• Control de la miopía en los niños

    Read in English:
    Escrito por
    Nov. 22, 2020

    La miopía es muy común. Una de cada dos personas (50%) la tiene. Con la miopía, el ojo es más largo de lo normal de adelante hacia atrás, o la córnea (capa transparente en la parte frontal del ojo) es demasiado curva. Esto hace que las cosas que están lejos de usted, se vean borrosas. La miopía se corrige con anteojos, lentes de contacto o, en algunos casos, con cirugía. Tener miopía puede aumentar sus posibilidades de tener algunos problemas visuales más adelante, como cataratas,  glaucoma y desprendimiento de retina.

    Los estudios demuestran que la miopía se está volviendo más común entre los niños. Si bien no se ha comprobado que existe un vínculo directo, la investigación sugiere que los niños que pasan más tiempo en el interior de sus casas haciendo actividades que requieren utilizar visión de cerca (como trabajar en la computadora, jugar videojuegos o leer) tienen tasas más altas de miopía, que aquellos que pasan más tiempo al aire libre.

    Los médicos están buscando formas de retrasar la progresión de la miopía en los niños. Aunque la miopía no se puede revertir, el objetivo del tratamiento es evitar que empeore. Esto puede proteger la salud ocular de un niño en el futuro, a pesar de que todavía necesite usar anteojos o lentes de contacto.

    Dosis bajas de gotas de atropina

    Usted puede estar familiarizado con las gotas para los ojos de atropina. Estas gotas se utilizan para dilatar las pupilas durante un examen oftalmológico. Cuando se administra a niños en pequeñas dosis durante 2 a 3 años, las gotas pueden retrasar la progresión de la miopía. Los médicos no saben exactamente cómo funciona, pero creen que estas gotas pueden evitar que el ojo se alargue demasiado. La miopía empeora a medida que el ojo se alarga.

    Las dosis bajas de atropina para la miopía se usan en niños entre 5 y 18 años. Las gotas se colocan en el ojo cada noche a la hora de acostarse. Los efectos secundarios de las gotas de atropina, a dosis bajas, pueden incluir enrojecimiento o picazón alrededor del ojo.

    Lentes de contacto de desenfoque periférico

    Estos lentes de contacto especiales son usados por niños de 6 a 12 años de edad con miopía. Este lente de contacto "multifocal" tiene diferentes áreas de enfoque. Piense en este tipo de lente como un tablero de dardos, con múltiples círculos, uno dentro del otro. El centro del lente u "ojo de buey", corrige la visión borrosa a distancia, mientras que las partes externas del lente "desenfocan" la visión periférica (lateral) del niño. Se cree que la visión lateral borrosa disminuye el crecimiento ocular y limita la miopía.

    Los lentes de contacto de desenfoque periférico podrían no funcionar en todos los casos. Sin embargo, estos lentes parecen ayudar a ciertos niños, incluidos aquellos cuyos padres son miopes y cuya miopía está empeorando.

    Al igual que con cualquier lente de contacto, existe el riesgo de contraer una infección corneal. Asegúrese de que su hijo pueda usar, limpiar y almacenar correctamente los lentes de contacto para evitar infecciones.  

    Ortoqueratología (Ortho-K)

    La ortoqueratología es un lente de contacto que un niño utiliza durante la noche para corregir la visión borrosa a distancia durante el día. También llamados Ortho-K, estos lentes aplanan la córnea mientras duerme. Al día siguiente, la luz que pasa a través de la córnea remodelada cae precisamente sobre la retina, haciendo que las imágenes distantes parezcan más claras.

    El uso de lentes Ortho-K solo mejora la visión por un corto tiempo. Una vez que dejan de usar los lentes, la córnea vuelve lentamente a su forma normal y la miopía regresa. Aun así, el Ortho-K puede proporcionar una reducción permanente en la progresión de la miopía.

    Existe el riesgo de infección con lentes Ortho-K. También son más difíciles de ajustar en comparación con los lentes de contacto regulares, y se necesitan más visitas de seguimiento al médico.

    Medidas que usted y su hijo pueden tomar que pueden ayudar a retrasar la miopía

    Asegúrese de que su hijo pase más tiempo al aire libre. Limite el tiempo que pasa frente a la pantalla de la computadora u otros dispositivos digitales. Al equilibrar el tiempo que pasa frente a la pantalla con el tiempo que pasa al aire libre, puede ayudar a limitar la miopía de su hijo y a proteger su visión a medida que crece.