• Conexión encontrada entre el uso a largo plazo de "la píldora" y el glaucoma

    Dec. 19, 2016

    Los científicos advierten a los usuarios de "la píldora" no alarmarse por un estudio que ha conectado su uso a largo plazo con el riesgo de desarrollar glaucoma.

    Estudios recientes han encontrado que las mujeres que han tomado anticonceptivos orales durante más de tres años, tienen una probabilidad doble de presentar un diagnóstico de glaucoma, en comparación con las mujeres que no toman estos medicamentos.

    Si bien los resultados del estudio sugieren que los anticonceptivos orales podrían desempeñar un papel en la enfermedad glaucomatosa, los investigadores advierten que las mujeres que toman "la píldora" no deben alarmarse ya que el estudio no habla directamente sobre el efecto causal de las drogas en el desarrollo de la enfermedad ocular, y enfatizan que se necesita más investigación sobre dicha conexión.

    Los científicos (radicados en la Universidad de California en San Francisco, la Escuela de Medicina de la Universidad Duke, y el Tercer Hospital Afiliado de la Universidad de Nanchang en la China), recomiendan que tanto ginecólogos como oftalmólogos estén al tanto de los resultados y que los usuarios de anticonceptivos orales a largo plazo se hagan un examen de glaucoma solamente si tienen otros factores de riesgo existentes.

    El estudio utilizó datos de una encuesta realizada entre 2005 y 2008 por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el cuál incluyó la participación de 3.406 mujeres de 40 años de edad o mayores a lo largo de los Estados Unidos, quienes respondieron un cuestionario sobre la visión y la salud reproductiva, y se sometieron a exámenes de la visión. Luego de un ajuste de factores de edad, origen étnico y potencial de error, se encontró que las mujeres que habían usado anticonceptivos orales por más de tres años, sin importar de qué tipo, tienen una mayor probabilidad (2,05 mayor) de reportar un diagnóstico de glaucoma.

    Estudios previos en este campo han demostrado que el estrógeno puede jugar un papel importante en la patogénesis del glaucoma.

    La Academia Americana de Oftalmología recomienda a las personas de cualquier edad con síntomas de glaucoma o factores de riesgo de desarrollarlo, tales como personas con diabetes, antecedentes familiares de glaucoma, o de ascendencia africana, que consulten a un oftalmólogo para un examen. Basado en los resultados de una evaluación inicial, su oftalmólogo le hará saber con qué frecuencia debe hacerse exámenes de seguimiento.

    Los adultos mayores de 65 años de edad deben hacerse un examen de la visión cada uno o dos años, o según la recomendación de su oftalmólogo.