• El nuevo tratamiento para el ojo seco es uno que hace llorar

    Escrito por Susanne Medeiros
    Aug. 11, 2017

    Durante años, los pacientes que sufren de ojo seco han contado con pocas opciones. La mayoría simplemente compraba lágrimas artificiales y esperaba mejorar. Sin embargo, los científicos están desarrollando nuevos tratamientos que hace más que sólo aliviar los síntomas.

    A comienzos de este año, la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos aprobó el primer dispositivo médico para tratamiento del ojo seco. Se conoce como TrueTear, y ofrece a los pacientes una nueva alternativa no medicada, al uso de gotas lubricantes y ungüentos tópicos.

    TTrueTear es un estimulador manual que viene con puntas diarias desechables que se insertan en la nariz. El dispositivo estimula los nervios dentro de la nariz para producir lágrimas. La reacción es como la que ocurre al cortar una cebolla. Excepto que con la cebolla se libera un compuesto químico que estimula las glándulas de los ojos a secretar lágrimas.

    ¿Imagina que insertar un dispositivo en la nariz para aliviar el ojo seco podría ser algo raro y desagradable? El Dr. Richard Lewis, oftalmólogo, sostiene que los pacientes que han ensayado el dispositivo han quedado tan satisfechos con el resultado que no han querido devolverlo.

    Otra ventaja es que el paciente puede controlar el dispositivo. El paciente determina la fuerza de estimulación y la frecuencia con la que lo usa.

    Las lágrimas son vitales para la visión. Los ojos sanos se lubrican con lágrimas que son una mezcla de aceites, agua, proteínas y moco. La película protectora que crea este líquido es necesaria para aclarar la visión. Sin ella, los ojos se secan y se tornan vulnerables a dolorosas abrasiones de la córnea. Las abrasiones de la córnea pueden distorsionar la visión.

    Las lágrimas artificiales que salen del gotero no son exactamente iguales a las lágrimas naturales. Pero las lágrimas que se producen con TrueTear son nuestras propias lágrimas orgánicas. Tienen todos los componentes vitales de las lágrimas naturales, incluyendo proteínas y moco. Estas son buenas noticias para el 15 por ciento de la población que sufre de ojo seco.