• ¿Una Prueba Ocular Para Detección Temprana del Alzheimer?

    Escrito por Dan Gudgel
    Nov. 21, 2016

    Una fotografía de la retina podría un día ayudar a diagnosticar personas con Alzheimer antes de que aparezcan los primeros síntomas. Un estudio publicado en Investigative Ophthalmology and Visual Science demostró que la técnica podría identificar el Alzheimer en ratones. El próximo paso será probar el procedimiento en humanos.

    Normal optic disc and blood vessels seen in retina image.
    Apariencia normal del disco óptico y los vasos sanguíneos en una fotografía de retina estándar.

    Los investigadores del Centro de Diseño de Medicamentos de la Universidad de Minnesota pudieron identificar el Alzheimer en fotografías detalladas de las retinas de ratones. La retina es un tejido similar al tejido del cerebro y puede verse directamente al estudiar el interior del ojo. Cuando comienza el Alzheimer, cambia la forma como se refleja la luz en la retina. El estudio demostró que, en los ratones, este cambio comienza mucho antes de que aparezcan cambios notorios de comportamiento o de memoria.

    El Alzheimer produce cambios en la memoria, en el pensamiento y en la visión, así como problemas de movimiento y conducta. Los síntomas se van tornando más severos a medida que avanza la enfermedad. Según la Asociación de Alzheimer, la enfermedad es producida por una acumulación de placas y nudos de amiloide en las células nerviosas del cerebro. Estas placas son difíciles de observar en cerebros vivos, por lo que, generalmente, sólo se diagnostica el Alzheimer con base en los síntomas. Para cuando los síntomas son evidentes, el paciente ya habrá perdido parte de su función cerebral.

    No hay tratamiento para la acumulación de las placas de amiloide en el cerebro que son la causa del Alzheimer. Sin embargo, hay tratamientos para algunos de los síntomas. También hay tratamientos que pueden retardar el progreso de la enfermedad. Si esta nueva prueba funciona tan bien en humanos como en los ratones, quienes padecen Alzheimer podrían recibir tratamiento muchos años antes, cuando aún no han aparecido los síntomas.