• Remedios caseros rápidos para el ojo rojo

    Escrito por Dan T. Gudgel
    Revisado por K David Epley, MD
    Nov. 09, 2018

    La mayoría de los casos de ojo rojo desaparecerán por sí solos en una o do semanas. El que usted pueda aliviar el ojo rojo (conocido también como conjuntivitis) en el hogar, depende del tipo de ojo rojo que tenga y qué tan grave sea.

    Debe consultar de inmediato a su oftalmólogo en caso de que:

    • Tenga dolor o algún problema de visión
    • Sensibilidad a la luz
    • Sus síntomas no cedan después de una semana o más, o si empeoran
    • Su ojo produce mucha pus o moco
    • Tiene cualesquiera otros síntomas de infección como fiebre o dolor

    El ojo rojo es causa común de fallas de asistencia al colegio y puede contagiarse rápidamente en los ambientes escolares. Asegúrese de que sus hijos sepan cómo evitar el contagio del ojo rojo y de otras infecciones oculares.

    Qué se puede hacer en el hogar para aliviar el ojo rojo

    So usa lentes de contacto, debe dejar de usarlos mientras que tenga ojo rojo. Asegúrese de limpiar cuidadosamente sus lentes de contacto antes de comenzar a usarlos de nuevo. Mejor aún, obtenga unos lentes de contacto nuevos.

    Además debe dejar de utilizar también maquillaje para los ojos mientras tenga una infección. Deshágase de su maquillaje de ojos viejo y, cuando sus ojos ya estén sanos, comience a utilizar maquillaje nuevo.

    Si uno o ambos ojos están rojos y siente molestia, podría ser un ojo rojo alérgico, un ojo rojo viral o un ojo rojo bacteriano. A veces es fácil saber qué tipo de ojo rojo es pero en otras ocasiones, solo el médico podrá decir qué es lo que causa el problema.

    Remedios caseros para el ojo rojo bacteriano y viral

    El ojo rojo viral es similar a un resfriado común pero en los ojos. No hay tratamiento para el virus y, por lo general, lo único que se puede hacer es esperar a que sane por sí solo. El ojo rojo viral debe desaparecer en el término de uno o dos semanas, sin ningún tratamiento.

    El ojo rojo bacteriano por lo general, produce mayor cantidad de moco o pus que el ojo rojo viral o alérgico. El ojo rojo bacteriano puede ser tratado con antibióticos prescritos por su médico.

    Para reducir los síntomas del ojo rojo viral puede:

    • Tomar ibuprofeno u otro analgésico de venta libre.
    • Utilizar gotas oftálmicas lubricantes (lágrimas artificiales) de venta libre.
    • Poner una toalla facial humedecida en agua tibia sobre los ojos, por unos minutos.
      • Para hacer una compresa y utilizarla sobre los ojos, empape una toalla facial limpia en agua tibia, exprímala hasta que ya no gotee.
      • Ponga la toalla húmeda sobre los ojos y déjela hasta que se enfríe.
      • Puede repetir esto varias veces al día o con la frecuencia que le resulte más cómoda.
      • Use una toalla de cara limpia cada vez para no diseminar la infección.
      • Si tiene ojo rojo infeccioso en ambos ojos, utilice toallas diferentes para cada ojo.

    Si se quedan pegados sus párpados, una toalla facial tibia puede aflojar el moco endurecido para que pueda abrir los ojos.

    Remedios caseros para el ojo rojo alérgico

    Si su conjuntivitis es producida por alergias, es importante detectar la fuente de la alergia y suprimirla. El ojo rojo alérgico continuará mientras esté en contacto con lo que sea que lo esté causando

    El ojo rojo alérgico no es contagioso. Puede seguir yendo al trabajo o al colegio con una conjuntivitis alérgica y a nadie se le va a contagiar. Para reducir los síntomas del ojo rojo alérgico puede:

    ¿Leche materna para el ojo rojo?

    Los blogs y los medios sociales a veces envían recomendaciones que indican utilizar leche materna para ponerla en el ojo rojo de un niño. No hay ninguna base científica que respalde este uso de la leche materna para el ojo rojo y podría ser más nociva que benéfica. Las infecciones oculares en los niños puede ser muy graves — incluso pueden llegar a causar ceguera. No tarde en consultar al médico y no confíe únicamente en los remedios caseros.

    Quienes escriben blogs y recomiendan el uso de leche materna para el ojo rojo sostiene que las sustancias que contiene la leche materna pueden curar la infección y aliviar la inflamación. Pero uno de los pocos estudios para determinar si la leche materna puede curar infecciones no sólo encontró que no puede curar las causas más comunes de ojo rojo — la leche puede introducir nuevas bacterias en el ojo.

    Para el estudio, se recogió leche de 23 madres sanas en el hospital San Francisco. La leche se examinó para determinar su efecto en las causas comunes de ojo rojo y también se sometió a cultivos para buscar bacterias que estuvieran ya presentes en la leche. La leche materna tuvo un pequeño efecto en unos pocos tipos de bacteria pero no dio tan buenos resultados como los antibióticos. Además, las bacterias que ya se encontraban en la leche materna podrían producir otras infecciones oculares graves.

    Hay demasiados malos consejos sobre cómo aliviar el ojo rojo en internet. Nunca ponga en los ojos nada que no haya sido aprobado por un médico. Los alimentos y los extractos de hierbas no son estériles y pueden empeorar mucho más las cosas.

    Qué no se debe hacer cuando se tiene ojo rojo

    Cualquiera que sea el tipo de ojo rojo que tenga, no use gotas para reducir el enrojecimiento de los ojos, como Visina. Este tipo de gotas puede ocasionar grandes molestias si se tiene una infección y podrían empeorar los síntomas.

    El ojo rojo tanto viral como bacteriano puede difundirse fácilmente – tan fácil como se difunde el resfriado común. Si tiene una infección en un solo ojo tenga cuidado de no dispersarla al otro ojo. Y tenga cuidado de no dispersar la infección en público.

    Cómo evitar la difusión del ojo rojo

    Basta la higiene básica para no trasmitir la infección a otros o pasarla a su otro ojo.

    • Cambie a diario las fundas y las sábanas.
    • Use una toalla limpia cada día.
    • Lávese las manos con frecuencia, sobre todo después de haber tocado sus ojos.
    • No use los lentes de contacto hasta que sus ojos hayan vuelto a la normalidad.
    • No comparta nada que toque sus ojos.