• Cómo aplicarse las gotas oftálmicas

    Read in English:
    Escrito por Dan T. Gudgel
    Revisado por Natasha L Herz MD
    Oct. 24, 2018

    Hay muchos tipos de gotas oftálmicas y cualquiera puede ser difícil de aplicar correctamente. Sin embargo, con algunos consejos y un poco de práctica, podrá hacerlo de manera más segura. Entre más familiarizada y tranquila esté con la forma de aplicarse las gotas será más fácil utilizarlas sin desperdiciarlas o sin aplicarlas en exceso.

    El momento y la dosificación de sus gotas oftálmicas pueden ser importantes para su tratamiento. Ya sea que esté utilizando gotas para el glaucoma, el ojo seco, una infección o una alergia, debe utilizarlas de forma correcta para obtener todo el beneficio. Si le resulta difícil aplicárselas o usarlas en el horario correcto, consulte a su oftalmólogo acerca de otras opciones que puede tener.

    Siga estas indicaciones para que le resulte más fácil aplicarse las gotas oftálmicas:

    Preparación para aplicarlas

    • Lávese siempre las manos antes de manejar las gotas oftálmicas o de tocar sus ojos.
    • Si usa lentes de contacto, sáquelos — a menos que su oftalmólogo le haya indicado que no lo haga.
    • Agite vigorosamente el frasco de gotas antes de utilizarlas.
    • Retire la tapa del gotero.
      • No toque la punta del gotero.

    Cómo ponerse las gotas

    • Incline su cabeza ligeramente hacia atrás y mire hacia arriba. Algunos encuentran que es más fácil aplicárselas si se fija la mirada en un punto específicos del techo.
    • Use una mano para halar hacia abajo su párpado inferior, retirándolo del ojo. Así se formará un bolsillo en el que podrá caer la gota.
    • Sostenga el gotero directamente sobre dicho bolsillo del párpado inferior.
    • Presione suavemente el frasco y permita que la gota caiga en el bolsillo.
      • No toque su ojo ni su párpado con la punta del frasco. Esto podría difundir bacterias u otros contaminantes que podrían reproducirse en sus gotas oftálmicas.

    Después de aplicarse las gotas en los ojos:

    • Cierre los ojos y no parpadee
    • Presione suavemente sus lagrimales, donde el párpado se une con la nariz.
      • Mantenga los lagrimales cerrados por uno o dos minutos — o por el tiempo que recomiende su oftalmólogo — antes de abrir los ojos de nuevo. Esto permitirá que la gota sea absorbida por el ojo, en lugar de drenarse hacia la nariz.
    • Utilice un pañuelo desechable para secar de sus párpados las gotas no absorbidas.
    • Repita el mismo procedimiento con el otro ojo, de ser necesario.
    • Lávese las manos después de manejar el medicamento y de haber tocado su cara.

    Otro método alternativo para aplicarse gotas en los ojos

    Para algunos, puede resultar muy difícil aplicarse gotas en los ojos con el método estándar. Los niños y quienes tienen fuertes reacciones a cualquier cosa que se aproxime a sus ojos tal vez no pueda mantener los ojos abiertos. Este método alternativo puede dar mejor resultado para algunas personas.

    • Siga los primeros pasos arriba indicados para prepararse a aplicar las gotas.
    • Lleve su cabeza hacia atrás lo más posible, sin sentir molestia o acuéstese sobre una cama o un sofá.
    • Mantenga cerrados los ojos.
    • Sostenga el frasco de gotas con su pulgar y los dos primeros dedos de la mano. Ponga los otros dos dedos en su nariz para estabilidad.
    • Sin dejar que el frasco toque su párpado, tome una gota en la esquina de su ojo cerca de la nariz.
    • Con la cabeza aún inclinada hacia atrás, abra los ojos y parpadee varias veces hasta que la gota entre al ojo.

    Más consejos para utilizar las gotas oftálmicas

    • Si necesita aplicarse más de un tipo de gotas a la vez, espere de tres a cinco minutos entre la aplicación de uno y otro medicamento.
    • Utilice sus gotas exactamente en la forma indicada por su médico.
    • Pregunte a su oftalmólogo o al farmacéutico si puede mantener las gotas en el refrigerador. Si las gotas están frías, podría ser más fácil sentir el momento en que la gota entre al ojo, para así saber dónde ha caído.
    • Si le resulta muy difícil ponerse las gotas, pídale a la persona que lo atienda o a una persona de su familia que le ayude.
    • Se pueden encontrar en el mercado distintos tipos de ayuda para aplicación de las gotas oftálmicas. Estos pueden ayudar a que la gota caiga donde debe ser, pueden ayudar a presionar la botella e incluso a mantener abierto el ojo. Pregunte al profesional de salud ocular que lo atiende qué opción puede ser la mejor para usted.