — el ente director nacional de este deporte — comenzó a recomendar el uso de gafas protectoras en el 2004. Un año después, la organización comenzó a hacer obligatorio el uso de protección ocular — aunque no así de casco ni máscara facial — a todos los niveles del juego para damas. La máscara protectora y el casco son obligatorios para los hombres — pero no la protección ocular.

    Gafas Protectoras para Hockey de Campo (2011)

    En abril de 2011, la Federación Nacional de las Asociaciones Estatales de Colegios de Secundaria comenzó a exigir protección ocular — ya fueran los lentes de policarbonato o el diseño de marco de alambre — para todos los jugadores de hockey de campo. Sin embargo, la Federación Internacional de Hockey y la USA Field Hockey, no tienen estas disposiciones obligatorias y sí prohíben estrictamente el uso de protectores oculares de alambre o estilo jaula.

    Gafas Protectoras para Squash (2012)

    El 1 de enero de 2012, la U.S. Squash — la entidad nacional que rige este deporte — declaró que los jugadores de squash con pelota dura y pelota blanda, así como los entrenadores, deben usar protección ocular durante todos los eventos autorizados. Este requerimiento se dispuso 20 años después de que el ex campeón estadounidense Will Carlin sufriera un desgarro y desprendimiento de retina cuando la bola de su oponente golpeó su ojo desprotegido.