Some areas of AAO.org are temporarily unavailable. We apologize for the inconvenience and are working to restore access.

  • La rehabilitación de la baja visión y las ayudas para baja visión

    Escrito por David Turbert
    Jan. 29, 2017

    Perder visión no significa tener que renunciar a sus actividades, pero sí requiere aplicar nuevas formas de llevarlas a cabo. ¿Le resulta difícil leer el periódico y las etiquetas de los precios, graduar los controles o manejar la luz brillante? Hay muchas herramientas, técnicas y recursos para personas con baja visión.

    Si un miembro de su familia o un amigo tiene baja visión, él o ella tendrán que aprender a mantener el mayor grado de independencia posible. Hay que reconocer que la baja visión representa una serie de retos pero a estas personas no hay que hacerles todo; hay que permitirles aprender a adaptarse y a aceptar los ajustes que deberán hacer para maximizar su independencia.

    Aproveche al máximo la visión que le queda: encuentre y utilice su "mejor nuevo punto de vista"

    Cuando se tiene un punto ciego en el ojo (afección que se conoce como escotoma) en su visión central, conviene buscar su "mejor nuevo punto de vista". Tal vez haya oído que a este mejor nuevo punto de vista se le conoce como el locus retiniano preferido, o LRP. Para encontrar su LRP, imagine que el objeto que quiere ver está en el centro de un gran cuadrante de reloj. Desplace la mirada alrededor de los número del reloj y fíjese en qué momento ve el objeto central con mayor claridad. Use este mismo punto de visualización para observar otros objetos.

    Rehabilitación de la visión: cómo hacer mejor uso de la visión que tiene

    La rehabilitación de la visión consiste en aprender a hacer las cosas de otra manera para aprovechar mejor la baja visión. Se pueden aprender nuevas formas de leer, de escribir o de realizar distintos oficios en el hogar o se puede aprender a utilizar ayudas para la baja visión.

    Los profesionales en rehabilitación de la visión trabajan con usted como un equipo

    Este equipo puede incluir:

    • Un oftalmólogo
    • Un especialista en baja visión
    • Un terapeuta ocupacional
    • Un profesor de rehabilitación
    • Un especialista en orientación y movilidad (que le ayuda a poder moverse en distintos lugares con mayor agilidad)
    • Un trabajador social
    • Un asesor

    Pregunte a su oftalmólogo cómo encontrar en el área donde vive programas de rehabilitación de la visión y terapeutas que puedan ayudarle.

    Cosas importantes que deben buscarse en los servicios de rehabilitación de la visión

    Al informarse acerca de la baja visión y los servicios de rehabilitación de la visión más cercanos a usted, pregunte si esos servicios incluyen:

    • Evaluación de baja visión realizada por un oftalmólogo o un optómetra.
    • Prescripción de dispositivos: ¿Se pueden conseguir prestados algunos dispositivos antes de comprarlos, o se pueden devolver y recibir el reembolso?
    • Capacitación en rehabilitación: lectura, escritura, salir de compras, cocinar, iluminación y control de destellos.
    • Evaluación del hogar
    • Servicios de movilidad
    • Grupos de apoyo y recursos

    Es importante preguntar si los servicios son gratuitos o si se pueden cargar a Medicare o a otra aseguradora. De no ser así ¿Cuál sería su costo? (Nota: Medicare cubre la mayoría de los servicios pero no los dispositivos).

    Ayudas para la baja visión

    Hay muchas ayudas y dispositivos para baja visión a fin de ayudarle en el desempeño de sus actividades diarias. Consulte con su oftalmólogo o con el equipo de rehabilitación de la visión acerca de las soluciones para sus necesidades específicas. Desde relojes de pulsera que hablan, hasta tabletas, computadores, hay muchísimas herramientas para ayudar a las personas con baja visión. Pregunte también si usted va a necesitar entrenamiento para el uso de los dispositivos.

    Las siguientes son algunas de las ayudas para personas con baja visión:

    Ayudas ópticas para baja visión. Se trata de lupas para ver más grandes los objetos, esto facilita ver lo que se hace.Photograph of an illuminated hand magnifier

    • Anteojos de lupa. Estos anteojos se utilizan como anteojos normales para dejar libres sus manos. Pueden utilizarse para leer, para enhebrar una aguja o para realizar cualquier otro trabajo que requiera visión de cerca.
    • Lupas de patas. Estas lupas descansan sobre el objeto que se está mirando. Ayuda a mantener el lente a una distancia adecuada. Al estar sobre un soporte también ayuda a quienes tienen temblor o artritis. Algunas lupas con soporte tienen luces incorporadas.
    • Lupas de mano. Son lupas diseñadas para ayudar con distintos grados de visión. Algunos modelos tienen luces incorporadas.
    • Telescopios. Estos se utilizan para ver objetos o señales a distancia. Algunos telescopios pueden adaptarse a los anteojos. Otros se sostiene como binoculares.
    • Amplificadores de video. Estos dispositivos electrónicos amplían páginas impresas, imágenes u otros objetos pequeños para verlos más grandes. Generalmente se pueden graduar para adaptarlos a sus necesidades de visión. Por ejemplo, con algunos de estos amplificadores se puede agregar contraste para que las palabras impresas se vean más oscuras. Hay muchos amplificadores de video. Consulte con su oftalmólogo acerca de cuáles pueden ser los mejores para usted.

    Dispositivos para baja visión. Estos están diseñados para ayudar en las actividades de la vida diaria.

    • Audiolibros y libros electrónicos. Con los audiolibros puede escuchar texto leído en voz alta. Con los libros electrónicos como los de Kindle®, Nook® y otros, puede aumentar el tamaño de las palabras y el contraste.
    • Los teléfonos inteligentes y tabletas le permiten cambiar el tamaño de las apalabras, graduar la luz y utilizar comandos de voz. Hay también muchas aplicaciones para elegir, como programas que leen material en voz alta, amplían o iluminan. Otra aplicación, EyeNote, es gratuita para los productos Apple. Escanea e identifica la denominación de los billetes de Estados Unidos.
    • Computadoras que pueden leer en voz alta o ampliar lo que está en la pantalla.
    • Dispositivos que hablan, como relojes de pulsera, cronómetros, manguitos para toma de presión y máquinas para medición de los niveles de azúcar.
    • Impresiones en letra grande de libros, periódicos, revistas, naipes y cheques bancarios.
    • Teléfonos, termostatos, relojes y controles remotos con números grandes y colores de alto contraste.

    Los nuevos avances en tecnología para el consumidor no son sanalotodos para quienes tienen baja visión. Muchas de estas personas necesitarán otros dispositivos y ayudas. También necesitarán rehabilitación de visión para lograr el mejor uso posible de la visión que tienen. Pero, para muchos, estos dispositivos y aplicaciones digitales ofrecen más opciones de ayudas portátiles a menor costo.

    Técnicas para baja visión

    Utilice estas técnicas de baja visión para las actividades de la vida diaria.

    • Aumente la cantidad de luz en su hogar. Reemplace las bombillas por otras que iluminen más e instale más lámparas en áreas donde la iluminación sea más baja.
    • Reduzca el destello en interiores y exteriores. Gradúe las luces en interiores para que no produzcan destello. Proteja sus ojos utilizando sombreros de ala ancha o anteojos con montura envolvente cuando esté fuera de casa.
    • Cree más contraste dentro de su hogar. Utilice un mantel de colores vivos con una vajilla blanca, por ejemplo. O ponga papel Contact ® negro en un escritorio donde tenga papeles blancos.
    • Use marcadores de fieltro de punta gruesa para escribir sus listas de compras o tomar apuntes.