• Algún día, los anteojos podrán tratar el glaucoma

    Escrito por Celia Vimont
    Apr. 02, 2018

    Algún día podría ser posible tratar el glaucoma mediante el uso de unos anteojos especiales adaptados con una resistencia electromagnética. Estos anteojos, desarrollados por Bionode, se encuentran actualmente en proceso de prueba. Este dispositivo podría tratar el glaucoma sin necesidad de utilizar gotas oftálmicas, según el investigador, Dr. Ike Ahmed.

    El Dr. Ahmed, es un oftalmólogo del Prism Eye Institute de Toronto, desarrolla estudios del nuevo dispositivo y es consultor e investigador clínico de Bionode.

    En el glaucoma, se acumula líquido en el segmento anterior del ojo. El exceso de líquido aumenta la presión interna del ojo y puede dañar el nervio óptico. A menos que se trate, el glaucoma puede llevar a pérdida irreversible de la visión. El tratamiento del glaucoma suele requerir gotas oftálmicas, que pueden producir efectos secundarios. Además, muchos pacientes de edad avanzada no pueden recordar cuándo deben utilizar las gotas. El Dr. Ahmed indica que “Se requiere un tratamiento no invasivo, efectivo para el glaucoma que resuelva estos problemas”.

    Los nuevos anteojos contienen una resistencia metálica que produce un campo magnético y genera una corriente. La corriente fluye a través de los músculos ciliares — un anillo de músculos dentro de la capa media del ojo — y estimula eléctricamente el área por la que el líquido sale del ojo. Este tratamiento permite una vía natural de drenaje que ofrece resultados más eficientes. Así se reduce la presión intraocular.

    Además, los investigadores están realizando pruebas de estos anteojos conectados a lentes de contacto que contienen un marcador de oro. Los anteojos trasmiten la corriente electromagnética al ojo a través del oro en los lentes de contacto. Debido a que las personas mayores suelen sentirse incómodas con los lentes de contacto, los investigadores inventaron unos anteojos que pueden utilizarse sin lentes de contacto.

    Bionode co-founders Pedro Irazoqui, PhD, and Murray I. Firestone, PhD, with a pair of prototype Bionode glasses.
    Los cofundadores de Bionode, Dr. Pedro Irazoqui, PhD (a la izquierda) y Dr. Murray I. Firestone, PhD, con un par de prototipos de anteojos Bionode.

    Los investigadores esperan desarrollar un dispositivo que parezca una montura de anteojos normal. La resistencia que administra el tratamiento iría en la montura rodeando los lentes.

    “Al igual que un par de anteojos nuevos, el medicamento para el glaucoma también actúa al producir la estimulación de la función muscular en el ojo”, indica el Dr. Ahmed. “En vez de utilizar gotas, nosotros estamos utilizando un voltaje bajo, una corriente electromagnética segura en los anteojos que llega al ojo”.

    Los estudios en animales han demostrado que el Bionode reduce la presión intraocular en muy corto tiempo — de 10 a 15 minutos. Están comenzando los estudios en humanos en Estados Unidos, Canadá y España. El Dr. Michael Greenwood, oftalmólogo de Fargo, North Dakota, se mostró optimista en cuanto a las posibilidades del dispositivo. “Si las pruebas clínicas demuestran la seguridad y eficacia de este tratamiento, podría cambiar las vidas de muchos pacientes. Saber que se cuenta con un método no quirúrgico y no farmacéutico para reducir la PIO (presión intraocular) es algo maravilloso. Queda aún mucho por saber, pero sin duda ayudará a mucha gente”.

    Si el tratamiento resulta efectivo, podría evitar pérdida de visión adicional en los pacientes con glaucoma. El Dr. Ahmed espera que el tratamiento pueda utilizarse en una variedad de pacientes. En personas con glaucoma temprano que no desean aplicarse gotas todos los días y que podrían beneficiarse tanto como aquellos que ya utilizan medicamentos y desean reducir el número de gotas que deben aplicarse. Podría inclusive ser útil para pacientes con glaucoma avanzado que han recibido tratamiento quirúrgico.

    “Ahora estamos considerando muchos interrogantes, incluyendo qué tanto tiempo deben utilizar los anteojos los pacientes de glaucoma, cuál es la dosis de corriente necesaria y cuánto dura el efecto de los anteojos, aún después de que un paciente se los haya quitado”, sostiene el Dr. Ahmed. “En el curso del próximo año, comenzaremos a ver qué tan efectivo es el tratamiento y obtendremos una mejor idea de cuándo podrían salir al mercado”.