• Ambliopía: diagnostica y tratamiento para el ojo perezoso

    Escrito por Kierstan Boyd
    Revisado por Stephen N Lipsky MD
    Oct. 17, 2018

    Puede que su hijo no se dé cuenta de que tiene mejor visión en un ojo que en otro. Adicionalmente, usted puede no sospecharlo a menos que su  hijo tenga estrabismo u otro problema ocular evidente.

    Diagnóstico de ambliopía

    Para diagnosticar la ambliopía, los oftalmólogos examinan la visión para saber si hay diferencias entre un ojo y otro. Al examinar la visión de un bebé o un niño pequeño, el oftalmólogo cubre uno de los ojos del niño y observa cómo el otro ojo sigue un objeto en movimiento. El médico también observa cómo reacciona el niño cuando tiene un ojo cubierto. Si un ojo tiene ambliopía y el otro está cubierto, es posible que el niño intente ver por encima o por debajo del parche, que se lo quite o que llore.

    El oftalmólogo realizará un examen ocular completo para detectar otros problemas oculares que puedan afectar a la visión.

    Tener visión deficiente en uno de los ojos no siempre significa que el niño tiene ambliopía. En algunos casos, usar anteojos para corregir un error de refracción en uno de los ojos puede mejorar la visión.

    ¿Cuándo se le debe hacer un examen de visión a un niño?

    Todos los niños deben tener su visión examinada por su pediatra, medico de familia u oftalmólogo a los 4 años de edad o antes. Si hay historial familiar de ojos desalineados, cataratas en la infancia o una enfermedad ocular grave, un oftalmólogo debe examinar los ojos durante la infancia.

    La mayoría de los doctores evalúan la visión durante un examen médico general del niño. Si detectan algún indicio de problemas oculares, pueden remitir al niño a un oftalmólogo para que haga más exámenes.

    Tratamiento de ambliopía

    La ambliopía generalmente se corrige haciendo que el niño use el ojo más débil. Esto a menudo se logra colocando un parche sobre el ojo más fuerte del niño. En algunos casos, se pueden usar gotas para ojos para empañar la visión del ojo más fuerte. O bien, el niño puede usar anteojos con una lente que empañe la visión en ese ojo.

    En general, se necesitan de varias semanas a varios meses para fortalecer la visión en el ojo más débil. Una vez que la visión de ese ojo haya mejorado, es posible que el niño deba usar un parche temporal durante algunos años. Esto se hace porque existe la posibilidad de que el otro ojo vuelva a debilitarse. Recuerde asistir a todas las citas con el oftalmólogo del niño, quien vigilará cuidadosamente la visión de su hijo.

    Cómo elegir y usar un parche para ojos

    El parche debe ser cómodo y al mismo tiempo mantenerse firme en su lugar. No debe permitir que el niño espíe por los bordes. La mayoría de las farmacias cuentan con una amplia variedad de parches de distintos tipos y tamaños. En línea también podrá encontrar divertidos parches decorativos. No use los parches negros con bandas elásticas o nudos (como los parches de pirata). Son muy fáciles de quitar y el niño podría espiar por los bordes. Para usar el parche, simplemente adhiéralo a la piel que se encuentra alrededor del ojo.

    Si su hijo usa anteojos, existen parches diseñados para sujetarse al lente. Estos parches son útiles para los niños que están acostumbrados a usar parche, pero no son tan eficaces si el niño ha comenzado el tratamiento recientemente. Esto se debe a que el parche se puede deslizar o el niño puede aprender a espiar por los bordes. Si su hijo usa anteojos y no está acostumbrado a los parches, lo mejor es colocar el parche directamente alrededor del ojo fuerte, por debajo de las anteojos.

    Cómo evitar que su hijo se quite el parche

    A los niños no les gusta que les tapen ni les empañen su ojo fuerte. Sin embargo, usted debe ayudar a su hijo a hacer lo que más le conviene. De lo contrario, el tratamiento no funcionará.

    Intente distraer al niño u ocuparlo en alguna actividad que capte su atención. O bien, dele una recompensa por usar el parche.

    Puede suceder que su hijo no se acostumbre inmediatamente a usar el parche. Con el tiempo, debería ser más fácil tanto para él como para usted. No olvide que fortalecer el ojo más débil es la única manera de lograr una visión normal y saludable.

    Si su hijo continúa quitándose el parche, puede cubrirle las manos con guantes, mitones o calcetines como último recurso.

    Cómo enseñarle a su hijo sobre el parche para ojos

    Puede que los niños de edad preescolar o escolar no quieran usar un parche en el ojo o gotas para ojos que empañen la visión. Para ayudar, los padres deben explicarles lo importantes que son estos tratamientos para que puedan ver bien. Para tranquilizarlos, dígales además que muchos niños usan parches por el mismo motivo.

    Otra opción es hacer que los niños pequeños practiquen el uso del parche con muñecas. O bien, que decoren el parche con ceras (crayones) o marcadores.

    Explique el tratamiento de la ambliopía al maestro o la maestra del niño. Pídale que felicite al niño por usar el parche. A los niños los estimulan los comentarios positivos de sus maestros.

    Factores para tener en cuenta en relación con el tratamiento con parche:

    • En muy raras ocasiones, es posible que el parche o las gotas oculares para nublar la visión sean usados de manera excesiva. Esto puede perjudicar la visión del ojo fuerte. Asegúrese de asistir a las citas con el oftalmólogo del niño, para que este pueda vigilar de cerca la visión de ambos ojos.
    • La piel que se encuentra cerca del parche para ojos se puede irritar. Para aliviar la irritación, utilice un parche de distinto tipo o tamaño, y colóquelo todos los días en distinto ángulo.
    • Inicialmente, su hijo puede ser torpe con el parche puesto. Esté pendiente de su hijo cuando suba las escaleras o esté realizando actividades.

    Cirugía para corregir causas de ambliopía

    En algunos casos, el oftalmólogo recomendará cirugía para corregir determinados problemas oculares que producen la ambliopía. Después de la cirugía, es posible que el niño deba seguir usando un parche o que el ojo más fuerte sea cubierto hasta que su visión mejore.

    Es posible prevenir una pérdida de la visión por ambliopía, pero el tratamiento solo funciona si su hijo usa el ojo más débil para ver. A los niños no les gusta que les tapen ni les empañen su ojo fuerte. Sin embargo, usted debe ayudar a su hijo a hacer lo mejor para él o ella.

    Tratar la ambliopía para tener una mejor visión de por vida

    Cuando un niño tiene ambliopía, es importante fortalecer la visión en el ojo débil. Aun si el problema ocular que produce la ambliopía se corrige con anteojos o cirugía, se debe tratar la ambliopía en sí misma. De lo contrario, puede que el niño tenga problemas de visión de por vida.