• Seguridad ocular durante las protestas

    Read in English:
    Escrito por
    Revisado por Ravi D Goel MD
    Nov. 03, 2020

    Los manifestantes que salen a la calle pueden quedar en la línea de fuego y ser heridos por balas de goma, proyectiles, gases lacrimógenos, gas pimienta o pistolas de paintball. Los proyectiles como las balas de goma, pueden no ser letales, pero pueden causar una lesión grave en los ojos e incluso provocar ceguera. A nivel mundial, las lesiones oculares graves ocasionadas durante disturbios y guerras urbanas están en aumento.

    Si planea unirse a una protesta, la Academia Americana de Oftalmología le recomienda llevar protección para los ojos con usted, en caso de que una manifestación pacífica se vuelva violenta. La protección ocular adecuada puede ayudar a prevenir posibles lesiones por balas de goma y otros proyectiles. Pero tenga en cuenta que los anteojos, las gafas de seguridad y otros protectores oculares, no siempre brindan una protección del 100%. Si su ojo está lesionado, es una emergencia médica. ¡Debe proteger ese ojo de inmediato!

    Qué hacer si su ojo está lesionado por una bala de goma u otro proyectil:

    • No toque su ojo.
    • No frote su ojo.
    • Manténgase erguido y mantenga la cabeza levantada.
    • Coloque un escudo duro alrededor de su ojo. Sostener o pegar un protector ocular temporal, como un vaso de papel o un vaso de espuma de poliestireno, puede funcionar en una emergencia. No permita que el escudo toque la superficie del ojo.
    • Si el ojo sufre una ruptura o se abre, se debe guardar su contenido. Mantenga el escudo en su ojo y vaya a la sala de emergencias o llame a su oftalmólogo de inmediato. También puede llamar con anticipación a la sala de emergencias para asegurarse de que un oftalmólogo esté de guardia en el hospital.

    Además de las balas de goma, las multitudes de manifestantes pueden estar expuestas a recibir gases lacrimógenos o gas pimienta. El gas lacrimógeno puede causar lesiones oculares graves, que incluyen: hifemauveítisglaucoma secundariocataratasneuropatía del nervio óptico y pérdida de la visión. Las gafas y otros protectores oculares pueden ayudar a evitar la exposición al gas lacrimógeno, pero no brindan una protección del 100%.

    Si está expuesto al gas lacrimógeno, siga los siguientes pasos de inmediato:

    • Aléjese del área con gases lacrimógenos lo más rápido y seguro posible.
    • Enjuague los ojos con abundante agua limpia o utilice colirio (disponible en la mayoría de las farmacias).
    • Retire cualquier prenda de ropa que esté cerca de la cara.
    • Busque aire fresco.
    • Busque un lugar alto (el gas lacrimógeno es más pesado que el aire).
    • Parpadee con frecuencia para estimular la lagrimación.
    • No frote sus ojos (al hacerlo podría esparcir cristales de sustancias químicas en la superficie del ojo).
    • Retire sus lentes de contacto.
    • Obtenga ayuda médica de inmediato.

    Si está expuesto al gas pimienta:

    • No toque el área de los ojos. El gas pimienta está hecho a base de aceite, por lo que al tocar el área lo esparcirá.
    • Parpadee con frecuencia para ayudar a limpiar los ojos.
    • Enjuague sus ojos con abundante agua limpia o utilice colirio (disponible en la mayoría de las farmacias). Contrario a lo que puede haber escuchado, no es recomendable utilizar leche para lavar los ojos, porque no es estéril. Un pequeño estudio comparó cinco tratamientos (Maalox, 2% lidocaína en gel, champú para bebé, leche y agua) y no encontró ninguna diferencia en el alivio del dolor.
    • Lave la piel alrededor de los ojos con champú para bebé. Esto reducirá el aceite de pimienta sin irritar los ojos.