• Diagnóstico del Melanoma Ocular

    Read in English:
    Escrito por
    Revisado por G Atma Vemulakonda, MD
    Dec. 02, 2019

    ¿Cómo se diagnostica el melanoma ocular?

    El diagnóstico del melanoma ocular comienza con el examen de dilatación del ojo por un oftalmólogo. Ya que el melanoma ocular puede no causar síntomas al comienzo, la enfermedad suele detectarse durante un examen ocular de rutina.

    Un melanoma es diferente a un nevo o un lunar en el ojo o sobre él. Los melanomas dentro del ojo suelen ser de color naranja, más gruesos de lo habitual y puede haber fuga de líquido.

    Si el oftalmólogo sospecha que tiene un melanoma ocular, puede recomendarle que se someta a más pruebas. Por ejemplo:

    • Una ecografía del ojo. El examen ecográfico del ojo es un procedimiento en el que se hacen rebotar ondas de sonido de alta energía contra los tejidos internos del ojo para generar ecos. Se utilizan gotas para adormecer el ojo y se introduce cuidadosamente una sonda que envía y recibe ondas de sonido sobre la superficie del ojo. Los ecos crean una imagen del interior del ojo. Esta imagen permite al oftalmólogo medir el tamaño del melanoma.
    • Angiografía con fluoresceína. Este procedimiento utiliza un contraste que se le inyecta en el brazo y que llega hasta el interior del ojo. Luego, una cámara especial toma fotos del interior del ojo para determinar si existe alguna obstrucción o fuga de líquido.
    • Autoflourescencia de fondo del ojo. este examen utiliza un tipo de cámara especial que permite revelar la presencia de áreas con daño en forma de puntos pequeños de luz en una fotografía.
    • Tomografía de coherencia óptica. conocida también como TCO, este examen de imagen toma fotografías muy detalladas del interior del ojo.
    • Biopsia. Si su oftalmólogo sospecha que usted tiene un melanoma conjuntival, él o ella puede realizar una biopsia. En este procedimiento, el tumor es removido de la superficie del ojo. El tejido es examinado en un laboratorio. Por lo general, no es necesario hacer una biopsia para diagnosticar melanoma ocular, pero puede revelar información sobre el tumor y sobre la posibilidad de que se propague hace otras partes del cuerpo.

    Su oftalmólogo puede referirlo a otro especialista para que se someta a otras pruebas y así determinar si el melanoma se ha diseminado (es decir, si ha hecho metástasis).

    Estos exámenes pueden tener que repetirse con regularidad por muchos años.