Due to poor air quality, the Academy San Francisco offices will be closed Friday, Nov. 16. 

  • La apnea del sueño y el glaucoma

    Read in English:
    Escrito por Kierstan Boyd
    Revisado por J Kevin McKinney MD
    Apr. 03, 2018

    ¿Tiene usted apnea obstructiva del sueño (AOS)? De ser así, probablemente sabe que, a menos que se trate, ésta puede llevar a problemas graves de salud, como hipertensión, infarto cardiaco o derrame cerebral. Pero ¿Sabía usted que este peligroso trastorno del sueño podría también llevar a pérdida de visión por glaucoma?

    La AOS es una afección en la que los músculos de la vía respiratoria se relajan durante el sueño y hacen que deje de respirar. Es posible que deje de respirar hasta por 2 minutos. La AOS tiene síntomas que incluyen ronquidos fuertes, esfuerzos por recuperar el aire durante el sueño, somnolencia durante el día y dolor de cabeza al despertar.

    El glaucoma es una enfermedad que afecta el nervio óptico. Se conoce como el ladrón silencioso de la vista porque, al inicio, no tiene ningún síntoma. A medida que el nervio óptico se va dañando, la visión se va perdiendo poco a poco y es irrecuperable.

    Los estudios demuestran que quienes tienen apnea del sueño son más propensos a desarrollar glaucoma que los que no tiene este problema. Sin embargo, no se sabe exactamente por qué las dos enfermedades están directamente relacionadas.

    Los investigadores estudian qué le ocurre al ojo durante los episodios de apnea, haciendo que los pacientes utilicen lentes de contacto especiales mientras duermen. Los lentes detectan cambios en la presión dentro del ojo (conocida como presión intraocular o PIO). El nervio óptico dañado por el glaucoma generalmente se relaciona con una presión intraocular superior a la normal. Los investigadores esperaban que, con la AOS, aumentara la PIO puesto que la presión en el tórax se eleva cuando el paciente deja de exhalar. Sin embargo, este no es el caso. De hecho, la PIO demostró que baja durante los episodios de apnea del sueño. Ahora los científicos creen que cierto tipo de glaucoma puede ser el resultado de falta de oxígeno suficiente en la sangre — debido a que la apnea del sueño impide respirar normalmente.

    A medida que los estudios revelan más información acerca del ojo durante el sueño, los oftalmólogos esperan poder contar con nuevos tratamientos para el glaucoma y para otras enfermedades relacionadas con la AOS.