• Nevo (peca del ojo)

    Read in English:
    Escrito por
    Revisado por James M Huffman, MD
    Jan. 11, 2022

    ¿Qué es un nevo?

    Un nevo es un lunar de color que aparece en el ojo. Se conoce a veces como “peca del ojo”, es similar a un lunar de los que aparecen en la piel. Un nevo (en plural: nevos) puede aparecer en la parte anterior del ojo, alrededor del iris, o bajo la retina en la parte posterior del ojo.

    ¿Por qué aparecen los nevos?

    Un nevo es un conjunto de células conocidas como melanocitos. Estas células producen melanina, el pigmento que da color al cabello, a la piel y a los ojos. La mayoría de las veces, los melanocitos se distribuyen igualmente por todo el tejido del organismo. Sin embargo, a veces estas células pueden agruparse y formar un nevo.

    Los nevos pueden estar presentes desde el nacimiento y no causan ningún daño. Una mancha pigmentada que aparezca más tarde en el trascurso de la vida es, por lo general benigna, aunque también puede tener el riesgo de convertirse en un cáncer.

    El nevo del ojo debe ser examinado periódicamente por un oftalmólogo porque, al igual que los lunares de la piel, puede progresar y convertirse en un cáncer en el ojo.
    Puede haber una asociación entre la exposición a la luz de los rayos ultravioleta (UV) y el desarrollo de los nevos. Usar anteojos oscuros para proteger los ojos de los rayos UV es una recomendación constante.

    Los nevos en la parte externa del ojo

    Un nevo o peca del ojo puede aparecer en la parte externa del ojo e incluye los siguientes tipos:

    Esta peca del ojo se conoce como nevo conjuntival. El nevo aparece en la conjuntiva, la película transparente que cubre la parte blanca del ojo.

    • Nevos conjuntivales: Un nevo conjuntival es una peca o una mancha similar a un lunar que aparece en la película transparente (la conjuntiva) que cubre el globo ocular. Este nevo es de un tipo muy común. Puede tener una coloración de amarilla a café y puede aclararse u oscurecerse con el tiempo. En la mayoría de los casos no es canceroso. Sin embargo, su oftalmólogo lo examinará periódicamente y si crece, es posible que confirme para ver si se convierte en un tipo de cáncer que se conoce como melanoma. Estas pecas del ojo se llaman nevos del iris. Un nevo es una parte coloreada del ojo y es muy frecuente encontrarlo.
    • Pecas del iris: Las pecas del iris son pequeños puntos color café oscuro en la superficie del parte coloreada del ojo (el iris). Al igual que las pecas de la piel, son producidas por una acumulación de pigmento de melanina. Son benignas y por lo general no se convierten en melanoma.
    • Nevos del iris: Al igual que las pecas del iris, los nevos del iris son puntos oscuros en la parte coloreada del ojo, el iris. Sin embargo, los nevos del iris son más grandes que las pecas del iris y crecen hacia abajo dentro de una parte del iris que se conoce como el estroma. Los nevos del iris crecen con el tiempo. Al igual que las pecas del iris, estos nevos son por lo general benignos (no cancerosos). Sin embargo, un oftalmólogo los controlará periódicamente para detectar cualquier cambio.

    Tanto las pecas del iris como los nevos del iris se pueden ver a simple vista, sin embargo, un oftalmólogo hará un examen ocular para determinar qué tipo de nevo tiene el paciente.

    Nevos de la coroides: nevos que están dentro del ojo

    Un nevo dentro del ojo se conoce como nevo coroidal.

    Un nevo dentro del ojo se conoce como nevo coroidal. Se encuentra debajo de la retina en una capa de tejido conocida como coroides. El nevo coroidal solo puede verse durante un examen ocular. Un nevo coroidal puede ser gris, amarillo, café o tener múltiples colores. Su oftalmólogo lo examinará para cerciorarse de si es una masa protuberante, si es de color naranja o si tiene algún escape de líquido. Cualquiera de estos hallazgos significa que podría ser o podría convertirse en un pequeño melanoma coroidal.

    ¿Cómo se diagnostica un nevo?

    Su oftalmólogo puede encontrar un nevo durante un examen ocular de rutina. En algunos casos, su oftalmólogo puede utilizar imagenología, una tecnología que como la TCO examina más de cerca el nevo, cuando se trata de un nevo coroidal.

    El oftalmólogo obtiene una imagen del nevo. Las imágenes se comparan a través del tiempo para ver si presentan algún cambio de tamaño o forma.

    Su oftalmólogo puede pedirle que asista a controles cada seis meses. Si el nevo no cambia en el curso de uno o dos años, lo más probable es que no sea un melanoma. Pero los nevos pueden convertirse en melanomas con el paso de los años, por lo que deberá ser reexaminado por un oftalmólogo de forma periódica. Asegúrese de cumplir el programa de exámenes que su oftalmólogo le indique.

    Tratamiento de los nevos

    La mayoría de los nevos no necesita tratamiento puesto que no afectan la visión ni representan problemas de salud. La única razón por la cual necesitaría tratamiento para un nevo es si su médico sospecha que puede ser un melanoma.

    En muy raros casos, un nevo de la pared externa del ojo que afecte su apariencia, podría ser extraído con cirugía.

    Su oftalmólogo no va a poner en riesgo su ojo para retirar un nevo benigno que se encuentre dentro del ojo. Su médico sólo le recomendará tratamiento si el nevo se convierte en un nevo canceroso. El tratamiento puede incluir radiación, cirugía, terapia con láser, o extracción del ojo. A veces, esperar y controlar de cerca el nevo es la opción de tratamiento. Estos se recomienda cuando los efectos secundarios de tratamiento de cáncer pueden ser más problemáticos que útiles.

    Cuándo debe consultar a su médico acerca de una peca en el ojo

    Usted ha notado un punto en su ojo que parece una peca. No cree que sea nada inusual y está bastante seguro de que no representa un problema. Pero conviene que o examine un oftalmólogo.

    Aunque lo más probable es que sea benigno, el oftalmólogo querrá examinarlo y seguirlo de cerca para asegurarse de que el nevo no cambie. Los cambios significan que el nevo podría convertirse en cáncer.

    Otras razones para ver a un oftalmólogo incluyen:

    • Que usted ha notado que la peca del ojo ha crecido o ha cambiado de forma o color;
    • Que tiene dolor en el ojo;
    • Que ve destellos de luz;
    • Que ha notado otros cambios en su visión