• Medicamento en gotas oftálmicas para el glaucoma

    Escrito por Kierstan Boyd
    Revisado por J Kevin McKinney MD
    Jul. 09, 2018

    Medicamento en gotas oftálmicas es útil para el tratamiento del glaucoma.

    El glaucoma es una enfermedad que afecta el nervio óptico del ojo y es una de las posibles causas de la ceguera. El nervio óptico conecta el ojo con el cerebro para que podamos ver. El glaucoma generalmente se produce cuando se acumula líquido en la parte delantera del ojo.  Esto hace que aumente la presión ocular, lo que daña el nervio óptico y, finalmente, se adueña  de la vista.

    Una dosis por día puede salvar la vista

    Es sumamente importante que se coloque las gotas para los ojos para tratar el glaucoma exactamente como se lo indica su oftalmólogo. Esto incluye aplicarse la dosis recomendada todos los días. Si usted no hace esto, puede perder la visión.

    Además, recuerde informarles a los otros médicos que lo atienden que usa un medicamento para el glaucoma. Como ocurre con cualquier medicamento, las gotas para los ojos para tratar el glaucoma pueden causar efectos secundarios.

    Es posible que su oftalmólogo le indique que utilice más de uno de los siguientes medicamentos.

    Alfa agonistas para el glaucoma

    La función de los alfa agonistas es reducir la cantidad de líquido que produce el ojo. También aumentan la cantidad de líquido que drena de los ojos. Esto ayuda a reducir la presión ocular.

    Entre los posibles efectos secundarios de los alfa agonistas se incluyen los siguientes:

    No conduzca ni haga funcionar máquinas si las gotas para los ojos para tratar el glaucoma le producen sensación de cansancio o sueño.

    La visíon borrosa, el ardor, y el enrojecimiento pueden mejorar con el tiempo. Sin embargo, si los efectos secundarios continúan afectándolo, consulte con su oftalmólogo. Posiblemente le reduzca la dosis o le cambie el medicamento. La mayoría de los efectos secundarios desaparecen cuando el medicamento deja de tomarse. Nunca deje un medicamento de forma repentina, salvo que se lo indique su médico.

    Beta bloqueadores para el glaucoma

    La función de los beta bloqueadores es reducir la cantidad de líquido que produce el ojo. Esto ayuda a reducir la presión ocular.

    Entre los posibles efectos secundarios de los beta bloqueadores se incluyen los siguientes:

    • Enrojecimiento, picazón o dolor en los ojos después de colocarse las gotas
    • Visión borrosa
    • Problemas respiratorios en personas con asma, oenfisema, o EPOC
    • Latidos lentos o irregulares
    • Sensación de cansancio
    • Depresión
    • Mareos
    • Cambio en el deseo o funcionamiento sexual
    • Cansancio excesivo al hacer ejercicio
    • En personas con diabetes, es más difícil notar los síntomas del nivel bajo de azúcar en la sangre.

    La visión borrosa, el ardor, y el enrojecimiento pueden mejorar con el tiempo. Sin embargo, si los efectos secundarios continúan afectándolo, consulte con su oftalmólogo. Posiblemente le reduzca la dosis o le cambie el medicamento. La mayoría de los efectos secundarios desaparecen cuando el medicamento deja de tomarse. Nunca deje un medicamento de forma repentina, salvo que se lo indique su médico.

    Inhibidores de anhidrasa carbónica para el glaucoma 

    La función de los inhibidores de anhidrasa carbónica es reducir la cantidad de líquido que produce el ojo. Esto ayuda a reducir la presión ocular.

    Entre los posibles efectos secundarios de los inhibidores de anhidrasa carbónica se incluyen los siguientes:

    • picazón en los ojos
    • enrojecimiento de los ojos
    • visión borrosa
    • erupción en la piel (especialmente en personas alérgicas a sulfonamidas)
    • mal sabor o cambios en su percepción de sabor de las cosas (especialmente las bebidas con gas)
    • malestar estomacal (náuseas)
    • sensación de cansancio
    • disminución de la energía
    • mayor necesidad de orinar (con las píldoras)
    • hormigueo alrededor de la boca y en las yemas de los dedos (con las píldoras)

    La visión borrosa, el ardor, y el enrojecimiento pueden mejorar con el tiempo. Sin embargo, si los efectos secundarios continúan afectándolo, consulte con su oftalmólogo. Posiblemente le reduzca la dosis o le cambie el medicamento. La mayoría de los efectos secundarios desaparecen cuando el medicamento deja de tomarse. Nunca deje un medicamento de forma repentina, salvo que se lo indique su médico.

    Mióticos para el glaucoma

    Los mióticos hacen que la pupila se contraiga (se achique), lo que aumenta la cantidad de líquido que drena de los ojos. Esto ayuda a reducir la presión ocular.

    Entre los posibles efectos secundarios de los mióticos se incluyen los siguientes:

    Si bien es muy poco frecuente, existe la posibilidad de que se desprenda la retina. Esto ocurre cuando se desprende el tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo. Podría notar de forma repentina manchas o puntos oscuros (como objetos que flotan) o destellos de luz en la vista. Si usted tiene estos síntomas, llame a su oftalmólogo inmediatamente.

    Es posible que los efectos secundarios desaparezcan después de usar el medicamento por un tiempo. Sin embargo, si los efectos secundarios continúan afectándolo, consulte con su oftalmólogo. Posiblemente le reduzca la dosis o le cambie el medicamento. Nunca deje un medicamento de forma repentina, salvo que se lo indique su médico.

    Análogos de la prostaglandina para el glaucoma

    La función de los análogos de la prostaglandina es aumentar la cantidad de líquido que drena de los ojos. Esto ayuda a reducir la presión ocular.

    Entre los posibles efectos secundarios de los análogos de la prostaglandina se incluyen los siguientes:

    • Enrojecimiento, picazón o dolor en los ojos después de colocarse las gotas
    • Sensación de que tiene algo en el ojo
    • Visión borrosa
    • Cambio permanente en el color del ojo (ocurre principalmente en los ojos color avellana)
    • Aumento en el grosor, la cantidad y el largo de las pestañas
    • Oscurecimiento del párpado
    • Infecciones de las vías respiratorias altas, como resfríos y gripe
    • Dolores en las articulaciones
    • Sensibilidad a la luz
    • Hundimiento gradual de los ojos en las órbitas, lo que no permite que los párpados funcionen correctamente.

    Es posible que los efectos secundarios desaparezcan después de usar el medicamento por un tiempo. Sin embargo, si los efectos secundarios continúan afectándolo, consulte con su oftalmólogo. Posiblemente le reduzca la dosis o le cambie el medicamento. Nunca deje un medicamento de forma repentina, salvo que se lo indique su médico.