• Síntomas de la enfermedad de Graves

    Read in English:
    Escrito por Kierstan Boyd
    Dec. 11, 2018

    ¿De qué manera afecta a los ojos la enfermedad de Graves?

    En algunas personas, una cantidad excesiva de hormona tiroidea puede provocar problemas en la vista y en los ojos. Para cada persona, los síntomas son diferentes y pueden aparecer y desaparecer.

    A continuación, se describen algunos problemas.

    Retracción de los párpados. Cuando los músculos alrededor del ojo se inflaman y empujan el ojo hacia adelante, los párpados superior e inferior son halados o contraídos. Pueden halar o contraer el párpado superior o el inferior.

    Ojos protuberantes. El exceso de hormona tiroidea hace que los músculos en el ojo y alrededor de él se hinchen y empujen los ojos hacia afuera. Debido a esta protuberancia del ojo, parece que las personas estuvieran mirando fijo todo el tiempo. Es un síntoma común de la enfermedad de Graves.

    Ojo seco. Debido a la retracción del párpado y la protrusión ocular, los ojos quedan expuestos al viento y el polvo. Esto puede hacer que los ojos se sequen mucho. El problema de ojo seco provoca que los ojos se sientan ásperos e irritables, y que la visión sea borrosa. La excesiva sensibilidad a la luz también es un problema. Si el problema de ojo seco es grave, con el tiempo, puede dañar la córnea, la parte frontal transparente del ojo.

    Visión doble. La hinchazón de los músculos puede provocar visión doble. Esa hinchazón, además, puede provocar presión en el nervio óptico. Este es el nervio que conecta el ojo con el cerebro. Cuando el nervio óptico se daña, causa ceguera.

    “Bolsas” en los ojos. La hinchazón del párpado puede hacer que sobresalga el tejido que rodea el ojo. Esto se percibe como “bolsas” alrededor de los ojos y puede hacer que una persona parezca mayor de lo que es.