• ¿Qué es un edema macular?

    Read in English:
    Escrito por
    Revisado por G Atma Vemulakonda, MD
    Mar. 16, 2022

    Un edema macular ocurre cuando hay fluido en la mácula que causa inflamación. Esto puede distorsionar la visión haciendo que los objetos se vean borrosos o descoloridos. 

    Sin tratamiento, el edema macular puede causar pérdida permanente de la visión.

    ¿Qué causa un edema macular?

    El edema macular es causado por bolsillos de líquido (usualmente debido a una fuga de los vasos sanguíneos dañados) que se hinchan dentro de la mácula.

    Existen muchas afecciones que pueden provocar fugas de líquido en la retina y causar el edema macular. Estas incluyen las siguientes:

    • Diabetes. En la diabetes, la concentración elevada de azúcar en la sangre daña los vasos sanguíneos, y estos se extravasan hacia la mácula.
    • Degeneración macular relacionada con la edad (DMRE). En la DMRE, los vasos sanguíneos anormales se extravasan y ocasionan hinchazón macular.
    • Pliegue macular/tracción vitreomacular. Cuando el vítreo en el ojo envejecido no se desprende completamente de la mácula, el vítreo tira de la mácula o forma un tejido cicatricial y acumulan bolsillos de líquido debajo de este.
    • Oclusión de vena retiniana (OVR). En enfermedades de los vasos sanguíneos como la OVR, las venas de la retina se obstruyen. Luego, sangre y líquidos comienzan a extravasarse hacia la mácula.
    • Alteraciones genéticas/hereditarias (que pasan de los padres a los hijos), tales como la retinosquisis o la retinitis pigmentosa.
    • Enfermedades inflamatorias de los ojos. Padecimientos como la uveítis, donde el cuerpo ataca a sus propios tejidos, pueden dañar los vasos sanguíneos de la retina y causar hinchazón de la mácula.
    • Medicamentos. Ciertos medicamentos tienen efectos secundarios que pueden ocasionar edema macular.
    • Tumores del ojo. Tanto tumores benignos como malignos pueden ocasionaredema macular.
    • Cirugía ocular. Aunque no es común, usted puede desarrollar edema macular después de una cirugía de glaucoma, cataratas, o de retina.
    • Lesiones. Lesiones oculares.

    Síntomas del edema macular

    El edema macular es indoloro y usualmente no presenta síntomas al inicio. Cuando presenta síntomas, estos son una señal de que los vasos sanguíneos del ojo pueden tener fugas extravasándose.

    Los síntomas comunes del edema macular incluyen los siguientes:

    • visión central borrosa u ondulada
    • los colores tienen una apariencia desteñida o diferente
    • dificultad para leer

    Diagnóstico del edema macular

    Durante un examen ocular, el oftalmólogo dilatará (hará más grandes) las pupilas para poder observar la retina, que se localiza en la parte posterior del ojo.


    El oftalmólogo puede realizar otras pruebas que proporcionen un vistazo más detallado del interior del ojo, tales como las siguientes:


    Tomografía de coherencia óptica (OCT, por sus siglas en inglés). La OCT es otra manera de observar en detalle la retina. Una máquina analiza la retina y provee imágenes muy detalladas de su espesor. Esto ayuda al médico a detectar alguna fuga y medir la hinchazón de la mácula.

    Angiografía con fluoresceína. En esta prueba, se le inyecta un tinte amarillo (llamado fluoresceína) en una vena, generalmente del antebrazo. El tinte viaja a través de los vasos sanguíneos. Una cámara especial toma fotos de la retina mientras el tinte se traslada por los vasos sanguíneos. Esta prueba muestra si existen vasos sanguíneos con fugas y la cantidad de líquido extravasado.

    Tratamiento del edema macular

    El mejor enfoque para el tratamiento requiere tratar la causa subyacente del edema macular, al igual que las fugas y la inflamación retinal asociadas.

    El tratamiento del edema macular depende de qué lo esté causando y puede incluir lo siguiente:

    Tratamiento con láser. Con esta cirugía, el oftalmólogo aplica muchos pulsos diminutos de láser en áreas con fuga de líquido alrededor de la mácula. El objetivo es estabilizar la visión al sellar los vasos sanguíneos con fuga.

    Inyecciones de medicamento. Existen medicamentos llamados anti-FCEV. El tratamiento con anti-FCEV ayuda a reducir la presencia de vasos sanguíneos anormales en la retina y también reduce la fuga de los vasos sanguíneos. Este medicamento se aplica en el ojo a través de una aguja muy delgada.

    El blanco de los medicamentos anti-VEGF es una serie de químicos específicos en el ojo llamados “factores de crecimiento endotelial”, y son la causa fundamental del crecimiento de vasos sanguíneos anormales bajo la retina. Ciertos medicamentos se han desarrollado para bloquear éstos químicos. Una droga anti-VEGF puede ayudar con el tratamiento de edema macular, reduciendo el crecimiento de vasos sanguíneos anormales y demorando la aparición de escapes de fluido, lo cual ayuda a demorar una pérdida de la visión.

    Tratamiento con esteroides. Cuando el edema macular es ocasionado por inflamación, se pueden utilizar esteroides. Estos medicamentos se pueden administrar a través de gotas en los ojos, píldoras o inyecciones.

    Medicamento en forma de gotas para los ojos. Para tratar el edema macular cistoideo, que puede presentarse después de una cirugía de cataratas, el oftalmólogo puede recetarle gotas para los ojos con antiinflamatorios no esteroideos (AINE) durante algunos meses.

    Cirugía de vitrectomía. Cuando el edema macular es ocasionado por la tracción del vítreo sobre la mácula, puede ser necesario realizar un procedimiento llamado vitrectomía para restaurar la mácula a su forma normal (plana). El cirujano utiliza instrumentos diminutos para extraer el vítreo del interior del ojo y despegar el tejido cicatricial de la mácula. Esto alivia la tracción que está dañando la mácula.

    En ocasiones, la hinchazón en el interior del ojo puede ocasionar que la presión dentro de este aumente, a lo que se llama glaucoma. En dichas ocasiones, el oftalmólogo le dará medicamentos para controlar el glaucoma.

    Dependiendo de la causa del edema macular y el plan de tratamiento que el médico le haya recomendado, el edema macular puede tardar varios meses en resolverse. Durante este tiempo, es importante seguir el régimen de tratamiento que el oftalmólogo le recomiende a fin de que el tratamiento sea eficaz.