• Enfermedades y Afecciones Oculares de la Niñez

    Nov. 01, 2013

    Importancia de los exámenes de detección de enfermedades oculares

    Hay muchas afecciones y enfermedades oculares que pueden afectar la visión de los niños. Algunas de las más comunes se relacionan con los trastornos de alineación y las enfermedades oculares que se enumeran a continuación. El diagnóstico y tratamiento temprano son esenciales para manejar la salud ocular de sus hijos. Siga estas recomendaciones de detección para preservar la visión de los niños.

    Trastornos de enfoque y alineación que afectan la visión

    Si se sospecha cualquiera de las siguientes afecciones, el niño deberá ser examinado por un oftalmólogo.

    Ambliopía
    Qué es la Ambliopía: Este término significa mala visión promedio en uno de los ojos que no ha desarrollado visión normal (generalmente durante los primeros años de vida). Es lo que se conoce a veces con el nombre de “ojo perezoso”. Se presenta cuando la agudeza visual es mucho mejor en un ojo que en el otro. La ambliopía es común y afecta a dos o tres de cada 100 personas en los Estados Unidos.

    Qué debe buscarse: La ambliopía puede ser resultado de un estrabismo (desalineación de los ojos). Un ojo puede mirar al frente mientras que el otro gira hacia adentro, hacia afuera, hacia arriba o hacia abajo. El ojo que gira puede hacerlo en forma constante u ocasional o intermitente. Las señales de los ojos mal alineados son “activadas y desactivadas” por el cerebro para evitar la doble visión, de manera que el niño utiliza únicamente el ojo con mejor visión. El estrabismo afecta a cerca del 4 por ciento de los niños en los Estados Unidos. La ambliopía también puede ser el resultado de otros problemas oculares distintos al estrabismo.

    Qué hacer: Si parece que la visión en uno de los ojos del niño es significativamente mejor (o más débil) que en el otro, el niño debe ser examinado por un oftalmólogo.

    Ptosis

    La ptosis implica la caída de un párpado superior que cubre el ojo ya sea parcial o totalmente bloqueando así la visión.

    Ojos de aspecto "nublado"
    Si la superficie del ojo, que es normalmente transparente, se ve opaca, el niño puede tener una catarata o un trastorno ocular que requiere tratamiento.

    Enfermedades y Afecciones Oculares Comunes en la Niñez

    Cuando se sospechan las siguientes enfermedades, el niño debe ser examinado por un médico de atención primaria o un servicio de salud infantil, que co-administre la atención del niño con un oftalmólogo, de ser necesario.


    Conjuntivitis (ojo rojo)

    Conjuntivitis (ojo rojo)

    La conjuntivitis puede referirse ya sea a una infección viral o bacteriana (ambas muy contagiosas) o a una reacción alérgica (no contagiosa).

    Qué debe buscarse:

    • El ojo se ve rojo o rosa debido a inflamación de la conjuntiva, la membrana delgada que recubre el interior de los párpados y la parte blanca del ojo.
    • El ojo llora, tiene flujo purulento o ambas cosas y, por lo general, presenta prurito y otras molestias.
    • Cuando se debe a una infección viral, es posible que el niño tenga fiebre, dolor de garganta y flujo nasal.

    Qué hacer: Si el niño tiene (o pudiera tener) ojo rosa contagioso, tendrá que quedarse en casa, no ir a la escuela, o debe volver a casa para no infectar a los otros niños. El ojo rosa contagioso generalmente se resuelve en tres a siete días. Cuando la lagrimación y el flujo ocular hayan cesado, el niño podrá regresar a la escuela.

    Para más información sobre cómo prevenir el contagio de la conjuntivitis en el aula de clase.

    Chalazión
    El chalazión tiene apariencia de un pequeño bulto en el párpado y puede producirse cuando se tapona una glándula de Meibomio (una glándula del párpado que secreta aceite). No se produce por una infección.

    Orzuelo
    Un orzuelo tiene apariencia rojiza, es un bulto doloroso cerca del borde del párpado; es producido por un folículo de pestaña infectado.

    Celulitis Preseptal u Orbital
    La celulitis es una infección relacionada con un trauma, una infección de las vías respiratorias altas o una infección de los párpados.

    Qué se debe buscar: Los tejidos alrededor del ojo se ven rojos e inflamados, y son dolorosos. La condición suele presentarse en un ojo, que puede estar inflamado y cerrado. El niño puede tener fiebre. La celulitis infecciosa orbital o preceptal más grave puede disminuir la visión, puede producir incapacidad de mover el ojo y el ojo se ve como si estuviera siendo presionado hacia afuera.

    Qué se debe hacer: Ambas formas de celulitis son afecciones graves que requieren atención médica urgente. El niño debe ser llevado a un médico de atención primaria o a otro profesional de salud calificado que pueda comanejar el tratamiento del niño con un oftalmólogo.

    Ducto lagrimal Tapado
    Un ducto lagrimal tapado se produce cuando el sistema de drenaje lagrimal del ojo se obstruye parcial o totalmente. Las lágrimas no pueden drenarse en forma normal lo que hace que el ojo llore y se irrite o presente infección crónica.

    Qué se debe buscar: Los síntomas de un ducto lagrimal tapado pueden incluir ojos llorosos o flujo de lágrimas.

    Qué se debe hacer: Un bebé puede nacer con un ducto lagrimal tapado, sin embargo, esto suele resolverse sin tratamiento durante el primer año de vida. En algunos casos, su oftalmólogo puede recomendar técnicas de masaje especiales para abrir la membrana que cubre la apertura inferior hacia la nariz del bebé. El médico podrá mostrarle la forma de hacer correctamente este masaje.