Some areas of AAO.org are temporarily unavailable. We apologize for the inconvenience and are working to restore access.

  • Noticias de investigación: Antihipertensivos y DMRE

    Jan. 22, 2017

    La Degeneración Macular Relacionada con la Edad, DMRE, es una de las principales causas de pérdida de visión y ceguera entre los norteamericanos de 65 años o más [1] y afecta aproximadamente a 11 millones de personas en los Estados Unidos [2]. La enfermedad deteriora la mácula del ojo, responsable de ver con claridad los detalles finos. Además de la edad avanzada, la causa de DMRE puede atribuirse a varios factores de riesgo, incluyendo riesgo hereditario y tabaquismo. Algunos estudios han encontrado además una asociación entre la DMRE y la hipertensión, aunque este hallazgo ha sido inconsistente.

    Para ayudar a aclarar la relación entre la DMRE y los medicamentos antihipertensivos, incluyendo los vasodilatadores, investigadores de la Escuela de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin, realizaron un estudio de una cohorte poblacional de 1988 a 2013, con un total de cerca de 5.000 residentes de Beaver Dam, Wisconsin, entre los 43 y los 86 años de edad. Esta investigación forma parte del Beaver Dam Eye Study patrocinado por el National Eye Institute, que, desde 1987, ha recopilado información sobre la prevalencia e incidencia de las enfermedades oftalmológicas relacionadas con la edad como la DMRE, la degeneración macular y la retinopatía diabética.

    Los investigadores determinaron que el uso de cualquier vasodilatador como la Apresolina y el Loniten, que abren (dilatan) los vasos sanguíneos – se asociaba con un mayor riesgo de desarrollar la etapa temprana de DMRE. Entre personas que no tenían medicación vasodilatadora, se calcula que cerca de 8,2 por ciento desarrolló signos de DMRE temprana. En contraste, entre quienes recibían vasodilatadores, el 19,1 por ciento desarrolló la enfermedad.

    Los investigadores determinaron además que el uso de betabloqueadores orales como Tenormin y Lopressor se asociaba con un aumento de riesgo de DMRE neovascular, una forma más avanzada y más agresiva en cuanto a la pérdida de visión. Entre quienes no tomaban betabloqueadores cerca de 0,5 por ciento desarrolló signos de DMRE neovascular. En contraste con los que recibían betabloqueadores orales, donde 1,2 por ciento desarrolló DMRE neovascular.

    Aunque el estudio ofrece estimativos de riesgos de asociaciones entre medicamentos antihipertensivos y distintas etapas de DMRE, los investigadores advierten que su estudio n pudo discernir efectos de los medicamentos en sí mismos y de las afecciones para las cuales los participantes los recibían. Consideran que se requiere mayor investigación para determinar la causa del incremento de riesgos.

    [1] http://www.eyeresearch.org/resources/pdfs/
    AgeRelatedMacularDegeneration(NEI).pdf

    [2] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19365036