• Soluciones de venta libre para ojos muy rojos

    Escrito por Kate Rauch
    Revisado por Omar R Chaudhary MD
    Dec. 29, 2017

    ¿Qué causa el ojo rojo?

    La mayoría de nosotros hemos experimentado ojos muy rojos u ojo rosa. Pueden verse muy desagradables, con rayas rosadas o rojas en la conjuntiva y en la esclera, que generalmente son blancas. Los ojos muy rojos también pueden ser incómodos — con picazón, lagrimación y ardor, todos estos síntomas comunes. Los ojos rojos son generalmente causados por algunos irritantes externos (llamados alérgenos), como:

    • polen (fiebre del heno)
    • cloro de las piscinas
    • mascotas
    • polvo
    • moho
    • humo de cigarrillo
    • perfumes

    Para combatir la irritación, sus ojos producen una sustancia llamada histamina, que dilata e inflama los pequeños vasos sanguíneos debajo de la superficie del ojo.

    Muchos casos de ojos rojos son inofensivos y responden bien a los tratamientos caseros o con medicamentos de venta libre. Lo mejor que puede hacer es encontrar qué alérgeno está causando el ojo rojo y evitarlo. Pero algunas causas de ojos rojos requieren diagnóstico médico y medicamentos con prescripción.

    Entonces, si su ojo está rosa o muy rojo ¿Qué debe hacer? ¿Qué puede hacer en casa y cuándo debería ver un médico?

    La Dra. Brenda Pagán-Duran, oftalmóloga de New Jersey, tiene algunos consejos para ayudarle a decidir.

    Debería ver un médico si sus ojos están rojos y...

    • Están filtrados o incrustados con mucosidad amarilla, marrón o verde. Esto puede ser un signo de infección que necesita tratamiento médico urgente.
    • Si siente dolor en o alrededor de los ojos o tiene una sensibilidad inusual.
    • Si tiene una sensibilidad inusual a la luz.
    • Si tiene fiebre o malestar general.
    • Si el enrojecimiento o las molestias duran más de una semana, después de haber probado los remedios caseros.
    • Si su hijo ha estado expuesto a ojo rosa (conjuntivitis) en la escuela o acampando.

    Si tiene ojos muy rojos, pero ninguno de estos síntomas es más serio, puede intentar algunos remedios en casa para ayudar.

    Remedios caseros para ojos muy rojos

    • Usar lágrimas artificiales de venta libre. Estas gotas alivian la irritación y lavan los alérgenos del ojo. Úselos hasta cuatro veces al día. Si usa lágrimas artificiales con más frecuencia, debe adquirir lágrimas artificiales sin conservantes.
    • Usar gotas antihistamínicas para los ojos de venta libre, especialmente si es propenso a las alergias estacionales. Estas gotas ayudan a aliviar el prurito.
    • Decongestionantes. Estas gotas reducen el enrojecimiento de los ojos. Evite usarlas por más de tres días. El uso a largo plazo puede empeorar el enrojecimiento (llamado también "enrojecimiento de rebote").
    • Colocar compresas frías o paños en los ojos cerrados un par de veces al día.
    • Evitar desencadenantes o irritantes como humo, vapores, polen, polvo, cloro o caspa de mascotas. Si no sabe qué es lo que le irrita los ojos, consulte a un alergista. Pueden hacerle pruebas para descubrir a qué es alérgico.
    • Deshumidificador. Si el moho causa enrojecimiento, limpie el moho en su hogar y considere un deshumidificador para absorber el exceso de humedad.
    • Lave sus manos con frecuencia, no tocarse los ojos a menos que se haya lavado las manos, y usar ropa de cama y toallas limpias todos los días.

    Si después de aproximadamente una semana los remedios caseros no ayudan, podría tener una infección ocular. Dos tipos principales de infección causan ojos rojos — viral y bacteriana. También hay infecciones oculares por hongos, que son menos comunes.

    El ojo rojo (conjuntivitis) puede ser viral o bacteriano. Es importante obtener un diagnóstico de un médico, porque los tratamientos difieren según el tipo de infección.

    “Entiendo que algunas personas sienten que esto es solo una alergia o un virus y que si esperan, desaparecerá. Pero si tienen otros síntomas asociados y ha pasado una semana, deben asegurarse de que no estén pasando otras cosas”, sostiene la Dra. Pagán-Duran.

    Las infecciones oculares virales son el tipo más común, tienden a mejorar por sí solas y no requieren medicamentos prescritos. Las infecciones oculares bacterianas requieren antibióticos. Ambos tipos de infecciones son contagiosas y se propagan fácilmente. 

    Los médicos o pediatras familiares pueden diagnosticar la mayoría de las infecciones oculares. Los oftalmólogos tienen las herramientas y la experiencia para una evaluación más detallada.