• Un estudio dimensiona el problema de visión del Viagra

    Escrito por Reena Mukamal
    Revisado por Andrew G Lee MD
    Editado por Anni Delfaro
    Apr. 20, 2020

    El sildenafil, vendido bajo el nombre comercial de Viagra, se considera seguro para hombres con disfunción eréctil. No obstante, a las altas dosis, este medicamento puede tener efectos duraderos en la visión. Esa es la conclusión de un informe publicado este mes en la revista Frontiers in Neurology.

    El informe describe 17 hombres sanos que buscaron atención médica después de ingerir el medicamento por primera vez. Por lo general, los médicos sugieren que debe comenzarse la administración con 50 miligramos de sildenafil, aumentándolo luego o disminuyendo la dosis según sea necesario. Sin embargo, los hombres en este estudio tomaron el medicamento sin prescripción y a la dosis más alta recomendada: 100 miligramos.

    Todos experimentaron molestias oculares desde sensibilidad a la luz y visión borrosa hasta daltonismo y visión teñida de azul. Los síntomas continuaron tiempo después de que los efectos deseados del medicamento habían cesado, según informes de los científicos turcos. Para algunos hombres, la limitación visual duró hasta tres semanas.

    La conexión entre el Viagra y la visión

    El Viagra incrementa el flujo sanguíneo del pene — produciendo una erección — al hacerlo, incrementa la enzima conocida como fosfodiesterasa 5. Sin embargo, en el proceso, el medicamento perturba también una enzima relacionada con las células de la retina. Según informan los expertos, a altas dosis, esto podría dañar permanentemente la retina.

    Por lo general, los efectos secundarios se presentan en hombres con otras afecciones de salud subyacentes. Los medicamentos para la disfunción eréctil se relacionan con neuropatía óptica isquémica, una pérdida de visión súbita y permanente producida por la interrupción del flujo sanguíneo al nervio óptico. Esto es más común en hombres hipertensos o con problemas cardiacos. Quienes tienen una anomalía del nervio óptico o una condición hereditaria conocida como retinitis pigmentosa, también son propensos a los problemas de visión cuando toman medicamentos contra la disfunción eréctil.

    Un consejo para los hombres: más no significa mejor

    El nuevo estudio no es la primera indicación de que las altas dosis de sildenafil aumentan el riesgo de problemas visuales. El año pasado, los investigadores en Massachusetts reportaron el caso de un hombre que desarrolló pérdida de visión, incluyendo puntos “en forma de rosquillas” en su campo visual, después de consumir todo un frasco de sildenafil líquido. La limitación se prolongó por al menos dos meses. No obstante, estos casos son raros.

    Cualquier dosis de sildenafil puede producir dolor de espalda transitorio, dolor de cabeza, náuseas y cambios en la visión. Pero los síntomas no suelen durar más de cinco horas. No se sabe a ciencia cierta por qué algunos hombres experimentan síntomas más prolongados. Es posible que sean personas que requieran más tiempo que otras para digerir el medicamento, sugiere el oftalmólogo, Dr. Cüneyt Karaarslan, autor del informe. Esto podría llevar a altas concentraciones del medicamento acumuladas en la sangre.

    ¿Vale la pena correr este riesgo por Viagra?

    Si bien el informe da lugar a nuevas preocupaciones, los expertos no recomiendan descartar el medicamento. Algo clave que hay que recordar: utilice únicamente medicamentos de marca ética, bajo supervisión médica — y con una prescripción. Además, compre el medicamento en un lugar de confianza. Los medicamentos falsificados suelen venderse en línea y no están regulados por la FDA, muchos de ellos no cumplen las normas de calidad y seguridad estándar.  

    “Si toma medicamentos para la disfunción eréctil, sea consciente de que hay un bajo riesgo de efectos visuales secundarios u otras complicaciones, incluyendo neuropatía óptica isquémica. Asegúrese de analizar los riesgos y beneficios con su médico prescriptor”, recomienda el Dr. Andrew Lee, vocero clínico de la Academia Americana de Oftalmología.