• Se encuentran 27 lentes de contacto en ojo de una mujer

    Escrito por Susanne Medeiros y Beatrice Shelton
    Aug. 07, 2017

    Cuando los médicos preparaban a una mujer de 67 años para cirugía de cataratas, descubrieron algo aterrador – 17 lentes de contacto pegados unos a otros. Después, encontraron otros 10.

    No se sabe a ciencia cierta por cuánto tiempo tuvo esta mujer los lentes en el ojo pero, según el equipo médico que hizo el descubrimiento, había venido utilizando lentes desechables de uso mensual durante 35 años.

    Según el Dr. Thomas L. Steinemann, vocero clínico de la Academia Americana de Oftalmología, “Esto no es poco frecuente. He visto pacientes con un lente de contacto pegado al ojo pero nunca esta cantidad. Normalmente, en un caso como este, el paciente experimentaría una sensación de ardor como de ojo seco. Por esta razón, son tan importantes los exámenes oculares de rutina”.

    La mujer atribuía su irritación ocular al síndrome de ojo seco y a su proceso de envejecimiento. Su equipo médico llegó a la conclusión de que su mala visión y el hecho de tener los ojos hundidos habían contribuido a que esto ocurriera. La pila de lentes estaba tan incrustada dentro del párpado, que era difícil verla. La detectaron sólo después de haber insertado un espéculo en el ojo para durante la preparación para la cirugía.

    Según el Dr. Jeff Pettey, oftalmólogo, “Tener dos lentes de contacto en un ojo es bastante común, tener tres o más es algo extraordinario”. Sostiene que el creciente uso diario de lentes de contacto puede estar contribuyendo a este problema. “Los pacientes simplemente olvidan que tiene el lente de contacto en el ojo y piensan que se les ha caído cuando realmente lo que ocurre es que aún está dentro del ojo. Entonces, se ponen otro lente sobre el anterior”.

    Los siguientes son cuatro señales de alerta de que puede tener un lente de contacto atrapado en el ojo:

    • Un dolor agudo o una sensación de algo que raspa el ojo
    • Ardor
    • Ojo seco
    • Enrojecimiento

    Los siguientes son cuatro hábitos que todos los usuarios de lentes de contacto deben practicar para mantener los ojos sanos:

    • Lavarse las manos antes de tocar los lentes de contacto o sus ojos
    • No dormir jamás con los lentes puestos
    • Nunca "agregue" solución — no mezcle solución vieja con solución nueva
    • Nunca nade ni se duche con los lentes puestos

    Una forma fácil de evitar un accidente con los lentes de contacto es hacerse un examen regular de ojos con un oftalmólogo o un profesional de salud ocular. Es la forma más segura de garantizar la salud de sus ojos. La Academia Americana de Oftalmología recomienda a los usuarios de lentes de contacto hacerse un examen ocular anual con un proveedor de salud ocular y con mayor frecuencia, si fuere necesario.