• La Estimulación de los Músculos Oculares Podría Retardar la Necesidad de Anteojos Para Leer

    Escrito por Kierstan Boyd
    Mar. 20, 2017

    Los investigadores prueban un nuevo método para tratar la presbicia con electro-estimulación para ayudar a retardar la necesidad de utilizar anteojos para leer. Esta técnica indolora utiliza señales eléctricas para “ejercitar” el músculo ocular que controla la visión de cerca.

    El músculo ciliar del ojo se encuentra detrás del cristalino del ojo y controla nuestra visión de cerca. Cuando este músculo se contrae, cambia la forma del cristalino para permitirnos ver de cerca. A medida que envejecemos la flexibilidad de los cristalinos se va perdiendo por lo que resulta más difícil cambiar efectivamente su forma y la visión de cerca se torna borrosa.

    Investigadores italianos deseaban ver si el uso de electro-estimulación para fortalecer el músculo ciliar podría corregir la presbicia temprana en personas que aún no dependen de anteojos para leer. La electro-estimulación ya se utiliza para tratar algunos problemas de salud, incluyendo otras lecciones oculares como el glaucoma y la degeneración macular. Uno de los beneficios de esta técnica es que no requiere cirugía. Es una evidente ventaja sobre la cirugía refractiva para tratar la presbicia.

    En este estudio los investigadores trataron a 46 personas con presbicia leve, con electro-estimulación. Para hacerlo, colocaron un dispositivo en forma de lente de contacto en el ojo del paciente. Este dispositivo se conecta a un generador de micro-corriente con cables muy delgados. El lente de contacto envía una leve corriente eléctrica al ojo, lo que activa y ejercita el músculo ciliar para fortalecerlo. El paciente percibe una leve sensación indolora de cosquilleo en el globo ocular y el párpado. Los participantes en el estudio recibieron tratamientos de ocho minutos en el curso de dos meses para continuar con tratamiento de mantenimiento una vez cada tres meses.

    Los investigadores pudieron determinar que el procedimiento mejoraba la visión de cerca del paciente en un poco más de 2-1/3 de pulgadas. Además, la visión de cerca y la visión intermedia aumentaron, en términos generales en cerca de una línea de la cartilla visual. Los investigadores también observaron que el grosor del cristalino de los participantes aumentaba y que también había un cambio positivo en la curvatura de los cristalinos. Sin embargo, no hubo cambio en la visión a distancia.

    La duración del beneficio obtenido por la electro-estimulación varió entre los participantes del estudio. Algunos requirieron tratamiento cada dos meses para mantener la visión de cerca mientras que otros la mantuvieron durante casi cuatro meses sin tratamiento.

    El dispositivo no ha sido presentado aún para aprobación por la FDA. Los investigadores sostienen que deben realizarse estudios con seguimiento más prolongado de los pacientes para confirmar sus hallazgos.