• Vuelo espacial y la visión de los astronautas

    Jan. 22, 2017

    NASA descubre que los vuelos espaciales afectan los ojos y la visión de los astronautas

    Los vuelos espaciales que duran seis meses o más pueden causar cambios en los ojos y la visión de los astronautas, según un estudio patrocinado por la NASA. Este descubrimiento está teniendo un impacto importante en los planes para un vuelo a Marte con tripulación a bordo. Los ojos y la visión de los astronautas son de alta prioridad para el Equipo de Investigación de Medicina Espacial de la NASA, de acuerdo al jefe encargado, Terry Taddeo.

    El estudio examinó a siete astronautas detenidamente y encontró anomalías en la estructura ocular y la visión en todos ellos. El cambio estructural más común fue un aplanamiento de la parte posterior del globo ocular. Se encontraron también cambios en la retina (el área sensible a la luz en la parte posterior del ojo) y el nervio óptico. Estos cambios persistieron en algunos astronautas bastante después de su regreso a la tierra.

    En una encuesta separada de la NASA hecha a 300 hombres y mujeres astronautas, un 23 por ciento de tripulantes en vuelos cortos y un 49 por ciento en vuelos largos reportaron haber tenido problemas de visión a corta y larga distancia durante sus misiones. Algunos también reportaron que los problemas de visión persistieron durante años después de su regreso.

    La NASA tiene la preocupación de que un viaje de tres años en una tripulación a Marte podría hacer un daño grave a su visión, e incluso desarrollar una ceguera que no pueda ser corregida o tratada durante el vuelo. Los investigadores están trabajando ahora con los astronautas de la estación espacial para medir su presión intraocular y obtener imágenes de ultrasonido de sus ojos durante los vuelos. Los astronautas también reciben estas dos pruebas antes y después de todas sus misiones, al igual que una tomografía de coherencia óptica (la cual magnifica la imagen de una sección transversal de las partes del ojo), imágenes de resonancia magnética y una retinografía (la cual graba imágenes de la retina y la parte posterior del ojo).

    Una teoría es que las anomalías encontradas en los siete astronautas pudieron haber sido causadas por cambios en el fluido de líquidos hacia la cabeza, lo que puede ser resultado de vivir en condiciones de micro gravedad durante un tiempo prolongado. Hasta el momento, los científicos de la NASA no pueden decir con certeza cuáles son las causad de problemas oculares y de visión.

    Se ha sabido durante años que la visión de cerca se puede cambiar en el espacio. Incluso John Glenn tenía un par de "anteojos de anticipación espacial" a bordo de la cápsula. Los astronautas de hoy día utilizan anteojos que mejoran la nitidez visual, también llamada agudeza visual.