• Es posible que las células madre puedan devolver algo de la visión perdidas por DMRE húmeda

    Escrito por Kate Rauch
    Sep. 04, 2018

    En un pequeño aunque intrigante estudio, científicos ingleses han dado a pacientes ciegos algo de visión funcional con el uso de implantes de células madre embrionarias humanas. Dos pacientes ciegas recuperaron visión suficiente para volver a leer al recibir implantes de células madre en sus ojos dañados. Una de las pacientes estaba en la séptima década de la vida y la otra a fines de la novena.

    Tenían una forma severa de degeneración macular relacionada con la edad (DMRE) conocida como DMRE húmeda debido a los escapes que causa en los vasos sanguíneos. La DMRE húmeda es menos común que la forma seca de la enfermedad y a veces puede progresar a DMRE húmeda.

    Con la degeneración macular relacionada con la edad, muchas personas mayores pierden poco a poco la capacidad de ver. Es probable que ya no pueda conducir. Puede resultarles imposible leer. Los rostros de familiares y amigos desaparecen. La degeneración macular es la causa más común de ceguera en la población de edad avanzada. Entre más severa sea la enfermedad, mayor es el impacto.

    No hay cura, por lo que el mejor abordaje es adaptarse y seguir viviendo con menos visión.

    El nuevo tratamiento, aunque se encuentra aún en la etapa de investigación, es un potencial avance para quienes tiene degeneración macular. El estudio se publicó en la revista Nature Biotechnology este año.

    "Me animan los resultados de este estudio. Representa un importante avance", sostiene la Dra. Jennifer Lim, directora del departamento de retina de la Eye and Ear Infirmary en la Universidad de Illinois en Chicago. La Dra. Lim no participó en el estudio.

    Sin embargo, advierte que un estudio con solo dos pacientes es extremadamente pequeño y se requiere una investigación en un grupo mayor de personas antes de hacerse muchas ilusiones.

    "Este es un estudio no controlado, con solo 2 personas. Se requiere trabajo adicional", señala la Dra. Lim. Un estudio no controlado significa que solo se hizo en un grupo de pacientes. Los resultados no se compararon con un segundo grupo que no haya recibido tratamiento.

    En la degeneración macular relacionada con la edad, un área correspondiente al centro de la retina conocida como la mácula se deteriora y lleva a la ceguera. El deterioro es más rápido en quienes presentan el tipo húmedo de la enfermedad.

    En el estudio, los parches de células madre se implantaron bajo las retinas atrofiadas o en proceso de fenecer de las dos pacientes. Cada paciente recibió el implante en un ojo. Las células implantadas provienen de una capa nutriente inferior de la retina conocida como epitelio pigmentario retiniano o EPR.

    Las células extrañas implantadas parecen interactuar naturalmente con los tejidos circundantes para crear visión.

    El estudio se diseñó para determinar la seguridad para el paciente, el primer paso antes de hacer un estudio en un mayor número de pacientes. Hasta el momento, no ha habido efectos secundarios intratables.

    La técnica fue exitosa en estudios en animales, con anterioridad a este experimento en humanos. Los investigadores siguen tratando más humanos como parte del estudio.

    Según la Dra. Lim, "Si de hecho esta nueva forma de reemplazar el EPR da resultado, podría evitar la pérdida de la retina sobre áreas de atrofia”.

    Por el momento, la cirugía y los medicamentos pueden retardar la progresión de la degeneración macular relacionada con la edad y mejorar la visión. Entre más pronto reciba tratamiento, mayor será el potencial de obtener beneficios.

    La Academia Americana de Oftalmología recomienda que todos los pacientes se sometan a un examen general practicado por un oftalmólogo a partir de los 40 años de edad. Cualquiera que experimente cambios en la visión, en cualquier momento, debe consultar de inmediato a un oftalmólogo.

    Algunos de los así llamados tratamientos con células madre pueden ser peligrosos

    La Dra. Lim quiere dejar en claro que este estudio no se relaciona con clínicas no controladas que inyectan células madre en los ojos para tratar la pérdida de visión. Esta práctica ilegal puede tener consecuencias nocivas.

    Dado que ahora se tiene un conocimiento más generalizado de las células madre, han aparecido algunas clínicas de dudosa categoría que aprovechan la popularidad del tema. Se han presentado varios casos de pacientes que queda ciegos por los así llamados tratamientos con células madre que carecían de una base médica real.

    Para cualquier tratamiento médico, solo debe acudir a instalaciones médicas con licencia, aprobadas por la junta médica del estado. Además, según el Dr. Rahul Khurana, especialista en retina y Profesor Clínico Asociado de Oftalmología del Centro Médico de la Universidad de California en San Francisco, por el momento, las células madre para afecciones de la retina solo se están comenzando a utilizar, en condiciones de seguridad, en estudios clínicos.